Conectividad

Servidor Proxy: qué es y algunos de los tipos que existen

Un servidor proxy es un servidor que extrae datos en Internet en nombre de un usuario, o un dispositivo. Su uso suele hacer por temas de privacidad para mantener oculta una IP personal y así tratar de evitar ataques directos, o poder acceder a contenido geolocalizado como sería el Netflix de otros territorios.

Un ejemplo de uso sencillo es el de acceder a una web mediante un servidor proxy, el cual actuará como un intermediario y cogerá los datos e información de esa página web, usando su dirección IP y MAC en vez de la del usuario.

La importancia de aprender a usar o configurar un proxy

Para usuarios domésticos, existen webs y servicios contratados que te permiten configurar un proxy virtual, pero estos métodos tienen el problema de que lo controla un tercero. es posible configurar uno mismo y así tener el control absoluto sobre su configuración y capacidad, que es lo que hacen las instituciones educativas, gubernamentales y empresas que pueden permitirse un servidor proxy propio.

La configuración de servidores proxy es una actividad que se va a pedir más ahora que las empresas están cada vez más informatizadas, con lo que se postula como una salida profesional muy demandada. La materia de su instalación y mantenimiento a nivel profesionalse da en las FP Ciclo Medio Sistemas Microinformáticos y Redes a distancia como la FP de redes en Linkia, que da la posibilidad de dar el curso en formato a distancia.

Usos del servidor proxy

Uno de los usos más extendidos de un servidor es el de la privacidad mediante proxy, porque permite navegar por Internet de forma anónima al ocultar tu dirección IP, ya que se usa la que tiene asignada el propio servidor. No quiere decir que seamos inmunes a portección mediante IP, porque la IP del proxy puede ser bloqueada.

LEER MÁS
¿Qué tener en cuenta a la hora de contratar fibra óptica?

Un servidor proxy puede también aumentar la velocidad y ahorrar el consumo de ancho de banda de un equipo de usuarios. Una empresa puede usar un servidor proxy para que cada vez que uno de sus empleados desee recuperar una página web, el servidor proxy recuperará la página web de Internet en nombre del usuario y luego almacenará esa página web en una base de datos de caché centralizada. Si otro usuario, aunque sea en un ordenador diferente va a una página web que se ha almacenado en la base de datos del proxy, el servidor proxy no tiene que volver a pedir los datos de la página web, porque la recuperará de la base de datos y luego se la enviará al usuario.

El servidor proxy también puede mostrar un registro de actividad de los usuarios que lo usan. Muchas empresas utilizarán un proxy para realizar un seguimiento de los sitios web que están viendo sus empleados porque mantendrá un registro de los sitios web que visitan y cuánto tiempo estuvieron en esos sitios web.

Los servidores proxy pueden usar un control de acceso se puede configurar para bloquear ciertos sitios web y evitar que los usuarios lo visiten. Volviendo al caso de una empresa, se puede crear una lista negra de sitios a los que acceder, ya que no son de utilidad, o usar una lista blanca de sitios que serán los únicos a los que se podrán acceder. En este caso, ele quipo informático deberá añadir dominios a la lista si se quiere añadir la posibilidad de visitarlo a través del servidor proxy.

LEER MÁS
Principales amenazas de ciberseguridad para propietarios de pequeñas empresas

Diferencia entre un servidor proxy y una VPN

La principal diferencia entre un servidor proxy y una VPN es que un servidor proxy no puede cifrar los datos mientras navega por Internet. Esto hace que cualquiera pueda ver los datos que se mandan si no están mediante conexiones seguras con protocolos como HTTPS, con lo que ir a webs poco fiables sigue presentando un riesgo.

Una VPN o red privada virtual no solo oculta su dirección IP, sino que también cifra los datos que se transfieren entre el ordenador e Internet. UN VPN es más indicado para transferir archivos sensibles dado que los datos se van a encriptar.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.
Botón volver arriba