Blue Origin espera construir una estación espacial comercial

La empresa Blue Origin propiedad de jeff bezos ha anunciado que tiene planes más ambiciosos que el simple turismo espacial. Están trabajando en la creación de su propia estación espacial con fines comerciales llamada Orbital Reef, que pretende ser un centro industrial y comercial con visos a comenzar a operar a partir de 2026.

Orbital Reef será desarrollado, poseído y operado en asociación con Sierra Space, una subsidiaria de la corporación Sierra Nevada. Sierra Space es conocida por Dream Chaser, una nave espacial que comenzará a operar en 2022 y transportará cargas a la Estación Espacial Internacional. Orbital Reef también cuenta con el respaldo de las empresas Boeing, Redwire Space, Genesis Engineering Solutions y la Universidad Estatal de Arizona. Esperan utilizar Starliner de Boeing y Dream Chaser de Sierra Space para transportar carga y pasajeros a Orbital Reef.

Blue Origin quiere estaciones espaciales con fines comerciales

En un comunicado de prensa, Blue Origin dijo que con Orbital Reef ofrecerán a los clientes de investigación, clientes industriales, internacionales y comerciales los servicios de extremo a extremo competitivos en costes que necesitan, incluido el transporte y la logística espaciales, la habitación espacial, el alojamiento de equipos y las operaciones que incluyen a bordo tripulación. Afirman que cualquiera que desee establecer su propia dirección en órbita” puede hacerlo.

Orbital Reef espera ser habitable para hasta 10 personas gracias a que contará con una arquitectura espacial centrada en el ser humano con servicios y comodidades. Habrá varios puertos para visitar las naves espaciales y los módulos. Tendrá con un sistema abierto que permitirá que cualquier cliente o nación lo use. Esperan aumentar las capacidades de las instalaciones y servicios públicos a medida que aumente la demanda.

Uno de los principales problemas del turismo espacial es la necesidad de escalar e inversores que quieran que se haga posible para que sea posible reducir los costes. Blue Origin espera conseguirlo con la estación espacial con fines comerciales Orbital Reef para normalizar los vuelos espaciales, ya que crearán un ecosistema empresarial en la órbita terrestre baja que genere nuevos descubrimientos, nuevos productos, nuevos entretenimientos y más.

Fuente: Engadget

Salir de la versión móvil