ArtículosGuías y Tutoriales

7 factores importantes para saber qué tarjeta gráfica comprar

Una nueva tarjeta gráfica es una de las compras más importantes para un sistema y elegir cuál comprar no es fácil. Pero con estos consejos para comprar una nueva tarjeta gráfica, te lo intentaremos hacer más fácil.

No es simple cuestión de escoger la más potente o la más barata. Lo importante es que se adapte a nuestras necesidades inmediatas y la veamos como una pieza importante que nos dará acceso a más capacidades.

Saber que es una inversión a largo plazo

La tarjeta gráfica fácilmente puede ser uno de los componentes más importantes de nuestro equipo. De ella dependerán la calidad de los juegos a los que vayamos a jugar, de los programas gráficos que usaremos… Escoger la más barata que se nos presente por el mero hecho de ahorrar puede hacer que dentro de poco tiempo tengamos que comprar una tarjeta gráfica más potente y al final habremos pagado más.

No tengas miedo a aumentar tu presupuesto para una tarjeta gráfica. Esa cantidad que aumentes en tu presupuesto puede ser la diferencia entre retrasar o no unos años la compra de una nueva tarjeta gráfica para renovarla. Piensa que con la creciente exigencia gráfica de los juegos y posibilidades interactivas, una tarjeta gráfica será nuestro pasaporte a ellas. Una gráfica que ya empiece a estar algo anticuada nos lastrará antes de lo que imaginamos.

Conocer las capacidades de nuestro sistema para limitar las tarjetas gráficas que podemos comprar

Antes de irte a por la más potente que te permita el presupuesto, debes comprobar si tu actual ordenador podrá con ello. ¿Tu fuente de alimentación podrá con ella? ¿Y el procesador? ¿Tiene las conexiones adecuadas con tu placa base? ¿Tu caja es lo bastante grande para albergarla y darle suficiente refrigeración?

La tarjeta gráfica no es el único componente de tu equipo y todos deben de ir en armonía para que no haya cuellos de botella. Comprueba todos los componentes y habla con un técnico especializado para que te recomiende la tarjeta que mejor se adapta a las capacidades de tu PC. Así podrás saber qué límites tienes y podrás escoger con mejor conocimiento. De coger una más exigente de lo que permite tu ordenador actual, tu presupuesto crecerá de forma inesperada al tener que comprar componentes nuevos para que nuestra tarjeta gráfica funcione correctamente.

LEER MÁS
Tipos de pantallas led: usos y características

Saber los juegos a los que nos interesa sacar partido gráfico

El uso más extendido de las tarjetas gráficas de gama alta es el de jugar a videojuegos, que cada vez piden unos recursos más altos. Juegos como Cyberpunk 2077 o Watch Dogs Legion son auténticos estandartes gráficos, pero los juegos con grandes gráficos provienen de los editores más importantes.

Con la enorme cantidad de juegos que hay en PC, de todos los presupuestos y tamaño por haber, y muchos de ellos de hace años. Debemos de pensar si los juegos con gráficos punteros van a ser el grueso de nuestro tiempo de juego. Hay un largo catálogo de juegos de hace varios años de gran calidad a los que una mayor potencia gráfica no le afectará, y es posible que muchos juegos en el futuro no nos interesen.

Influyen también el género al que queramos meter más horas. Los MMORPGs, salvo Final Fantasy XIV y Black Desert Online no son conocidos por su exigencia gráfica. Pero juegos de mundo abierto sí lo son. Si no vamos a jugar a muchos juegos nuevos y simplemente queremos aumentar la potencia de nuestra tarjeta gráfica para renovarla, irse directamente a la gama más alta puede ser excesivo cuando una tarjeta gráfica a caballo entre la gama media y la gama alta nos servirá durante mucho tiempo aún yendo a por las últimas novedades del mercado.

¿Realmente nos interesa el RayTracing, el 4K u 8K y la configuración gráfica más alta?

Ray Tracing, 4K, 8K, Gráficos Ultra… Son conceptos que nos repiten mucho, pero… ¿Los necesitamos de verdad? Es cierto que el Ray Tracing cambia mucho la ambientación y el impacto visual de los juegos, pero no es tan imprescindible a no ser que realmente queramos presumir de potencia gráfica.

Sobre resoluciones, tener más resolución de lo que permita la pantalla que usamos para jugar es cargar de más nuestra tarjeta gráfica. Si tu pantalla es de 1080p, no tiene sentido querer que tus juegos estén siempre en 4K. Es cierto que puede que en un futuro podrías comprar una pantalla 4K u 8K, pero piensa que esa compra podría retrasarse. En este caso, una de la gama más alta sería una inversión a futuro.

LEER MÁS
Dónde descargar música sin copyright para youtube

¿Vamos a usar Realidad Virtual?

La Realidad Virtual es un salto tecnológico importante. Se está asentando cada vez más y tenemos juegos de gran importancia como Half Life Alyx, y una gran repertorio de juegos que trata de experimentar con la tecnología. Si de verdad te interesa la Realidad Virtual y puedes probarla de forma regular, una tarjeta de gama alta va a ser necesario.

La Realidad Virtual necesita renderizar dos imágenes sincronizadas y necesita mucha potencia para hacerlo. Además, es un campo que rápidamente va a crecer en cuanto a demandas gráficas, con lo que para este caso es importante elegir una tarjeta que vaya a seguir siendo potente dentro de varios años.

Otras aplicaciones para aprovechar una tarjeta gráfica

No solo para los juegos se hacen las tarjetas gráficas. Editores de vídeo, diseño 3D, edición de imagen, animadores… Hay muchas más aplicaciones en las que una buena tarjeta gráfica es imprescindible para desarrollar bien nuestro trabajo. Con una tarjeta anticuada podemos tardar mucho más esperando a que se procesen operaciones complicadas o renderizando la imagen.

Si somos uno de estos profesionales o nos queremos dedicar a ello, hay que ver que una tarjeta gráfica es una inversión. Comprar una tarjeta gráfica de gama alta nos ayudará mucho hoy, nos dará mucho tiempo y velocidad a lo largo de los años, pasarán varios años antes de tener que renovarla por necesidad.

Conocer tus necesidades y prioridades para saber qué tarjeta gráfica comprar

Tras todo esto, queda ordenar tus prioridades basándote en el uso que le vas a dar a la tarjeta gráfica a corto y medio plazo. ¿Necesitas simplemente renovarla? Lo mejor es una de gama media. ¿Necesitas manejar programas de diseño? Una de gama alta se ajusta a ti. ¿Quieres juegos en realidad virtual? Aprovecharás una de la gama más alta.

Elegir una qué nueva tarjeta gráfica comprar es importante y una de las decisiones más importantes que puedes hacer. No es una decisión sencilla ni debería serlo porque es una inversión que condiciona el resto de tu ordenador y el uso que le vas a dar durante varios años.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba