Otros

Verbatim lanza un SSD portátil cuyos datos no se pueden sobreescribir

La división japones ade Verbatim acaba de lanzar en Japón un modelo de SSD pensado para empresas que deben de manejar información que debe de ser conservada y que sea difícil de manipular. Se trata de una nueva unidad SSD de escritura única. Se pueden escribir datos en él, pero no se pueden reescribir una vez introducidos a través de un software dedicado.

El producto se llama SWOVA128G y el nombre del modelo indica que es una unidad de 128 GB. Como es una unidad externa, se conecta a través de USB-C 3.2 Gen 1, que es un puerto USB 3.0 normal. Teniendo en cuenta que la velocidad de lectura es de apenas 540 MB/s, y la de escritura es de apenas 180 MB/s.

Se pueden almacenar datos en este SSD, pero no modificarlos ni borrarlos

Para este SSD de escritura única, Verbatim requiere de una versión completa de Windows 10 u 11 que se ejecute en una CPU basada en x86/x64, con Microsoft’s.NET Framework 4.8 o posterior instalado. Se proporciona un software personalizado para la escritura de datos en la unidad SSD, de la cual no han salido capturas.

La idea detrás del SWOVA128G es que se utilice en lugar de los medios ópticos tradicionales en las muchas situaciones empresariales en las que haya que hacer copias de los datos, pero que por integridad o seguridad no se puedan cambiar en un momento posterior. Según Verbatim, esto incluye cosas como los libros de contabilidad de la empresa, copias de seguridad y el almacenamiento fuera de línea de datos confidenciales o imágenes de disco. Una vez que los datos han sido almacenados en la SSD, pueden ser leídos por cualquier dispositivo que soporte exFAT, pero no borrados ni modificados. Verbatim ofrece una garantía de 10 años, pero no garantiza la conservación de los datos.

Está claro que esto no es un producto para usuarios domésticos, salvo que quieran un enorme espacio para guardar mucha documentación para trámites burocráticos. Su potencial es para las empresas que necesitan copias de seguridad de todos sus archivos importantes, especialmente los que tienen información delicada; y que estén protegidos contra manipulaciones. Esto puede ayudar en auditorías, dado que se asegura que los datos no han sido manipulados. Además, siemrpe viene bien tener cuantas más copias mejor, que normalmente se guardaban en discos ópticos, pero sus unidades de lectura y escritura están en un cada vez mayor desuso, con lo que así se solventa el problema de necesitar un lector de discos.

Fuente: Tech Power Up

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba