Gaming

Guía para pasar de la consola al PC Gaming sin morir en el intento

Ahora que se instaura el trabajo a distancia, que las redes sociales son cada vez más personales, se extienden las aulas virtuales y más, el mundillo del PC gaming está creciendo por correlación. Cada vez más gente decide tener un ordenador de gama personal, no uno compartido por la familia en el salón. Con ello, mucha gente aprovecha para pasarse a jugar en PC por una simple razón: comodidad. Ya tienen un PC con el que pueden jugar a juegos, y el hecho de cambiar entre sistemas simplemente para jugar es cada vez menos frecuente. Esto crece si los sistemas se encuentran en diferentes habitaciones.

Este texto va para ti, que eres un usuario con una consola y quizás se ha planteado alguna vez pasarse al PC como plataforma de juegos. Es una decisión cada vez más en auge. Las consolas están siendo relegadas a la opción secundaria por elementos no relacionados con su catálogo, como la portabilidad de la Nintendo Switch, o el precio más reducido de PlayStation 5 y Xbox series, especialmente en sus modelos PlayStation 5 Digital y Xbox series S.

En este artículo te vamos a dar toda la ayuda necesaria para que pueda empezar tu aventura en el mundo del PC gaming. Para que veas que es realmente sencillo al final del día.

Cazando mitos del PC gaming

Lo primero es quitar muchos de los mitos y las frases más usadas por quienes creen que el PC Gaming no es una opción equiparable a jugar con una consola, que es cara, o que da problemas siempre. Generalmente, el tema del coste monetario, o sus complicaciones a la hora de jugar. Con esto no queremos invalidar muchas críticas que puede tener el jugar en PC desde un jugador de consola. Queremos dar contexto a esas frases para que vea que no es tan grave.

Lo de que es “Es necesario gastarse miles de euros en un PC solo para jugar” es anticuado y falso

Es innegable que el PC gaming tiene una barrera de entrada más elevada, pero no por ello es caro. Sobre todo, porque un PC sirve para más que para solamente jugar. Por su parte, las consolas son realmente ordenadores de gama media-baja estandarizados, subvencionados mediante la economía de escala de la fabricación en masa de componentes de hace varios años, y porque los fabricantes esperan ganar más con royalties y ventas de juegos en su consola y sus tiendas. Esto permite que el precio de la consola sea más barato que un ordenador, pero limitando mucho las opciones de uso y de juego. Irónicamente, es posible conseguir un PC con las mismas capacidades con un precio muy parecido. Realmente no es tan caro comprar un PC respecto a comprarse una consola, si eso que las piezas antiguas son difíciles de conseguir.

MC320 caja mars gaming pc rgb

Es posible y muy seguro, que un PC de gama alta pueda llegar a más de 1.000 euros o los 1.500. En muchas tiendas online puedes comprar un modelo de PC con una RTX 3060 y un Intel Core moderno por ese umbral de precios. Es importante decir que un ordenador así fácilmente puede durarte más de diez años de juegos punteros. Actualmente los requisitos mínimos de esos juegos con grandes gráficos, apenas han superado la GTX 770, que es una gráfica de hace diez años. Sobre todo, importa la resolución a la que vas a jugar, siendo la más normal la 1080p (1.920 x 1080p). Los siguientes pasos llevan a las resoluciones de 2.560 x 1.440 (QHD), y 3.840 x 2.160 (4K). Si vas a usar durante mucho tiempo un monitor o televisión de 1080p de resolución, apenas compensa ir a por gráficas o procesadores de mayor coste. Estos son los dos elementos donde más dinero se va.

Durante muchos años, solamente se pedía una gráfica con 2 GB de VRAM en mínimos, que no en recomendados. Actualmente se están instaurando los juegos que piden 4 GB de VRAM de gráfica, cuyo precio está de sobra reducido. En el tema de procesador, un i5 o un Ryzen 5, que son CPUS de gama media fácilmente pueden lidiar con todos los juegos. Porque lo más exigente es solo para quienes quieren ir a resoluciones 4K o usar el Ray Tracing.

Un PC valorado en 600 euros puede manejar muchos juegos actuales a 1080p. Es comparable al precio de una consola moderna, y permite jugar con la configuración que quieras, a juegos más baratos, y a una mayor oferta de juegos en general.

