Gigabyte: La unidad AORUS NVMe Gen4 SSD no llegaría hasta 2020

Nuevos datos al respecto de la unidad Gigabyte AORUS NVMe Gen4 SSD, la cual no llegaría al mercado hasta el próximo año y con un precio desconocido.

El primer fabricante en lanar un SSD M.2 basado en la interfaz PCIe 4.0 ha sido Gigabyte. La unidad ya fue presentada por la compañía durante el Computex 2019 y ofrecerá unas prestaciones únicas. Posiciona al conocido fabricante de placas base por delante de la competencia con respecto a este tipo de unidades. Para el usuario supone un extra de rendimiento.

La unidad de Gigabyte se basa en la controladora Phison PS5016-E16 y se combinara con chips Toshiba Bisc4 NAND Flash. Para conseguir grandes velocidades de lectura y escritura, se implemente conectividad PCIe 4.0 x4. La unidad según los primeros test de rendimiento debería ofrecer un 40% más de rendimiento que unidades similares PCIe 3.0.

Gigabyte anuncia el lanzamiento de la unidad AORUS NVMe Gen4 SSD

Sobre todo, esta unidad se caracteriza por ofrecer velocidades de lectura de hasta 5 000MB/s y velocidades de escritura de hasta 4 400MB/s. Respecto a la lectura aleatoria 4K ofrecerá hasta 750 000 IOPS y en cuento a escritura aleatoria 4K ofrecerá hasta 700 000 IOPS. Esta unidad llegara en capacidades de 500GB, 1TB y 2TB.

Uno de los problemas de las unidades M.2 es la temperatura, que genera una perdida de rendimiento. Para evitar este problema Gigabyte ha implementado en esta unidad AORUS un disipador de cobre bastante generoso. Un disipador de cobre que cubre la unidad por encima y por debajo, dejando libre solo el punto de sujeción a la placa base y el conector.

Dicho disipador se caracteriza por contar con 30 aletas de cobre de buen grosor para disipar el calor eficientemente. Entre ellas hay un espacio para favorecer el flujo de aire y la disipación del calor. Gigabyte indica que tiene una conductividad térmica de 401W/mK. Los pads térmicos estan directamente en contacto con el controlador y las memorias.

Gigabyte de momento no ha dado datos sobre el precio o la disponibilidad de estas unidades. Todo apunta a que llegarían al mercado el próximo año y no serán unidades precisamente económicas. Para su funcionamiento a pleno rendimiento se deberá instalar en placas base compatibles con el interfaz PCIe 4.0.

Salir de la versión móvil