Guías y Tutoriales

Factores claves a la hora de escoger un ordenador portátil y no equivocarse

El mercado de ordenadores portártiles sigue siendo un mercado en auge. Pese a que los ordenadores gaming nos ofrecen potencia bruta, los portátiles nos ofrecen movilidad, y una muy alta gama de productos que se adaptan a nuestras necesidades.

Por muy minuciosas que sean, las diferencias son grandes y puede que por no tener más puertos, por pesar más de lo que debería o no disponer del último Wi-Fi. Aquí te vamos a guiar para que hagas la comrpa correcta.

Presupuesto

Lo más importante de todo, es que te lo puedas permitir, ye so va a marcar tu compra de un portátil. Ante la amplia selección de modelos que tienen, las ofertas destacadas y más, existen webs como la de PcComponentes que ofrecen la opción que los elementos listados de una sección se organicen por precios. Así puedes marcarte totalmente un límite de compra y ver qué modelos entran o no en lo que tienes pensado gastar.

A veces, es interesante subir un poco el presupuesto si te lo puedes permitir. Subir de 600 a 700 euros puede ampliarte mucho la oferta de portátiles y llegar a los que tienen prestaciones que te van a servir mejro y que pueden alargar la vida útil de tu portátil.

Capacidad de almacenamiento

El almacenamiento de serie de un portátil siempre ha sido una de las razones importantes por las que decantarse por uno. Y es que allí vamos a almacenar archivos, y va a necesitar espacio para los programas que vayamos a instalarle, y los elementos que descarguemos. Sea cual sea su uso, el tamaño del almacenamiento de serie es a considerar.

Por suerte, hoy día es muy fácil ampliar la memoria interna de un portátil, pues son más fáciles de desmontar y de reparar. Ahora, ¿Qué cantidad de almacenamiento mínimo recomendamos? Fácilmente, al menos 256 GB, que muchos SSD M.2 de los que incluyen los portátiles, lo tienen. Pero a poco que instales algún juego de gran tamaño, esos 256 GB se te vana quedar cortos de inmediato, con lo que el mínimo recomendable empieza a ser 521 GB. Es posible que el almacenamiento esté dividido en dos SSD y la memoria anunciada sea la suma de ambos. Comprueba si es posible ampliar la capacidad del portátil, para que en el caso de que te quedes corto, puedas mejorarla fácilmente y no quedarte sin espacio.

El procesador

Este es más complicado de decir. Es una mezcla de varios factores, como la gama, y la antigüedad que tiene. No te decantes solamente en que uno tiene un i7, si dicho i7 es de hace seis años o más, porque en ciertos procesos puede estar desfasado. Lo mismo, que no te decantes con uno automáticamente porque sea nuevo, porque uno de cuatro núcleos nuevos, puede acabar pareciéndose mucho a uno de una gama superior de hace dos años.

slimbook enterprise portatil i7-12700H

De norma general, los de las gamas más bajas como i3 o Ryzen 3 son para lo más básico. Si bien pueden mover juegos si son modelos nuevos, pueden resentirse un poco. Aunque sirven muy bien para la ofimática, y algunos programas más sencillos.

La memoria RAM

Aquí es más claro. Mínimo, debería de tener 16 GB de RAM para no colapsarse con la multitarea ni los programas actuales. Cada vez más se optimiza para esta cantidad de RAM. Es cierto que hace varios años, 8 GB se consideraban bastantes, pero han quedado desfasados y ahora si bien no son una opción enteramente mala, siempre será mejor una opción de 16 GB, preferiblemente en canal dual.

32 GB es bastante, y aunque muy seguramente no los uses del todo, te aseguras de que el portátil no se va a atragantar con varios procesos ni a ir más lento. Auqnue esta es una opción, digamos premium, pero no enteramente un lujo. En elc aso de que en un futuro quieras aumentar la RAM, es posible que puedas, comprobando el tipo de memoria que permite la placa base, para eleguir el formato correcto, y qué frecuencias permite tu CPU para no coger los que tienen unas frecuencias máximas que no permite tu CPU.

El uso que le vas a dar

Si vas a usarlo meramente para poder anotar apuntes en la universidad, o solamente para el trabajo a distancia que no requiera de software extremadamente especializado, las gamas de entrada son a lo que debes aspirar. En estos casos, son un terminal más, muy secundario y que se va a usar para lo justo y lo necesario. No es necesario que gastes mucho dinero en ello, pero sí que dentro de un limitado presupuesto, compruebes cuál tiene las suficientes prestaciones para el día a día.

