Otros

Fabricantes recurren al reciclaje de electrodomésticos para conseguir semiconductores

En un reciente informe de Bloomberg, han comentado que un importante conglomerado industrial ha recurrido a la compra de lavadoras para extraer de ellos los semiconductores de su interior con el fin de usarlos en sus propios módulos de chips. Esa información proviene del director general de una empresa fundamental en la cadena de suministro de chips.

Peter Wennink, consejero delegado de ASML Holding NV; comentó la situación y evitó nombrar al conglomerado durante la llamada de resultados de su empresa el miércoles. La empresa le comunicó sus dificultades la semana anterior. También señaló que la escasez de chips va a persistir en el futuro inmediato, al menos en algunos sectores.

Aún queda mucho de escasez de semiconductores

Wennink comentó que la demanda que ven actualmente procede de muchos lugares del sector. Señaló la extensión de las aplicaciones del Internet de las cosas como agravante, a pesar del reciente caso de abandono de Insteon. Los fabricantes han subestimado la demanda y dudan que la escasez vaya a desaparecer pronto.

Los principales fabricantes de equipos de chips están luchando para obtener suficientes componentes para cumplir con los pedidos. Como siempre, esta lucha hace que más difícil que las fábricas de semiconductores aumenten significativamente su capacidad a corto plazo. Los fabricantes de coches son otro sector muy afectado, y los principales nombres están teniendo que parar su producción o bajar sus previsiones.

tsmc-maquinas-euv escasez chips componentes empresas semiconductores

Si bien se ha debilitado la demanda de electrónica de consumo, aún no se han traducido en un alivio para los fabricantes de otros productos y dispositivos que requieren silicio. TSMC reiteró la semana pasada que su capacidad sigue siendo escasa a lo largo de 2022, y otro importante fabricante de chips chino ha agotado su capacidad hasta 2023. El consejero delegado de TSMC, C.C. Wei, destacó los retos a los que se enfrentan sus proveedores durante una llamada de resultados el pasado jueves. Afirmó que la escasez de mano de obra y de chips ha provocado un mayor tiempo de entrega de herramientas.

Los tiempos de espera para las entregas de semiconductores aumentaron ligeramente en marzo, alcanzando un nuevo máximo de 26,6 semanas. Este aumento se debe a los cierres en China por brotes de coronavirus, y a un terremoto en Japón que dificultan aún más el suministro. Es indiscutible que el coronavirus es uno de los principales causantes de esta escasez, que aumenta al demanda debido al exponencial crecimiento de las clases online y el trabajo en casa, y los brotes que obligan a cerrar las fábricas.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba