banner antec

 

Gigabyte ha desarrollado esta placa base pensando de manera directa en los nuevos procesadores Intel Kaby Lake. Desde luego en esta placa base podremos instalar un procesador Skylake, sin mayores problemas, pero la finalidad de esta placa base, podemos decir sin lugar a dudas, no es esa. La finalidad es albergar, como en nuestro caso, un procesador de la serie ‘K’ de Intel. Nosotros hemos contado con el Intel i7 7700K, pero también podríamos instalar un Core i5 o el primer Core i3 totalmente abierto para overclocking.

Según las especificaciones, esta placa base soporta tanto procesadores de 6ª como de 7ª Generación de Intel, aunque claro, debido a que lleva el chipset Intel Z270, lo ideal es instalar un procesador de 7ª Generación. Hablamos del i7 7700K, pero sin problemas podrían instalarse los procesadores de las gamas Core i5, Core i3, Intel Pentium e Intel Celeron.

Junto al procesador, encontramos un sistema de 9+2 fases. Esto ha sido pensado para las tareas de overclocking, ya que esto permite ofrecer una tensión estable y constante, permitiendo que el overclocking sea estable y así poder subirse más y sin mayores problemas la potencia del procesador. La realidad es que igual tiene alguna fase de potencia más de la necesaria, pero esto se hace para evitar problemas y que la estabilidad de la tensión sea lo mejor posible.

Gigabyte Aorus Gaming7 3 - Review: Gigabyte Aorus Z270X Gaming 7



 


LEER MÁS
Nox amplía la serie Hummer con dos refrigeraciones líquidas: H-120 y H-240 Aura
Share.

About Author

Técnico Intermedio en PRL, Técnico Superior en Energías Renovables y en Desarrollo de Productos Electrónicos. Docente de Formación No Reglada. Exigente con el hardware y curioso por naturaleza. Kirchhoff, Maxwell y Thevenin mis maestros y mi pasatiempo el álgebra booleana. Igual te calculo el potencial eólico del viento para un panel fotovoltaico, que te calculo la generación solar de un aerogenerador... o algo así. Stargate es la mejor serie de la historia de la ciencia ficción y lo sabes.