Byzantium, la actualización de Ethereum, no gusta nada a los mineros

Byzantium, la próxima actualización de la red Ethereum, llega con retrasos y mucha polémica, ya que los mineros quieren que se reduzca la dificultad a la hora de minar los bloques.

Llevamos algún tiempo liados con el tema de Ethereum y su dificultad de minado, algo que los mineros no ven con buenos ojos, porque cada vez se saca menos y que los desarrolladores quieren solucionar de una manera equitativa. Desde julio o incluso antes, se está trabajando en mejorar el protocolo de Ether, con el EIP 649, el cual estaría siendo desarrollado con el fin de reducir el tiempo de minado de los bloques de transacciones, por el cual, los mineros son compensados con una cantidad ‘x’ de ETH, la moneda de esta plataforma.

Aquí es cuando llega el conflicto y es que Byzantium, la próxima actualización de la red, para mejorar la funcionalidad y estabilidad de la misma, implementaría un ajuste en los bloques de la red, reduciendo los tiempos de minado en 10 segundos, una importantísima reducción. Vitalik Buterin no quiere que ETH pierda valor, ya que ronda actualmente los 300$ y parece ser que la idea es que también se reduzca el valor de la recompensa, que pasaría de 5 ETH para todos los que minan el bloque a los 3 ETH para todos los que minan el bloque.

Esta solución está siendo controvertida, por algo que incorpora el protocolo de Ethereum, denominado ‘bomba de dificultad’. Básicamente, esta función lo que hace es desarrollar bloques de manera constante pero con más eficiencia en el tiempo o lo que es lo mismo, se busca que estos se tarden lo menos posible en minar. Aquí nace el conflicto, ya que el código tiene el propósito de incentivar el minado, pero si se realiza este cambio mediante fork, los usuarios críticos, creen que se podría dar la situación inversa, una reducción de la recompensa.

Lógicamente, los ataques a esta idea no se han hecho esperar y algunos mineros han asegurado que lo que se busca es dificultar el minado y además destacan que cuando más difícil de minar es un bloque, mayor debería ser la recompensa. Byzantium está siendo polémica desde el primer día y el retraso ya no gusto a los mineros y ahora está prevista esta actualización para finales de octubre, sin fecha concreta. Además, cabe decir, más que nunca, que de aquellos fangos, estos lodos, porque ya la actualización del protocolo, que se denominó EIP 186, trajo mucha polémica en su momento.

Salir de la versión móvil