La RAM y los SSD aumentaran de precio en 2018 por el encarecimiento de las obleas de silicio

El reciente anuncio del aumento del precio de las obleas de silicio implica que el problema del precio de la RAM y los SSD aumentara el próximo año y no veremos una reducción en los precios, como se había previsto.

Ayer mismo nos hacíamos eco de la subida de precio de las obleas de silicio, que provocara un aumento en el precio de los procesadores y las tarjetas gráficas. El problema es que la memoria RAM y los SSD también van en aumento por la escasez de memorias NAND Flash. RAM y SSD, además de las tarjetas gráficas, han sufrido aumentos notables de precios por esta problemática y la cosa va a ir a peor y es que las previsiones es que tras año y medio de subida constante, el próximo año aun suban más.

La excusa inicial del alto precio de las memorias RAM, apuntaba a la fuerte demanda de los fabricantes de memorias NAND Flash, por el aumento de la RAM y la ROM en los terminales móviles, provocando una escasez generalizada y claro, si la demanda es alta y sigue aumentando y la producción no da para todo el mercado se suben los precios y solo quedan dos opciones, pasar por el aro o no.

Esta situación es tan mala que se espera un aumento del 20% desde hoy hasta el final de año y también se debería producir un aumento en 2018 y 2019, según las nuevas previsiones. Pese a que se espera un aumento de la producción para el próximo año que debería mitigar los precios altos, el problema reside en que la fabricación de chips se basa en el silicio y claro, si el silicio sube de precio, las memorias suben de precio.

Básicamente los componentes básicos del ordenador que no subirán de precio serán los disipadores, las placas base, las fuentes de alimentación, los discos duros mecánicos y el chasis. El resto de componentes internos sufrirá una fuerte subida de precios durante el próximo año, algo realmente negativo y que encarecerá mucho los sistemas, por lo que un equipo de gama media, puede ser inasumible para muchos usuarios, debido al aumento del precio del silicio. No se espera una subida de precio del cobre, al menos, de momento, porque si sube, ya nos podemos dar por jodidos.

Fuente: TPU

Salir de la versión móvil