El “tienes que pillarte la gráfica más tocha para jugar” no es cierto

Para que os hagáis una idea de los requisitos mínimos que piden juegos punteros, God of War pide de procesador, un Intel i5-2500k, una gama media de hace diez generaciones, 6 GB de RAM que no es precisamente mucho, y una gráfica de 4 GB, siendo preferibles una NVIDIA GTX 960 o una AMD R9 290. Son gráficas de hace aproximadamente siete años para jugar a 1080p.

También pasa que es cierto que impresiona ver los topes de gama como la RTX 3090 Ti a precios de miles de euros para ella sola. Pero, en primer lugar, su alta capacidad la hace a prueba de juegos futuros para fácilmente quince años, unas tres generaciones de consolas. En segundo lugar, no es el estándar de juego. Recientes encuestas de hardware de Steam demuestran que muchos jugadores se decantan aún por las GTX 1060 de 6 GB y la GTX 1080 de 8 GB. Ambas mueven juegos a resolución 1080p y a calidad gráfica alta. Elden Ring es un juego que ha salido con una muy mala optimización, pero con unos parches y actualizaciones la gráfica más usada por los gamers mueve el juego de forma suave y sedosa. Las gráficas más altas están pensadas para resoluciones más altas, varios monitores 4K, y trabajos de renderizado de vídeo.

NVIDIAGTX1060gallery8 ed
La GTX 1060 sigue siendo una de las mejores gráficas para juegos.

Los videojuegos se están estancando gráficamente y 6 GB de VRAM son más que suficientes durante el futuro cercano y a medio plazo. Más VRAM es recomendable solamente si vas a conectarlo a un monitor con 4K y le piensas aplicar Ray Tracing. Esto mejora mucho la iluminación a una con mejores sombreados, pero aún es una tecnología que muchas gráficas domésticas no soportan y se tiene que optimizar mucho para que sea algo estandarizado en juegos modernos. Es cierto que los hay, pero a no ser que tengas un televisor de alta gama, no hay que comprar una gráfica de gama alta.

“Es que una vez me pillé un premontado e iba mal” es un caso aislado y causado por desinformación

Posiblemente, compraras uno que tiene un margen de beneficios muy elevado, ofreciendo más un servicio de atención al cliente y despliegue para empresas que uno para consumidores. El año pasado se hizo notorio el caso del ordenador del Youtuber Super Eyepatch Wolf, que depositó su confianza en Dell con un equipo con un Intel Xeon W-2223, una NVIDIA Quadro P1000 de 4 GB, y 4 módulos de RAM de 16 GB DDR4 de frecuencia 2933 MHz.

En el propio vídeo se ve que depositó toda su confianza en la marca y al instante vio que no instalaron SSD ni tarjeta de red porque no puso las opciones correctas en el menú. Y viendo los componentes que se ven en un segundo del vídeo, se ve que compró una estación de trabajo. Es un formato de PC diseñado para trabajar en entornos de red y con softwares de edición de imagen, sonido y vídeo avanzados; no tanto para hacer su trabajo en solitario. La tarjeta gráfica, para editar vídeos y seguramente jugar a videojuegos, ya estaba desfasada en el momento que lo compró. Su memoria RAM tenía unas frecuencias muy bajas para los estándares de 2021. Por mucha capacidad que tengan cuatro módulos, si son lentos van a ir lentos por mucha capacidad que tengan.

Los premontados no son el demonio, pero hay que mirar muy de cerca los componentes que tiene y cómo se combinan. No mires tanto la marca, pues los componentes entre ellas suelen ser muy parecidos entre sí, sobre todo su usan los denominados modelos de referencia. Estos son los componentes clave, sin ninguna mejora por parte de otro fabricante. Son una forma de tener un ordenador que de salida pueda mover juegos a cierta calidad, siempre y cuando los componentes estén a la altura y no le marquen un sobreprecio enorme.

