Los empleados de Moviepass han estado obligados a cambiar las contraseñas de algunos usuarios. El objetivo es evitar que los usuarios que más usen la tarjeta dejen de ir al cine.

La historia de Moviepass es compleja. Se trata de un servicio de suscripción en el que por una cuota fija al mes los usuarios podían ir todo el tiempo que quieran al cine, pero ha cambiado tantos los planes que es complicado saber las limitaciones que tienen actualmente debido a las opacas restricciones para hacerse con entradas de cine. El modelo de negocio implicaba pagar directamente las entradas de los usuarios esperando un descuento de compra en masa y vender datos de uso, cosa que aún no ha resultado y la compañía no da beneficios.

Todo apunta a que siguen con serios problemas de liquidez ya que ha saltado un problema grave por la que la dirección impediría a los usuarios usar sus servicios. Para ello decidieron cambiar las contraseñas de los usuarios que más están usando las tarjetas para ir más al cine, todo en una medida de intentar frenar la sangría de liquidez que están teniendo ya que es normal que alguien quiera sacar rentabilidad a su suscripción.

Moviepass impide a los usuarios usar los servicios que han pagado

Este es otro más  de los intentos de la empresa de mantenerse a flote después de varias rondas de inversión con diversos resultados sin encontrar un buen nivel de rentabilidad. A ello se le añaden el mostrar una sala completa cuando aún existían disponibles algunas entradas para vender, mayormente en las salas más solicitadas.

LEER MÁS
Huawei tendría 90 días más antes de que el veto estadounidense fuera efectivo

Aquí no ha llegado aún ni se le espera debido a los problemas que tiene y a las complicaciones que tendría un sistema así en España. Un sistema así sin acuerdo con salas de cine al por mayor es inviable, con lo que a menos que consigan un acuerdo con las salas el negocio de MoviePass está abocado al fracaso.

Fuente IGN

Share.

About Author

Llevo con hardware en las venas desde que recuerdo, y desde 2008 redactando sobre ello. Adoro la tecnología, Android, los videojuegos y las excentricidades