Termina la batería más grande del mundo, fabricada por Tesla en Australia

Tesla ya termina la fase de puesta en marcha de la batería más grande del mundo y ahora trabajan en pruebas hasta el 1 de diciembre, que se pondrá oficialmente en marcha.

Uno de los grandes problemas de la electricidad, es que no se puede almacenar por mucho tiempo y almacenarla, resulta bastante caro, sobre todo en instalaciones fotovoltaicas aisladas. Pero Tesla está trabajando en este campo y gracias a una apuesta que combina por un lado un gran movimiento de prensa y marketing, con la responsabilidad social de la compañía. La compañía liderada por Elon Musk, ha terminado la construcción, montaje y puesta en marcha de la batería de litio más grande del mundo y que tiene como misión dar energía renovable a una región entera en Australia.

Puede parecer sencillo, pero la puesta en marcha ha sido un reto y ha costado nada menos que cien días, iniciándose el proceso en el mes de septiembre. Esta gigante batería, ya terminada, empieza una fase de pruebas, que durara unos días, para ver si cumple con la normativa técnica de la AEMO, el cual es un regulador local, además de cumplir con la normativa y los requisitos del gobierno del sur de Australia, antes de que esta pase a estar en funcionamiento de manera definitiva el próximo 1 de diciembre de este mismo año.

La puesta en marcha de la batería gigante será conjunta, ya que con Tesla, se encuentra la compañía Neoen, una compañía francesa que se dedica a las energías renovables, la compañía contratista, el grupo de ingeniería Consolidated Power Projects y el Primer Ministro del Sur de Australia. Esta batería está dentro del parque de aerogeneradores Neoen’s Hornsdale Wind Farm, quien abastecerá de energía a las baterías, que luego entregara cuando los aerogeneradores no sean capaces de suministrar la energía necesaria, ya sea por falta de generación o por exceso de demanda.

Salir de la versión móvil