El gobierno de China requiere que se registre la cara para conectarse a Internet y servicios móviles. Más de 850 millones de personas tendrán que hacer el proceso para seguir navegando.

Los ciudadanos chinos pronto tendrán que comenzar a usar la identificación facial para acceder a Internet u obtener un nuevo número de teléfono móvil. El gobierno de China anunció el mes pasado que los ISP escanearán los rostros a los residentes que soliciten un nuevo dispositivo móvil o de Internet. Las nuevas reglas se aplicarán a partir del 1 de diciembre.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MIIT), la agencia estatal responsable de la regulación de internet y tecnología, escribió que la decisión fue parte de sus medidas para “salvaguardar los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos en el ciberespacio” y prevenir el fraude.

Registro facial obligatorio

La nueva legislación también prohibirá a los residentes transferir sus números de teléfono móvil a otras personas. China parece ser el primer país que requiere una identificación facial para suscribirse a los servicios móviles e internet. La nueva legislación es parte de los esfuerzos más amplios de China para vigilar de cerca a sus ciudadanos y monitorear sus actividades y comportamientos.

El mes pasado, los medios estatales chinos anunciaron el desarrollo de una nueva “supercámara” y una cámara de 500 megapíxeles impulsada por inteligencia artificial. Es capaz de identificar rostros individuales en multitudes de decenas de miles de personas. Los medios estatales dijeron que podría tener aplicaciones militares, de defensa nacional y de seguridad pública.

En 2014, el gobierno de Xi anunció planes para su “sistema de crédito social”. Se trata de un sistema de clasificación obligatorio de todos sus 1.400 millones de ciudadanos. Según China, el sistema de clasificación busca reforzar la noción de que mantener la confianza es glorioso y romper la confianza es vergonzoso.

LEER MÁS
Instagram: Grave vulnerabilidad podría haber expuesto correo, contraseña y otros datos de los usuarios

El plan, que ya se ha implementado en algunas ciudades, se implementará por completo en 2020. Bloquear la acera, la evasión de impuestos e incluso andar por la noche pueden reducir su puntaje de crédito social. Los castigos por mantener un puntaje de crédito social bajo incluyen la prohibición de tomar trenes, reducir su velocidad de internet y ser avergonzado públicamente. Un sistema similar al que hacen para intentar acallar las protestas de Hong Kong.

Fuente Business Insider

Share.

About Author

Llevo con hardware en las venas desde que recuerdo, y desde 2008 redactando sobre ello. Adoro la tecnología, Android, los videojuegos y las excentricidades