Arriba mostramos el caso de un modelo de ordenador premontado por Starforge Systems que por 900 dólares ofrecía un i3-10100F, un gama mínima de hace casi tres años pensado para ofimática; una GTX 1660Ti, que apenas supera la GTX 1060 que piden los mínimos de juegos punteros; y solamente 512 GB de almacenamiento en un SSD NVMe, sin un disco duro adicional. En resumen, los componentes no están desfasados, pero no se corresponden poco con el precio que piden dado que son de gamas muy bajas. Como respuesta, el usuario @_Something_Evil de Twitter hizo un experimento pidiendo componentes por separado para tener un ordenador mejor.

Como resultado, consiguió poner un AMD Ryzen 5 5600X, una CPU con más núcleos y más moderna; un NVMe con más capacidad, y una AMD Radeon RX 6600, comparable la RTX 2080. Avisa que es un precio sin montaje, pero se le puede encargar el montaje a una tienda, por unos 50 euros, y podrás tener un ordenador listo para jugar, y que te va a durar una década con buena calidad gráfica.

Entendemos que informarse de componentes da miedo. Pero es una necesidad cada vez más creciente en un mundo en el que los ordenadores dominan cada vez más nuestra vida. Por suerte, existen comunidades como el subreddit r/buildapc que os pueden ayudar en dudas con componentes y si se combinan bien.

“Es que me gusta jugar sentado en el sofá”

Es cierto que el control de teclado y ratón, en muchos juegos es el mejor pero no es cómodo sentado a cierta distancia. Por suerte, el PC permite cualquier configuración de controles y puedes conectar mandos de Xbox 360, Xbox One, Xbox series, Nintendo Switch, PlayStation 4 y PlayStation 5, y cualquier otro que se te ocurra.

Si ya quieres un control mediante mando, Steam tiene integrado el modo Big Picture que cambiar la visualización del cliente para que se asemejen a la interfaz de consolas.

¿Dónde comprar juegos de PC?

A diferencia de las consolas, los PCs no tienen una tienda de juegos que tiene el monopolio total de las ventas por imposición del fabricante. Si bien Steam está en uan posición que puede ser considerada un monopolio, hay alternativas y no es la única forma de conseguir juegos para PC de forma legal. Entre las tiendas mayoritarias son las siguientes:

  • Steam: Tienda digital de Valve. La amplia mayoría de juegos en PC acaban en esta tienda. Tiene funciones de comunidad como foros por cada juego, organización de mods, e incluso mercado de elementos digitales para juegos y para el perfil del jugador.
  • Epic Games Store: Tienda digital de Epic Games. Es el único lugar donde descargar Fortnite. Muchos juegos de PC están disponibles en esta tienda, y algunos llegan a ser exclusivos. No dispone de tantas funciones de comunidad como Steam. Cada semana, dan un juego gratis que cambia cada jueves por la tarde (hora peninsular española), con lo que puedes tener una gran biblioteca de juegos por nada.
  • Itch.io: Tienda web especializada en ser una plataforma de juegos independientes. Permite bajar juegos sin DRM.
  • GoG.com: Web especializada en juegos clásicos recompilados para funcionar en sistemas modernos. También tiene juegos actuales. Permite bajar todos los juegos disponibles sin DRM. Tiene su cliente llamado GoG Galaxy.
  • Humble Store: Tienda de juegos que suele tener claves para canjear en Steam y a veces descarga directa sin DRM. Suele hacer paquetes de juegos descontados, normalmente dejando juegos a menos de un dólar americano.
  • Fanatical: Suele ofrecer paquetes de claves para Steam con descuento de forma regular.

¿Cómo montar un PC para gaming desde cero?

Lo primero es tener un objetivo de rendimiento que quieres que tenga tu PC, y ajustar el presupuesto. Un consejo es que mires los requisitos mínimos de los juegos multiplataforma que te interesa jugar, y los subas unas generaciones para asegurarte de que el PC no se te va a quedar desfasado. Pongamos de ejemplo que quieres un PC para jugar a Elden Ring, con lo cual vamos a ver sus requisitos:

Procesador: Intel Core i5-8400 o AMD Ryzen 3 3300X

Memoria: 12 GB de RAM

Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 1060 3 GB o AMD RADEON RX 580 4 GB

Almacenamiento: 60 GB de espacio disponible

Requisitos mínimos de Elden Ring

Con ello podemos planificar el montaje personalizado de un PC, que con el montador de cierta web de montaje de PC que además comprueba la compatibilidad, tenemos los siguientes componentes:

  • CPU: Intel Core i5-10400F 2.90 GHz
  • Placa base: Gigabyte H510M S2H V2
  • Memoria RAM: Kingston FURY Beast DDR4 3200 MHz 16GB 2x8GB CL16
  • SSD: Kioxia EXCERIA 500GB SSD NVMe M.2 2280
  • Disco duro: Seagate BarraCuda 3.5″ 2TB SATA 3
  • Caja: Tempest Start Torre ATX Negra
  • Fuente de alimentación: Tempest PSU 750W
  • Tarjeta gráfica: Gigabyte GeForce GTX 1660 SUPER OC 6GB GDDR6
  • Adaptador red/WIFI: Asus PCE-AC51 Adaptador Inalámbrico PCI-e AC750

Con todo esto, tenemos un PC que puede mover holgadamente Elden Ring, y con el precio final, montaje incluído, no supera los 750 euros a fecha de escribir estas líneas. Cabe decir que no tiene sistema operativo, pero instalarlo es tan fácil como descargarse Windows 10 desde la web oficial de Microsoft, crear una imagen en un PenDrive, y cuando recibamos el PC, instalar Windows poniendo el PenDrive antes de encender el PC y acceder a la BIOS. Por su parte, la licencia de Windows 10 es muy fácil encontrarla por alrededor de 10 euros. Puede parecer un proceso engorroso, pero es pagar solo eso para instalarlo nosotros mismos, que es realmente fácil; frente a varias decenas de euros. Enfarragoso, pero es una única vez la que se hace.

Ahora, sobre esta configuración, hay unas cuantas notas de por qué cada una de las decisiones:

  • La CPU puede tener casi tres años, pero siendo un i5, tiene la suficiente cantidad de núcleos para la multitarea sin problemas. Es uan CPU de una gama muy usada para el gaming. Puede tener menos núcleos que CPUs de mayor gama de hace años pero la calidad y rendimiento de los núcleos importa.
  • Esta placa base no es tope de gama, pero para gaming es mucho más que suficiente. La configuración de memoria en doble canal es más que suficiente para jugar, y con 16 GB se mueven todos los juegos. Sería fácilmente escalable aumentar en su momento a una configuración de 32 GB en DDR4 en canal dual, con dos módulos de 16 GB idénticos. Además, tiene cuatro puertos SATA, con lo que sería fácil ampliar con un disco duro o SSD SATA en el caso de necesitarlo.
  • La SSD NVMe es de 500 GB, pues cantidades más pequeñas para el disco de inicio hacen que a poco que metas dos tres juegos de gran tamaño, generalmente los juegos como Genshin Impact u Overwatch, se llene rápido. 2 TB de almacenamiento en disco duro es una muy buena cantidad para almacenamiento.
  • No se le ha puesto un ventilador ni refrigeración líquida porque la CPU de Intel viene con un ventilador de serie. Normalmente, muchas CPUs vienen con disipador de serie, pero no es aplicable a todas.
  • La tarjeta gráfica es una GTX 1660 de 6 GB. Se trata de una más que suficiente cantidad de memoria para jugar a juegos en calidad alta si vas a jugar en un monitor 1080p, que son los más habituales. Sabiendo que te vas a limitar a esta resolución, no es necesario subir a modelos de 12 GB. A día de hoy, la GTX 1060 se considera como la mejor gráfica para el PC gaming en 1080p, o una de las mejores, y el extra de potencia y uso del GDDR6 de la 1660 hacen que sea incluso mejor de cara al futuro.

Luego, está la opción de mirar en diferentes tiendas qué opciones de PC premontados tienen, que nos aseguran que tienen una configuración compatible y lo podemos recibir al instante. Simplemente, tengamos en cuenta los mínimos que piden los juegos que pedimos, y que muy seguramente sean ordenadores con opciones de expansión.

Con todo esto tenemos un PC que fácilmente nos va a durar la actual generación de consolas, y muy probablemente la siguiente. Resulta sorprendente, pero las consolas suelen tener tarjetas gráficas y componentes especialmente atrasados, porque es imperativo que su producción en masa sea más barata que un PC.

Sí, es posible que pienses que 750 euros por un PC para jugar es mucho de entrada, pero realmente, como dijimos, la barrera de entrada es alta, que no cara. Pero con un PC así, puedes hacer mucho más que solamente jugar. Hoy día realizamos infinidad de acciones en un PC, sobre todo con el trabajo a distancia y clases virtuales, con lo que ya de por sí un PC que funcione bien en este tipo de tareas es una mejora en la calidad de vida. es algo que no tomamos en cuenta, pero conforme cada vez más necesitamos un PC personal para el día a día, no necesitamos un PC para gaming que nos sirva para las tareas, sino un PC para las tareas que nos sirva para el gaming.

¿Es necesario en PC jugar con teclado y ratón?

No. En PC son compaitbles infinidad de mandos, como todos los de la marca Xbox Box, que usan Xinput. Mandos de PlayStation 4, PlaYStation 5 y Nintendo Switch pueden funcionar dependiendo del juego. Steam está integrando en su cliente compatibilidad con todos los mandos posibles para que no tengas que comprar un mando adicional.

¿Qué inconvenientes tiene el PC gaming?

La primera de todas es que no vas a tener acceso a todos los juegos habidos y por haber, de forma legal. Aunque está mucho mejor que hace años cuando juegos de consola no salían en PC debido a los problemas de compatibilidad que había. Hablando de los juegos de lso diferentes fabricanyes de consolas que van a tener exclusivos:

  • Microsoft ya no hace exclusivos de Xbox y saca todos sus juegos en PC, con lo que si te gustan sus juegos, un PC gaming hace que no tengas que lidiar con la compra de una Xbox series S o Xbox series X.
  • Sony está sacando poco a poco sus juegos en PC, pero generalmente varios años después y títulos a los que le interesa promocionar por inminentes secuelas o por películas. En el caso de que no quieras esperar por jugar a juegos de Sony, una PlayStation 5 te dará seguridad de que vas a jugarlos sin tener que epserar.
  • Nintendo no saca juegos en PC, ni siquiera juegos que se beneficiarían de tener la mayor comunidad posible como Pokémon Unite. Si te gustan los juegos de Nintendo, no queda más remedio que comprar una Nintendo Switch.

Luego, es que es inevitable que haya ciertos problemas de optimización o compatibilidad. Aunque estamos a años luz de hace años cuando se decía que para tener un buen rendimiento había que tener “un PC de la NASA” o “el mismo ordenador que los desarrolladores“. Para comodidad de todos, la compatibilidad de juegos en PC ha mejorado mucho y como mucho hay que tener los componentes mínimos, que llevan años estancados y no avanzan mucho, con lo que a poco que tengamos un PC potente, podemos jugar a cualquier cosa. Sí existen casos aislados de juegos grandes con problemas de optimización debido a que se han hehco ports con rpisas, como Elden Ring que hacía que por defecto los gráficos corrieran a cuenta de la placa base cuando ninguna CPU con gráficos integrados podía moverlo; NieR: Automata que ha necesitado parches no oficiales y un nuevo port cuando salió en la Windows Store, o Batman Arkham Knight que no tuvo tiempo para optimizarse en PC apenas. No vamos a negar que existen, pero unos casos notables no invalidan que cada vez más los ports de juegos de PC se hacen con cariño.

¿Cuándo no compensa pasarse al PC Gaming?

La clave es cuánto juegues, en términos de cantidad y de tiempo. Si vas a jugar poco, ya sea de cantidad de juegos o de tiempo, no compensa el gasto en un PC para juegos. Las consolas hacen muy bien su trabajo de PCs de gama media-baja a precios accesibles.

ordenador-gaming-Newskill-Manticore

Si solamente vas a jugar a unos pocos títulos al año, difícilmente vas a aprovechar el coste de los componentes y las ofertas por juegos más baratos. Las consolas siguen siendo una opción de juego, que debido a su sistema propietario tiene juegos más caros, y son mucho más fáciles de manejar. Pero si eres un usuario que se compra el FIFA anual y dos juegos más al año, difícilmente la diferencia de precios respecto al juego en PC se acabe notando.

El PC es la opción de juego más completa para los jugadores más dedicados, sí. Pero hay un sistema para cada usuario. Esta guía para entrar en el PC gaming no va a aquellos que juegan a pocos títulos, sino a esos jugadores que juegan a varias decenas de juegos cada año.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba