Criptomonedas

La crisis de Kazajistán provocada por las criptomonedas explicada

En los últimos días, han salido las noticias de una crisis energética en Kazajistán con protestas en las calles provocadas por las criptomonedas. ¿Cómo es posible la unión de estos? Aquí te lo vamos a explicar para que puedas fácilmente compartir este artículo con tus familiares y amigos que no entienden el concepto de las criptomonedas y su minería.

La minería de criptomonedas, gran consumidor energético

La minería de criptomonedas, una actividad que consiste en generar archivos en una gran cadena de boques de información conocida como la blockchain, requiere altas cantidades de energías, su algoritmo de minado y seguridad está basados en el “proof of work“, o prueba de trabajo. Dicho de una forma sencilla, se pide a equipos mineros, normalmente compuesto de CPUs y tarjetas gráficas de gama alta debido a la propiedad de hashrate que tienen; que ejecuten operaciones matemáticas extremadamente complicadas para demostrar la fiabilidad del sistema y añadir bloques sobre transacciones de criptomonedas como son Bitcoin y Ethereum. Al minar estas criptomonedas, se pueden guardar como inversión si su valor sube, o venderlas por dinero real a otras personas interesadas en la criptomoneda.

Esta prueba de trabajo es altamente criticada debido a sus costes energéticos. Los equipos de minería de criptomonedas se componen de tarjetas gráficas de alta capacidad y por ello un elevado coste energético. Todas esas tarjetas están funcionando todo el día, que significa un elevado coste energético. Existen alternativas como la “proof of stake“, o prueba de participación, con la que las máquians avalan con sus propias criptomonedas su propia participación en la cadena de bloques.

El consumo total de energía por parte de las transacciones de criptomonedas es hoy equivalente al de un país mediano. Ya hay países que han prohibido toda actividad relacionada como China, o países que quieren regularlas. Por otro lado, hay otros que las aceptan como forma de pago como es el caso de El Salvador, que tiene Bitcoin aceptado como moneda de curso legal.

La crisis energética en Kazajistán ligada a las criptomonedas

Los disturbios en Kazajistán se deben a un aumento de los precios de la energía por su elevado consumo. Gran parte de ese aumento en el consumo energético es que en los últimos años. Kazajistán se ha convertido en la procedencia del 18% de toda la minería y las transacciones de Bitcoin del mundo. Esto sitúa al país como el segundo en cantidad de hashrate. Este porcentaje lo convierte en el segundo con mayor cantidad de minado de Bitcoin tiene, con el consiguiente gasto energético.

Kazajistán país tiene la duodécima mayor reserva de petróleo del mundo, y exporta más de un millón de barriles de petróleo y tiene el 1% de la reserva total de gas natural del mundo. Pero ni con eso ha conseguido poder sostener el consumo de energía derivado de Bitcoin y el resto de criptomonedas.

El aumento masivo de la oferta interna que ha disparado los precios está directamente relacionado con el Bitcoin. Las protestas por el combustible han sido únicamente la chispa de las antiguas quejas del pueblo kazajo. Ya hay decenas de muertos en disturbios que fueron esencialmente causados por el consumo de energía gigantesco y no regulado de Bitcoin.

El miércoles 5 de enero, Kazajistán experimentó una agitación política sin precedentes debido a un fuerte aumento de los precios del combustible. Como resultado, el gabinete que preside el país dimitió. Antes de esto, la empresa estatal Kazakhtelecom cerró el acceso de Internet de la nación, provocando que la actividad de la red se desplomara hasta el 2% de los picos diarios.

La importancia de Kazajistán en el mercado de criptoactivos

Cerrar internet en todo el país y el acceso a las blockchains de criptomonedas supuso un duro golpe para la actividad minera de Bitcoin en Kazajistán. Según los datos recopilados por YCharts.com, la tasa global de hash de la red Bitcoin descendió un 13,4% en las horas posteriores al cierre. Pasaron de unos 205.000 petahash por segundo (PH/s) a 177.330 PH/s. Este porcentaje nos da una idea de cómo de absorbido tenía el país la actividad de minería.

Pocos días antes, el gobierno kazajo eliminó los límites de precio del gas licuado de petróleo utilizado como combustible para ajustarse la demanda. Esto duplicó su precio en tan solo una noche y así se desataron protestas violentas debido a la minería de Bitcoin descontrolada.

En un principio, los bajos precios de la energía en Kazajistán atraían a entidades nacionales y extranjeras a instalarse para la minería de Bitcoin. La electricidad en Kazajstán cuesta de media solamente 0,055 dólares por kWh para las empresas, una fracción de los 0,12 dólares por kWh que pagan las empresas estadounidenses. Así se hace especialmente rentable la actividad criptominera para inversores extranjeros. Pero esto provoca que aumente el consumo energético para los habitantes locales si Kazajistan no controla la minería de criptomonedas mediante regulaciones e investigaciones.

Las revueltas de un país afectan a las criptomonedas

Los efectos de la caída de internet en Kazajistán se notaron también en la caída del valor de prácticamente todas las criptomonedas. Poco después de la caída de red, toda criptomoneda listada en Investing.com había caído al menos un 3%. Las que menos cayeron fueron Bitcoin, Ethereum y XRP, consideradas las criptomonedas más viables. Las criptomonedas alternativas conocidas como altcoins o shitcoins debido a sus precios muy reducidos y sin un proyecto tecnológico detrás, cayeron cerca de un 5%.

Esto se debe a que baja la confianza en el valor de todas las criptomonedas. Su valor depende de la confianza que le den los propios usuarios, la sociedad e inversores. Ver cómo con las revueltas energéticas en un país de 18,75 millones de habitantes pueden parar casi un quinto de la minería de criptomonedas mundial, demuestra cierta inestabilidad de todo el sistema. Cuando china ilegalizó todas las criptomonedas y actividades, también se notó una caída en todas las monedas .

Tampoco ayudó mucho la idea de El Salvador de usar Bitcoin como moneda de curso legal. Esta acción se hizo más para atraer actividad económica y dejar de depender del dólar estadounidense, dado que dependen de ella porque la moneda nacional no tiene apenas valor. Al emplear Bitcoin como moneda de curso legal y animar a todos los salvadoreños a utilizar la cartera Chivo, no dieron confianza en la criptomoneda, dado que simplemente se ha eliminado el paso intermedio de tener que convertirlo a dólares para utilizarlo para pagar en tiendas de un país de tan solo 6,486 millones de habitantes.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba