Portatil Gaming ASUS TUF Dash F15 – Review

Los portátiles gaming están dando enormes pasos hacia adelante gracias a la última serie de tarjetas gráficas RTX 3000 de NVIDIA, que están haciendo que lleguen a unas capacidades nunca vistas antes, con el añadido de la portabilidad. El ejemplo de hoy es el Portatil Gaming ASUS TUF Dash F15, que presume de una RTX 3070 y un Intel Core de 11ª Generación i7-112370H, lo cual lo deja a la altura de muchos ordenadores de sobremesa de entusiastas.

Agradecemos a Asus que nos haya cedido el producto para su review

Vista previa Producto Precio
ASUS TUF Dash F15 1.316,35 EUR

Unboxing

La caja del ASUS TUF Dash F15. No tiene apenas color, en contraste con la idea de que el gaming debe de tener mucho color, lo que da una sensación de que es un portátil más de productividad, auqnue no sea así.

Su vista trasera, con la información técnica de materiales para su reciclaje correcto.


Diseño

El portátil ASUS TUF Dash F15 cerrado. Se ven las letras y el logo de de la serie TUF, y poco más. Un diseño simple y menos cargado de lo que es lo habitual en portátiles gaming.

Los pilotos de control, que nos indican la actividad del portátil. Uan vez se abre, el portátil, son visibles debajo de la pantalla.

La pare inferiro del ASUS TUF Dash F15. Se aprecian los conductos de ventilación inferior, y la tapa inferior desmontable para limpieza de componentes o la introducción de un SSD NVMe de expansión.

Así es el chipset y la placa del ASUS TUF Dash F15. La batería tiene un gran tamaño, que explica su larga duración. Vemos el puerto de expansión para una SSD NVMe, pues 1 Tb,s iendo un portátil gaming, se va a quedar corto rápidamente dado que muchos juegos empiezan a acercarse a los 100 GB de espacio.

Aquí vemos la placa integrada, con la CPU y la GPU.

El puerto para un segundo SSD NVMe. Es de Gen 3×4.

Ahora pasamos a ver y apreciar el portátil abierto. El teclado integrado es bastante compacto. Al ser pensado para gaming, tiene las teclas WASD en un color blanco para que sepas dónde posicionar la mano en la amplia mayoría de juegos que usan este esquema de control.

Las teclas multimedia no son las habituales de cualquier teclado. Hay de control directo sin tener que usar el botón de función como las de subir o bajar volumen. Al no tener que usar teclas para control, algunas teclas F pueden servir también para cortar, o bajar o subir el brillo de la pantalla o el teclado.

La habitual epgatina con información técnica nos informa de algunas de las capacidades del ASUS TUF Dash F15. Una pantalla de 240 Hz y solo 3 milisegundos de latencia, carga con puerto Thunderbolt 4, y WiFi 6 integrado.

En conectividad, tenemos puerto RJ41 para cable Ethernet, HDMI para conectarlo a una pantalla auxiliar, USB-A y USB-C, junto a un puerto jack de audio.

Por último, en el lado derecho tenemos dos puertos USB más. Tiene suficientes puertos por si queremos usar nuestro propio teclado y ratón USB, y luego usar un hub USB para el resto de periféricos que le queramos meter como una webcam o un micrófono.

Así se ve la retroiluminación del teclado. Las teclas WASD resaltan más al ser transparentes con las letras opacas. El software de control nos permite ajustar la luminosidad, pero no llega a ser RGB solamente tiene disponible este tono de verde.

Galería


Conclusión

Solamente mirando las capacidades técnicas, se ve que, pese a que parezca que el ASUS TUF Dash F15 tiene un precio elevado, lo compensa si queremos tener un portátil dedicado para el gaming. 16 GB de memoria RAM es más que suficiente para poder mover cualquier juego moderno del mercado, y una RTX 3070 de 8 GB de GDDR mueve los juegos en alta calidad a 1080p y 60 FPS. Tomando como referencia un juego God of War, que en su día fue un referente del potencial gráfico de PS4, este modelo de portátil puede moverlo sin problemas, y muchos juegos que van a venir en el futuro.

Cómo no, no falta su componente de portabilidad, con una batería con una duración de todo un día si nos dedicamos a productividad de ofimática y reproducción de vídeos en Youtube. Evidentemente, va a reducirse conforma juegos más potentes le pongas, pero dura una cantidad de horas suficiente como para que en un viaje en tren compense sacarlo para jugar sin problemas. El hecho de que puedas cargarlo con un cable USB hace que no tengas que llevar tantos cables, y es un cambio que se agradece porque durante décadas los cables de carga de portátiles han sido aparatosos. Prácticamente, podemos cargar el móvil y un portátil gaming con el mismo cable sin problemas.

El factor de precio importa mucho. Sí, supera los 1.100 euros o más, pero sabiendo que es un portátil con una batería de alta duración y componentes de gama de entusiastas, está ajustado y sigue siendo una muy buena opción si el salto de componentes que queremos hacer es considerable. Claramente no es un portátil por el que decantarse si eres un estudiante con un presupuesto limitado, o eres un trabajador a distancia que necesita un portátil para el trabajo.

Que tenga un teclado retroiluminado es ideal para cuando jugamos o escribimos por la noche. la iluminación es hoy día algo indispensable en teclados, pero viendo que el teclado solamente ofrece una luz de color verde, esperábamos al menos varios colores más de RGB por tema de personalización.

  • Un precio aunque elevado, muy justificado sabiendo que es un portátil de altísima gama. Va a reproducir cualquier juego que se venga a 60 FPS casi sin problemas.
  • Batería de larguísima duración para productividad.
  • Carga mediante cable USB-C.
  • Un diseño mucho menos cargado y saturado que la mayoría de portátiles gaming.
  • Su precio si solamente buscas un portátil de oficina o de estudiante.
  • El teclado retroiluminado solamente tiene color verde.
Salir de la versión móvil