El Apple M1 tardará más de lo normal en ejecutar Microsoft Office

Los nuevos equipos Apple MacBook basados en el procesador Apple M1 deberían funcionar sin problemas. Estos nuevos procesadores basados en la arquitectura ARM, prometen ofrecer un buen desempeño dentro de un ecosistema muy cerrado. Pero, ese buen funcionamiento se limitara a cuando exista compatibilidad completa con la aplicación. Microsoft ya ha avisado que su suit ofimática Office no está optimizada para los procesadores de Apple.

El principal problema que existe es que todos los desarrolladores deberán modificar el código fuente de su software. Se debe hacer porque los procesadores de Apple son de arquitectura RISC, que soporta un menor número de instrucciones. Mientras que el software de Microsoft, por ejemplo, está pensado principalmente para procesadores x86.

Clave de activación para Office 2019 Professional Plus
  • Claves de licencia para Microsoft Office 2019 Pro Plus | Solo compatible con Windows 10 | Enviar por correo electrónico y postal
  • No se enviarán medios (DVD/USB/CD) - Consulte su Centro de mensajes de Amazon para encontrar su licencia
  • puede encontrar una licencia de correo electrónico: inicie sesión en su cuenta de Amazon y haga clic en: Su cuenta (arriba a la derecha con su nombre) - Centro de mensajes - ** Mensajes relacionados con el comprador / vendedor ** www.amazon.es/gp/message
  • Descargar desde el sitio oficial de Microsoft: https://setup.office.com/
  • https://www.amazon.es/gp/message
16,99 EUR

Apple quiere que Microsoft adapte Office a sus procesadores

Para poder disfrutar de Office en los nuevos MacBook con el Apple M1, se deberá utilizar el emulador Rosetta 2. Este emulador lo que hace es traducir el código de la suit ofimática, algo que le cuesta unos 20 segundos. Algo necesario, ya que el software debe ser reconocido por el procesador ARM. Una vez terminado el proceso de ‘traducción’, el software podría ir más rápido que en otras versiones.

Gracias a la documentación interna de Apple, sabemos que Microsoft ya les ha informado del problema. Desde la compañía reconocen que el software tardara más tiempo en ejecutarse debido a la simulación. Tras la compilación, los usuarios pueden notar que el tiempo de arranque o ejecución es más lento de lo normal.

Como es lógico Apple ha pedido a Microsoft y al resto de desarrolladores que se pongan las pilas y adapten el código. Han indicado que deben adaptar el software a los nuevos MacBook, para que el procesador los reconozca y funcionen con normalidad. El problema es que esto lleva un tiempo, más del que ha dado Apple a los desarrolladores de software.

Fuente: MD

Salir de la versión móvil