Si ya aspiras a poder jugar a videojuegos, especialmente los más recientes, sí que toca ir a por las gaams más alta. En este caso, comprueba que la gráfica sea al menos una GTX 1060 de 6 GB o equivalente, y que la CPu dea un Ryzen 5 o in i5 relativamente recientes para que el portátil no se te quede anticuado a los pocos años. Cierto que tendrás una gran cantidad de juegos a los que jugar, y podrás optar por jugar en mínimos, pero llega un punto en el que los requisitos mínimos que piden los juegos superan a lo que tienes.

Tamaño y peso

Un portátil, como su nombre indica, permite moverlo al tener una instalación que consiste en simplemente conectarlo a un enchufe. Es por esto por lo que su tamaño y peso va a improtar, dependiendo de lo mucho que lo muevas. Si necesitas un portátil porque los fines de semana vuelves a tu casa desde el piso alquilado durante las clases de universidad, un portátil más grande no te debería de importar mucho, si es tu terminal doméstico al final, y simplemente se mueve contigo. En el caso de que lo lleves diariamente, sí que es una buena idea optar por un modelo más pequeño o ligero con menos prestaciones, pues la facilidad para llevarl es importante.

Por suerte, el peso deja de ser ago tan extremos, y los portátiles que llegan a pesar cinco kilos son casi inexistentes, incluso tirando de las gamas más altas. Aquí hemos analizado varios portátiles, y muy raro ha sido el que supera los dos kilos de peso. Es un peso fácil de llevar a la espalda en una mochila diariamente. Sobre el grosor, igual, pues cada vez son más habituales los que no superan los tres centímetros de grosor, incluso en gamas gaming. este es unf actor que solo va a ser determinante en los casos más extremos hoy día.

Su tarjeta gráfica

A no ser que realmente solamente lo vayas a usar para lo más básico y puedan servir los gráficos integrados en la CPU, vas a necesitar un portártil con tarjeta gráfica. Uno con el eqivalente a GTX 1650 aún puede servir para jugar a casi todos los juegos actuales, aunque sea en mínimos, y hacer tareas de edición de vídeo, y fotos más básicas, si es que noe res un editor de vídeos.

Tirando a gamas más altas, están los que tienen una RTX 2080 o supèrior, que son una gama más gaming. Son más caros, pero sabes que no se te va a quedar atrás rápidamente, y que podrás usar aplicaciones de diseño de forma más rápida y eficiente. Es un elemento que muchos creen que solamente sirve para jugar a videojuegos, pero cualquier uso que le des, apoyado por una tarjeta gráfica, va a rendir mejor.

Conectividad

Que si el tipo de Wi-Fi, Bluetooth, los peurtos USB y USB-C que tiene, que si se puede cargar por cable USB… Todo ello es importante porque nunca se sabe cuándo vas a necesitar conectar algo. Puertos USB, son necesarios para conectar un mando de juego, o el más básico de los almacenamientos USB. Con dos puertos USB, puede ser suficiente, pero a poco que quieras ponerle accesorios como usar almacenamiento externo para copias de seguridad, un mando para jugar, y ratones y teclados ma´s eficientes que los que trae el portátil de serie, igual necesitas más conectores USB.

¿Vas a ampliarlo en un futuro?

Los portátiles están mucho más limitados en cuanto a capacidades de ampliación de cara al futuro. Pero eso no significa que no puedas hacerlo. Actualmente, es relativamente sencillo ampliar la memoria RAM y la capacidad de la memoria interna mediante un SSD M.2.

Los accesorios son importantes

Los portátiles son una buena base sobre la que empezar a tener un sistema. Ahora, como buena base, necesitarán accesorios. ¿Qué puedes poner? Piensa en que igual vas a necesitar algún accesorio más como una base de refriegración para evitar que se caliente la mesa o el propio ordenador.

El trackpad de un portátil sirve, pero para gaming no es preciso y necesitarás un ratón. No desestimes que vas a necesitar gastos extra. Y eso sin contar con servicios como el de almacenamiento en la nube para evitar perder tus archivos, fotos y más si te roban el portátil o lo pierdes. La compra de un portátil no es el final.

Cuidado con los Chromebook

Le dedicamos una sección a esta gama de productos de diferentes marcas, porque dependen enteramente de los servicios online y nube de Google. Auqnue resulten ser muy atractivos de precio, son enteramente dependientes de tener una conexión a internet constante, o regular.

chromebook amd ventas

Como aquí hemos tenido problemas con cuentas de Google, tener un dispositivo que dependa de sus servicios, puede ser un riesgo si perdemos el acceso a nuestra cuenta y con ello a todo lo que hayamos dejado en sus drives, docs y más.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba