ArtículosGuías y Tutoriales

Guía: mantenimiento a una tarjeta gráfica

El dar mantenimiento a una tarjeta gráfica es algo tan necesario como dárselo a cualquier otro componente de nuestra PC. Dependiendo del uso que se le dé, las recomendaciones para estos mantenimientos preventivos varían en tiempo.

Esta guía busca (como las anteriores escritas) dar una guía paso a paso de la forma más sencilla posible para que tú puedas realizar en este caso, el mantenimiento de cambiar la pasta térmica, limpiar los ventiladores y el radiador.

EQUIPO

Para realizar un mantenimiento a tu tarjeta gráfica necesitaras los siguientes artículos:

  • Alcohol isopropilico
  • Aire comprimido
  • Brocha
  • Papel
  • Pasta térmica
  • Destornillador

Procedimiento

El procedimiento es realmente más sencillo de lo que parece, para poder separar el radiador de la placa simplemente basta con quitar siete tornillos. Cuatro tornillos que tienen muelle, estos están rodeando al procesador de la placa y en el caso del ejemplo de la foto que es una GTX 1080 solo tres tornillos más que están también en el backplate.

Lo siguiente que puede pasar muy probablemente es que una vez retirados estos tornillos sigan unidos la placa y el radiador y puedas pensar que te falta quitar algún otro tornillo (como fue mi caso) pero esto se debe a que la pasta hizo que la placa y el radiador se pegaran.

Para poder separar de forma segura y sin hacer mucho esfuerzo puedes meter una tarjeta de plástico entre la placa y el radiador y usar el destornillador a forma de palanca entre la tarjeta de plástico y la base metálica  de forma MUY SUAVE para no dañar nada, usa la foto como referencia a donde puedes hacer la palanca.

 Al momento de que la pasta se despegue ten cuidado ya que los ventiladores están conectados y deberás desconectar solo uno, puedes desconectar todos si así lo deseas pero no es necesario.

Una vez desconectado puedes abrir la GPU y el radiador cuenta con cuatro tornillos más que vienen sujetos al chasis, estos se encuentran dos a cada lado.

RECOMENDACIÓN: estos tornillos del radiador son muy pequeños y al menos de un lado, de difícil acceso, así que necesitareis un destornillador con punta magnética o en su defecto unas pinzas con punta fina, de lo contrario será excesivamente difícil (o imposible) volverlos a colocar.

Una vez separado el radiador de los ventiladores puedes usar la brocha para quitar la mayor parte de polvo acumulado e incrustado y que este no vuele por todas partes, después utiliza el aire comprimido.

PASTA TERMICA

Para este paso simplemente coge un poco de papel, retira todo el exceso posible de pasta y el remanente o lo más incrustado retíralo usando un poco de papel húmedo en alcohol isopropilico, asegúrate de limpiar bien todo.

Una vez limpia la pasta tanto de la GPU como del radiador, coloca una gota sobre el IHS, el cómo esparcirlo ya es a tu criterio ya que cada quien te dirá una forma distinta, yo por mi parte prefiero extenderlo con una tarjeta de plástico por toda la superficie del IHS de forma pareja como puedes ver en la foto.

Re ensamble

Ahora simplemente empieza uniendo el radiador con el chasis colocando sus cuatro tornillos. Una vez que estén unidos radiador y chasis, vuelve conectar el cable del ventilador a la placa, al unir este con la placa usa de guía esto que a continuación muestro en la foto.

Coloca de nuevo los siete tornillos del backplate y tu GPU estará como nueva.

Conclusión

Antes de realizar el mantenimiento a esta GTX 1080 su temperatura constante era de 71˚C, posteriormente su temperatura descendió a solo 64˚C, una mejora de 7˚C bastante importante ahora de cara a verano.

Como he dicho ya el mantenimiento de una tarjeta gráfica es muy sencillo, aun si no sabes de computadoras, solo recuerda, no tocar aquello que no sepas que es, parar donde dudes y preguntar antes de avanzar más si no estás seguro (que fue lo que hice yo).

Para aquellos que tengan su rig les pasara como a mí, que conforme limpiaba una, la siguiente era más fácil y rápido.

Pablo Gerardo

Mexicano en Cantabria, amante de los vídeojuegos, cinéfilo hasta el tuétano y apasionado de la tecnología en general. No soy programador ni ingeniero informático, pero eso no me da miedo para meter las manos tanto en hardware como en software. Después del trabajo, dedicó todo mi tiempo a la minería, las novedades en vídeo juegos y silenciosamente a recuperar el oro perdido en la conquista. WINTER IS COMING.

Publicaciones relacionadas

6 comentarios

  1. Solo te ha faltado decir para los nuevos que si está en garantía mejor no la toquen, suelen traer algún tipo de sello (normalmente en uno de los tornillos) y pierden la garantía en caso de que la tengan que enviar por algún motivo. Un saludo.

    1. Lo pense, pero como dije, antes de avanzar lo he consultado y la recomendacion fue que no era necesario. Seguramente habria ayudado a bajar unos dos grados más la temperatura pero dudo mucho que la mejora fuera significativa para compensar el gasto.

  2. Hay errores en la publicacion.
    1) La brocha tiene que ser “anti estática”, porque con esa que esta es la foto es bastante facil estropear la RAM de la grafica.
    2) Sustituyendo las almohadillas es importante mantener el grosor de las almohadillas y la calidad, no cualquiera valdría para dicha maniobra.
    Cualquier trabajo parece facil explicandolo paso a paso, pero siempre hay “algo”

    1. Gracias por el feedback. En este caso la brocha solo se uso para limpiar el case de plastico y los ventiladores por eso no dice nada la publicación, de hecho nunca dice pasar la broca por la placa, lo de las almohadillas efectivamente es necesario mantener el grosor cuando se cambian, en caso de haberlas cambiado o sugerir cambiarlas lo hubiera comentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar