Analizamos el chasis Sharkoon DG7000-G, un chasis de formato ATX, que combina características de gama alta, como el lateral completo de cristal templado y de gama de entrada.

Disponer de un buen chasis es fundamental, ya que no es solo un elemento para disponer nuestro hardware, es un elemento que se encargara de proporcionar un buen flujo de aire para mantener refrigerado nuestro hardware y un elemento que veremos a todas horas, por eso es importante elegirlo bien. Sharkoon hace mucho tiempo que hace chasis de ordenador y hoy nos han mandado la Sharkoon DG7000-G, un chasis peculiar que recoge elementos de la gama de entrada y de la gama alta, combinados en un chasis.

No somos muy de fijarnos en la estética, pero bien es cierto que este chasis estéticamente o constructivamente es peculiar. Por un lado tenemos un diseño base más típico de los chasis económicos que podemos encontrar por 20-30€ en el mercado, pero al que se le añade una ventana de cristal templado, aumentado asi su precio. Como decimos este chasis tiene algún viso de chasis de gama alta, pero con una estética que recuerda mucho a la gama de entrada, algo que nos ha dejado bastante perplejos, ciertamente. No solo cuenta con ventana de cristal templado, cuenta en la zona superior con un filtro magnético contra el polvo, algo que está más presente en chasis de gama alta.

El chasis ha sido construido con materiales robustos (aparentemente aluminio, aunque no se especifica por el fabricante), para satisfacer las necesidades de los aficionados al gaming. Se ha dispuesto en esta Sharkoon DG7000-G, un lateral de cristal templado que permite ver los componentes instalados. Para facilitar la ocultación de los cables, entre la chapa trasera y el otro lateral hay espacio para esconder perfectamente los cables y que estos no se vean y no afecten negativamente al flujo de aire que se puede generar con este chasis.

La Sharkoon DG7000-G es una torre de formato ATX que admite placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX. El chasis cuenta con unas dimensiones de 47cm de alto, 47cm de largo y un ancho de 21cm, con un peso total de 7.2Kg. Internamente este chasis admite tarjetas gráficas de un máximo de 38cm, una altura de cooler de 17.5cm y una longitud de fuente de alimentación de 23cm. Estas dimensiones máximas suelen ser más que suficientes para la mayoría de componentes de gama de entrada y gama media que podemos encontrar en el mercado.

Internamente este chasis cuenta con capacidad para una unidad de 5.25”, puede albergar una unidad de 5.25” la cual es convertible a 3.5”. Cuenta este chasis además de capacidad para una unidad de 3.5”, dos unidades de 3.5” convertibles a unidades de 2.5” y finalmente cuenta con espacio para dos unidades de 2.5”. La zona de la fuente de alimentación está recubierta para esconder los cables y hacer que el calor de la fuente de alimentación no se reparta por el chasis y se expulse directamente hacia el exterior.

Para la refrigeración este chasis tiene soporte para dos ventiladores de 140mm en la parte frontal, con dos ventiladores instalados con ledes, que serán rojos, verdes o azules dependiendo del modelo y que podemos retirar para instalar una RL de máximo 240mm. El panel trasero admite un ventilador de 140mm y que está instalado y como hemos destacado, ira con ledes del color del chasis seleccionado. Finalmente la zona superior admite dos ventiladores de 120mm o 140mm, según elijamos y no vendrá ninguno instalado, podemos instalar una RL si lo queremos. Esta zona superior cuenta con filtro contra el polvo magnético. El color de los ventiladores ira a juego con la chapa trasera, que será azul, verde o roja.

Algo muy interesante y que está bien es la conectividad, ya que este chasis cuenta con dos puertos USB 3.0 y dos puertos USB 2.0, algo que está muy bien, ya que disponer de al menos dos puertos USB 3.0 y cuatro puertos USB es, a nuestro entender los mínimo que debería ofrecer un buen chasis hoy en día. Respecto al sonido, tiene la entrada de micrófono y la salida de sonido HD típica con conectores jack.

Como conclusión, decir que este chasis tiene cosas de gama de entrada y cosas de gama alta, lo cual convierte a esta Sharkoon DG7000-G, en una torre peculiar. La ventana de cristal templado, la separación de la fuente de alimentación y el espacio para esconder cables son elementos más típicos de chasis de gama media y alta, mientras que los ventiladores monocolor se nos quedan por el camino, en este caso, ya que son solo de un color. El frontal tiene un aspecto atrevido y agresivo, que a muchos usuarios puede gustar, todo sea dicho. En general, provoca una mezcla de sensaciones esta Sharkoon DG7000-G.

Bronze

Compartir.

Sobre el Autor

Técnico Intermedio en PRL, Técnico Superior en Energías Renovables y en Desarrollo de Productos Electrónicos. Docente de Formación No Reglada. Exigente con el hardware y curioso por naturaleza. Kirchhoff, Maxwell y Thevenin mis maestros y mi pasatiempo el álgebra booleana. Igual te calculo el potencial eólico del viento para un panel fotovoltaico, que te calculo la generación solar de un aerogenerador... o algo así. Stargate es la mejor serie de la historia de la ciencia ficción y lo sabes.

  • No me creo nada

    Bueno…por si alguien llega aquí buscando una review, que sepa lo siguiente, lleva 2 ranuras 5,25″ , 3 ranuras de 3,5″ ocultas en el canal de la fuente de alimentación y espacio para 2 unidades de 2,5″ accesibles por el lateral derecho. Obviamente, la caja es de ACERO, la calidad de construcción es muy buena y robusta, tanto la parte de acero como el frontal de ABS, el frontal es agresivo, pero no significa que sea de “gama baja”…simplemente tiene su mercado. En definitiva es una caja de gama media/alta orientada a gamers, o gente a la que no le desagrade su frontal al estilo transformers (una vez iluminada).
    Por 70/75E. es una opción muy a tener en cuenta.