Intel ahora vaticina que la escasez de stock continuará hasta 2024

La escasez de componentes que venimos sufriendo y afecta al stock lleva desde el inicio de la pandemia, haciendo que haya muy poco stock de productos electrónicos, y si hay stock, lo hay a precios elevados. Si bien se cree que lo peor de esta crisis ya ha pasado, no se sabe bien cuándo volverá a niveles prepandémicos, si es que volverá. Algunos espera que acabe este año, otros el que viene, pero Pat Gelsinger de Intel ahora vaticina que se alargará hasta entrados 2024 en lo referente al stock para los clientes.

Gelsinger había predicho el fin de la escasez numerosas veces. En una nueva entrevista con Data Check de CNBC, Gelsinger actualizó su predicción y ahora espera que la escasez de chips dure hasta 2024.

No faltará materia prima, sino equipos para combatir la escasez de componentes

La falta de materia prima es parte de la razón por la que cree que la escasez general de semiconductores ahora se desplazará hacia 2024, desde sus anteriores predicciones de que acabará en 2023. Pero cree que se va a alargar debido a que la escasez ahora ha afectado a los equipos de las fundiciones, que no podrán expandirse para sufrir la demanda durante al menos un año entero..

En octubre de 2021, Gelsinger predijo que estaban en lo peor, pero cada trimestre irá mejorando. Aunque no habrá un equilibrio entre la oferta y la demanda hasta el 2023. Lisa Su de AMD auguraba algo mejor, y esperaba que para la segunda mitad de 2022, se viera un aumento en la oferta de productos electrónicos. Aún es pronto para dar una valoración de quién se ha acercado más, puesto que ahora hay que tomar en consideración los rebrotes de Covid-19 en China y la guerra entre Ucrania y Rusia.

Los fabricantes de consolas han luchado con la escasez de existencias durante más de dos años. La pandemia de COVID-19 cerró las cadenas de suministro esenciales y aumentó significativamente la demanda de dispositivos de juego a medida que los países implementaron medidas de distanciamiento social. Es otra de las grandes demandas de productos electrónicos derivados de la pandemia que no se tiene tan en cuenta, y es que hoy día sigue siendo muy difícil hacerse con una PlayStation 5 o una Xbox series S, y próximamente lo será con una Nintendo Switch.

Aunque las declaraciones de Gelsinger indican que no habrá problemas sobre la cantidad de materia prima que llega. Todo se debería a que hay más demanda que satisfacer y para ofrecer dicha oferta, hay que aumentar el ritmo de la producción, lo que requiere maquinaria de precisión que no es fácil de conseguir.

Fuente. Videogames Chronicle

Salir de la versión móvil