AltavocesAnálisis

Altavoces Creative Pebble Pro – Review

Creative lleva décadas en el mundo del sonido, con numerosos productos pensados para sacar una buena calidad de sonido. Aunque los altavoces de escritorio estén en aparente desuso debido a que hemos pasado del paso del PC como algo comunitario y del salón a que cada miembro del hogar tenga uno en su habitación y con ello pase a los cascos. Pero aún hay gente que precisa de altavoces, y esa escasa cantidad de gente gente, quiere que sean de alta calidad de sonido, sin llegar a las gamas altas de profesionales; para escuchar durante horas sin que haya interferencias. Eso es a lo que aspiran los Creative Pebble Pro: ser unos altavoces que quien los vaya a aprovechar, sabiendo que tendrán un buen sonido, lo aprovechará.

Agradecemos a Creative que nos haya cedido el producto para la review.

Unboxing de los altavoces Creative Pebble Pro

Al ser Creative una marca comercial, no tanto enfocada a profesionales, el packaging es más vistoso. Se ve el producto y muchas de las características de este Pebble Pro.

Toda la información está perfectamente visibñle en el frontal, con las características que cualquier usuario doméstico querría, buscando la compatibilidad con su sistema de sonido o su PC o su televisión.

Abriendo el paquete, dentro nos encontramos con los altavoces Creative Pebble Pro:, protegidos en plástico de burbujas.

Junto a ellos, tenemos una serie de cables. Son un cable USB-A a USB-C, para poder conectarlo a un dispositivo que admita USB, como sería un ordenador y así tratar de tener un mejor sonido dado que las placas base tienen en la mayoría de casos una tarjeta de sonido peor que la de los sistemas dedicados; un cable Jack de 3,5mm, que es el habitual de sonido, y un cable USB-C a USB-C para aprovechar los sistemas que tienen este tipo de conectores, como pueden ser móviles o PCs que tienen un conector de este tipo.


Diseño

Así de sencillos son visualmente los Creative Pebble Pro:, en color verde. Todo el control de volumen, conexión y hasta el encendido y apagado del RGB se encuentran en el altavoz derecho. Es un sistema de diseño que se viene dando desde los años noventa, pero funciona el tener todo localizado en un único altavoz de un sistema dual.

Ya sabemos lo de “si funciona, no lo toques“.

El altavoz izquierdo no presenta ningún tipo de añadido, salvo que es el que tiene el logo de la marca.

Cabe añadir que este modelo es el modelo sin subwoofer, con lo que inevitablemente, lo que escuchemos será algo con los bajos muy reducidos, todo lo que permite un altavoz principal. Esto hace que si somos fans del heavy metal, o nos gusta un productor musical que abusa mucho de los bajos, que pueda haber o cierto acople o que no se oigan.

En la parte inferior de los altavoces Creative Pebble Pro se aprecia tanto el suelo íntegro de goma para evitar desplazamientos y que tengan un buen agarre a la mesa, y los pequeños aros de luces RGB.

La luz que dan los aros RGB de los Creative Pebble Pro no es especialmente notable, sobre todo si nuestra mesa tiene cierta dominancia de color o absorbe mucha luz. Es un añadido curioso, pero combinado con que no hay forma de personalizarlo y que son ciclos, hace pensar que el RGB llega a estar para justificar el precio.

A nosotros nos encanta el RGB si llega a reaccionar a la música o a ser personalizable, pero no parece ser el caso aquí. No creemos que nos perdamos mucho si nunca lo encendemos y nos olvidamos completamente de ello.

Así se ve la luz RGB a la luz normal de una oficina normal. No destacan mucho, con lo que normalmente ni nos daremos cuenta de que existe.


Especificaciones de los Creative Pebble Pro

  • Sistema de altavoces 2.0
  • Iluminación RGB
  • Audio y alimentación por USB
  • Bluetooth 5.3
  • Entrada AUX de 3.5 mm
  • Puerto de auriculares de 4 polos
  • Puerto de micrófono de 3 polos
  • Potencia total del sistema de hasta 10 W RMS
  • Pico de potencia: hasta 20 W
  • Modo de alta ganancia Integrado y totalmente automatizado.
  • Controladores mejorados de 2.25” de rango completo
  • Clear Dialog
  • BassFlex
  • 123 x 123 x 118 mm
  • Cable de altavoz de derecha a izquierda (no desmontable): 1.8 m
  • Cable de USB-C a USB-C (desmontable): 1.5 m
  • Cable de USB-C a USB-A (desmontable): 1.5 m
  • Cable de entrada AUX de 3.5 mm (desmontable): 1.2 m
  • Cable de USB-C a USB-C
  • Cable de USB-C a USB-A
  • Cable de entrada auxiliar de 3.5 mm

Galería


¿Para qué querríamos unos altavoces para PC en 2023?

