Guías y Tutoriales

Averías de disco duro y unidades de memoria: Origen, soluciones y consejos

Repasamos cuales son las averías más típicas de un disco duro mecánico o de estado sólido, un pen drive o una tarjeta de memoria y algunos tipos de cómo solucionar las pérdidas de los archivos y como evitar perder archivos.

No es algo raro que se produzca una pérdida de datos, debido a un mal funcionamiento de la unidad de almacenamiento, corrupción de los datos debido a virus o malware, perdida de archivos porque la unidad está fallando o sencillamente, hemos realizado el proceso de formateado de la unidad de manera errónea. Sea como fuera, hay datos como fotos, archivos u otro contenido que son irremplazables y que la pedida de estos nos crea una gran desazón. Vamos a ver un poco más en detalle los diferentes problemas que pueden provocar la pérdida de los datos en un disco duro y posibles soluciones.


DISCO DURO O UNIDAD DE ALMACENAMIENTO DAÑADA


El daño de la unidad de almacenamiento se puede dar, sobre todo en los discos duros mecánicos, en el desgaste de los componentes o lo que es lo mismo, una avería mecánica. Los SSD y los HDD comparten también posibles averías o daños mediante problemas eléctricos y luego, una avería lógica. Los pen drive tampoco se salvan de los problemas. Os detallaremos en qué consisten.

Avería mecánica: Los discos duros mecánicos tienen unos cabezales pivotantes que buscan la información almacenada en las pistas o la graban en ella, según si estamos en proceso de lectura o de escritura. Estos cabezales, al tener partes mecánicas, sufren un gran desgaste y a los cinco años aproximadamente, empiezan a producirse saltos o problemas en la lectura, que terminan en el nulo funcionamiento del equipo.

Avería eléctrica: Todo elemento que se conecta a la corriente eléctrica, puede sufrir daños eléctricos, debidos a picos de tensión. Esta avería suele ser común y en los discos duros mecánicos daña la parte eléctrica, sobre todo daña las protecciones, así que son fáciles de reparar. Lo SSD además de dañarse la etapa de entrada o el sistema de control, puede sufrir daños en alguna de las memorias y estas son rara vez recuperables, aunque las no dañadas, pueden seguir almacenando datos y podemos recuperarlos.

Avería lógica: La más común. Seguro que a muchos os ha pasado intentar copiar un archivo a un pen drive que funciona, pero da error de escritura o cuando intentamos realizar una copia de los archivos que contiene la unidad. Los datos son accesibles, pero no de manera sencilla.

Avería física: Suele ser común en los pen drive, ya que se nos pueden caer al suelo y romperse, provocar que se doble el conector USB o bien, que se nos olvide en los pantalones y que pase un buen rato en la lavadora. Estos problemas, suelen ser los más comunes.


¿QUÉ HAGO SI ME PASA ESTO?


Ya sea con un disco duro mecánico o de estado sólido, un pen drive o una unidad de memoria, como pueda ser una tarjeta SD, siempre existe una solución. Se pueden recuperar los datos de un disco duro, un pen drive o una tarjeta de memoria. Recuperar archivos borrados en un pen drive es relativamente sencillo, sobre todo si no hemos copiado datos nuevos y en la red hay diferente software que pueden conseguirlo. Recuperar fotos borradas también es tarjetas de memoria también es sencillo, si no hemos escrito datos encima.

Recuperar datos de un disco duro, ya sea mecánico o de estado sólido es una misión bastante más complicada. Cuando un disco duro empieza a fallar, se nota, ya que los tiempos de acceso se ralentizan y hace un sonido bastante característico. Si notamos algo raro, lo mejor es hacer una copia de seguridad rápidamente, aunque eso debería estar automatizado, para nuestra seguridad. Si un SSD deja de funcionar, posiblemente no podamos recuperar los datos. Para recuperar los datos en estos casos necesitamos acceder a servicios profesionales, como los que ofrece Guardion, una de las mejores compañías especializadas en recuperar datos, sobre todo de discos duros mecánicos.


RECOMENDACIONES


Cualquier dispositivo, sea electrónico o mecánico, se romperá, debido al paso del tiempo y al desgaste propio de las partes del mismo. Eso es inevitable. La mejor solución posible es tener una copia de seguridad. Hacerlo manual es una pesadilla, así que la mejor solución es un Backup automatizado, ya sea a otro disco duro o bien, una copia de los archivos en la nube. Google Drive o Dropbox son dos excelentes servicios que permiten seleccionar una carpeta o unidad de nuestro equipo y subir los archivos en una copia de seguridad a la nube. Así dormiremos tranquilos.

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar