Los servidores de Oracle y Google también sufren en esta ola de calor

Si vives en España, no será noticia decirte que estamos en una ola de calor. Actualmente lo está sufriendo todo el hemisferio norte, con avisos de Nintendo y de Valve de que no usemos la Nintendo Switch o la Steam Deck en estas olas de calor porque podrían dañarse. Pero no son solo los gpequeños dispositivos con una refrigeración reducida lo sufren, sino también los grandes equipos que necesitan de mucha refrigeración y flujo de aire para mantenerse activos como le ha pasado a Google y a Oracle con sus servidores en esta ola de calor.

The Register informó por primera vez sobre los fallos relacionados con el calor de los servidores en la nube. La ola de calor está causando estragos masivos, y es un aviso de lo que se nos viene, con lo que es un aviso de que hay que adaptar la refrigeración de los data center.

Ni siquiera Google resiste esta ola de calor

El calor ha causado daños en los sistemas de computación en la nube situados en Inglaterra. Los servidores de la nube de Oracle se desconectaron el martes por la tarde y volvieron el miércoles alrededor de las 11 a.m. UTC. Al parecer, el centro londinense de la empresa no pudo soportar los 40º C, lo que derivó en un cierre por protección. El informe señala que algunos usuarios de Oracle Cloud sufrieron retrasos en el acceso a sus datos alojados en los servidores de sus centros de datos.

Aunque los servidores fueron aparentemente restaurados, el servicio señala que “un subconjunto de recursos de Oracle Integration Cloud sigue experimentando un impacto“, y este problema duró hasta el miércoles.

data_center_cooling640x360 data center refrigeración centro de datos datacenter datacenters sostenibles ecologicos verdes

El martes por la mañana, Google también avisó que varios de sus servidores en la nube del Reino Unido estaban experimentando problemas. Se han reportado errores adicionales, altas latencias y cortes en el servidor de su banco de servidores europe-west2, también ubicado en Londres. Al parecer, estas interrupciones de los servidores afectan a servicios de Google, entre los que se encuentran Google Cloud Storage, Cloud Machine Learning, Cloud Firestore y Cloud Datastore.

Todo esto estaría relacionado con un “fallo relacionado con la refrigeración” en uno de los edificios que albergan los servidores de europe-west2. Si bien sistemas de refrigeración se han restablecido y algunos servicios deberían de volver a estar en línea, se notaron problemas después de esta actualización del estado de los servidores.

Durante el miércoles, usuarios de varios servicios aún sufrirían apagones e interrupciones del servicio. Tanto Oracle como Google dijeron que no debería de haber más interrupciones del servicio para los usuarios del Reino Unido mientras intentan que todos los diversos programas vuelvan a funcionar.

Fuente: Gizmodo

Salir de la versión móvil