Es posible que lo pienses. En una época en la que escuchamos horas y horas de contenido de Youtube como si fuesen nuestros noticiarios personales, de podcasts de casi tres horas, y el Spotify durante nuestro trabajo a distancia durante al menos la mitad de la jornada, llevamos los cascos durante esas horas. Si bien se nos prometen mucha comodidad y control de sonido para poder llevarlos durante horas, llegan a incomodar y se busca poder seguir escuchando música o series sin tener los cascos encima.

El tener cascos durante horas y sonido directo a las orejas, puede llegar a ser incómodo, y para muchos es una razón de no ver una película muy larga. El tener unos altavoces de calidad para poder deshacernos de los cascos durante un tiempo, se agradece por comodidad física. Además, nos permite compartir lo que escuchamos con gente. Además, hay que pensar en su polivalencia, y bien pueden servir también para dar una mejor calidad de sonido a lo que escuchemos en la tele de nuestro salón, sin llegar a poner grandes altavoces. Es todo cuestión de encontrar más de una utilidad.

Es cierto que en épocas de pisos compartidos, los altavoces fácilmente molestan a la gente con la que convivimos. Pero si tenemos la inmensa suerte de ser los únicos en casa ya sea porque vivimos solos, o porque durante las horas laborales, somos los únicos en casa, es un factor a considerar para mejorar un poco la calidad de vida.

Experiencia y conclusión con los Creative Pebble Pro

Partimos de la base que, con el precio que piden, que de entrada es algo elevado sabiendo que hay infinidad de altavoces que son mucho más baratos, estos los hace una empresa con años de experiencia en el mundo del sonido. Creative incluso llegó a hacer reproductores MP3 que podían rivalizar con el iPod y esa experiencia la mantienen con los años. Con ello, estamos ante unos altavoces para alguien que quiera tener una buena calidad de sonido, sin interferencias ni pérdida de calidad.

Así, probamos el sonido con una película, un podcast y algo de música que ponga a prueba la calidad de sonido. En el espectro de audio no hay puntos en los que se acople el sonido, y tienen una buena potencia de volumen. Pero si hay algo que ha destacado es que no tienen unos graves muy potentes, con lo que si tenemos ciertas preferencias por películas, juegos o músico que hagan uso de los graves, vamos a notar considerables diferencias de calidad de sonido y profundidad.

Al ser Bluetooth 5.1, hay una considerable menor pérdida de calidad, dentro de los límites que ofrecen las conexiones inalámbricas. No llegan a eliminar todo el lag hasta hacerlo apenas imperceptible, y con ello no lo podemos recomendar para gaming. Sí lo seguimos recomendando para usarlo con lo habitual de podcasts, aunque un poco menos con películas, vídeos de Youtube y series con lo incómodo que llega a ser que haya retado entre la imagen y el sonido. Pero con todo esto, sirven muy bien si la opción de usarlo con cables no es viable.

Con este precio que se nos presentan, hemos tratado de buscarles inconvenientes, pero aparte de que tienen los graves muy flojos, no podemos decir nada más aparte de que pueden pedir mucha potencia para muchos cables USB-C y transformadores, y que no tienen opción de batería. Y esto último es siendo muy exquisitos.

Mencionamos además tienen unos aros RGB en las bases, que no es que aporten mucho, salvo cuando tienes la habitación u oficina a oscuras, y aun así, como mucho sirven para encontrarlos físicamente para manejar el volumen. Esto es un caso de uso muy extraño, y es que los altavoces se prestan poco al RGB, dado que no es un periférico en el que te estés fijando continuamente.

  • Ocupan muy poco espacio, con lo que no hay problema en ponerlos en un setup algo complicado.
  • Bluetooth 5.1, con lo que hay un menor lag y pérdida de sonido, siempre y cuando tu dispositivo alcance esa versión de Bluetooth.
  • Permiten conexión mediante USB-C.
  • Pequeño tamaño.
  • Buen sonido sin apenas pérdida de calidad pese a su reducido tamaño.
  • Graves algo escasos, pero esto se soluciona en un modelo diferente de Pebble con woofer.
  • No todos los cargadores USB son capaces de encenderlos.
  • Es posible que el precio de entrada sea elevado, pero conforme se escucha la calidad de sonido, se entiende.
  • El RGB aporta muy poco.
Diseño
Prestaciones
Calidad-Precio

User Rating: 4.5 ( 1 votes)

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba