Artículos

Guía para comprar una TV de 75 pulgadas

Te explicamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de adquirir una televisión de 75 pulgadas, desde dimensiones hasta la conectividad o el audio

Actualmente puedes convertir el salón de tu casa en un cine por muy poco dinero. Podemos encontrar en el mercado televisores de gran tamaño por precios bastante asequibles. En este artículo te vamos a destacar que debes tener en cuenta a la hora de comprar una TV de 75 pulgadas.

Introducción

Los televisores planos han ido evolucionando con el paso del tiempo. Tenemos en el mercado televisores cada vez de mayor formato y con mejor calidad de imagen. Ya no solo hablamos de resoluciones 4K, sino de otras tecnologías para mejorar la calidad de imagen como el HDR.

No solo se han adaptado para ofrecer mejor calidad de imagen, sino también se han adaptado al gaming. Algunos modelos incluyen soporte para tecnologías como FreeSync de AMD o G-Sync de NVIDIA. Esto nos permitirá jugar en la televisión de una manera no vista hasta la fecha.


Tamaños de las TV de 7 pulgadas

Antes de lanzarte a comprar una TV de 75 pulgadas debes tener en cuenta las medidas de la misma. Estos televisores se caracterizan por ofrecer una relación de aspecto de 16:9, mayormente.

El parámetro de las pulgadas hace referencia a la longitud en diagonal del panel, vamos, de la esquina inferior izquierda a la esquina superior derecha. Las 75 pulgadas equivalen a 190.5cm (si, prácticamente dos metros).

Como es lógico la diagonal es lo que marcara las dimensiones de la televisión. Aproximadamente tendremos una longitud de 166cm y una altura (sin contar la peana o las patas) de unos 94cm. Debemos tener en cuenta que estas medidas dependen de los marcos de los diferentes fabricantes, así que pueden variar hacía arriba, o lo que es lo mismo, sé más largas y altas.

dimensiones tv 75 pulgadas

Olvídate de proyectores

Para un salón estándar un proyector es una idea bastante mala, sobre todo por las distancias. Una TV de 75 pulgadas requiere de unos 2 metros de distancia entre la televisión y el sofá. Para un proyector podemos irnos al doble de distancia, siempre dependiendo del tamaño de panel.

LEER MÁS
Qué es Bluetooth 5.1

Pero hay otros parámetros a tener en cuenta, como son:

  • Los televisores ofrecen mejor calidad de imagen y cuentan con mejores tecnologías de calidad de imagen
  • Un proyector de resolución 4K puede ser mucho más caro que un televisor de 75 pulgadas con la misma resolución
  • El televisor incluye la función de acceder a contenidos multimedia como YouTube, Netflix, Amazon Prime, etc
  • Los televisores tienen calidad de audio bastante mejorable, pero los proyectores requieren, en su mayoría, altavoces adicionales
  • Los proyectores tienen ventiladores integrados para refrigerar las lámparas, que genera ruido y suele ir a más con el polvo
  • Debemos tener en cuenta que las lámparas de los proyectores tienen una vida útil limitada y suelen ser muy caras
  • Un proyector suele requerir que entre poca luz en la estancia para ofrecer la mayor calidad de imagen

Consejos a la hora de elegir una TV de 75 pulgadas

  • Marca: Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es saber quien es el fabricante de la televisión. Los fabricantes más reconocidos son Sony, LG, Samsung y Philips, quienes llevan muchos años en este mercado y tienen gran experiencia. Además tenemos a las compañías TCL y Xiaomi que ofrecen televisores de muy buena calidad y precio ajustado. Finalmente tenemos a Hisense, un fabricante económico que suele tener ciertas carencias, sobre todo en tecnologías que soporta.
  • Resolución de imagen: Actualmente ninguna TV de 75 pulgadas ofrecerá menos de resolución 4K. Esta resolución se ha estandarizado en el mercado. No te recomendamos una SmartTV de 75 pulgadas de resolución 8K, principalmente porque son carísimas.
  • Tecnologías que soporta: Cualquier televisor de este tamaño nos ofrecerá soporte para tecnología HDR 10, así que por este lado estamos cubiertos. Si cuenta con otras tecnologías que mejoren la calidad de imagen, mejor que mejor.
  • Conectividad: DisplayPort, HDMI y puertos USB 3.0, es lo mínimo que podemos pedir a estos televisores (y es lo que suelen ofrecer). Lógicamente cuanto mayor sea la cantidad de puertos, mejor que mejor.
  • Hardware: Las SmartTV integran componentes como procesador, RAM y ROM (almacenamiento), además de capacidad para conexión inalámbrica. Normalmente el procesador tendrá 4 núcleos, más que suficiente. Donde se suele ajustar mucho es en la capacidad de almacenamiento, que suele ser más que justa.
  • Sonido: Aquí la verdad es que hay muy poco que rascar. Las SmartTV se caracterizan por ser muy planas y eso limita integrar buena calidad de sonido. No quedará otra que desembolsar un dinero extra en una barra de sonido potente y de buena calidad.
  • Soporte: Las SmartTV permiten colgarse en la pared sin mayores problemas. Si la vamos a tener sobre un mueble, debemos tener en cuenta la base de soporte. Lo mejor será una peana central, ya que requerirá un mueble más corto. En caso de tener dos patas, deberemos saber la longitud de las mismas y tener un mueble más largo.
LEER MÁS
Disney compre finalmente 21st Century Fox, por... ¡52.400 millones de dólares!

Mostrar más

Roberto Solé

Director de Contenidos y Redacción de esta misma web, técnico en sistemas de generación de energía renovables y técnico electricista de baja tensión. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mi smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba