ArtículosGuías y Tutoriales

Guía de como encontrar un buen monitor gaming

Con tantos monitores y opciones de monitores gaming que hay en el mercado, es difícil saber cual elegir.
¿Qué tamaño me conviene mejor? ¿Qué usos va a tener? ¿Merece la pena un monitor curvo? Son preguntas a las que vamos a dar respuesta en este texto. Con esta guía que podrás consultar la próxima vez que quieras comprar un monitor para jugar a videojuegos. Si quieres saber cuáles son los mejores modelos puedes consultar esta otra guía sobre monitores gaming.

¿Va a ser nuestro monitor principal o uno secundario?

Con los actuales setups que nos permiten ser multitarea y organiza nuestro puesto de trabajo o de juego. Uno secundario, como uno en el que dejamos nuestras redes sociales, consultas a Wikias de juegos para consultar cuando estamos jugando a juegos como Dark Souls o cualquier otro uso en el que no será intensivo, no precisará más que tener una resolución cercana a 180op, y que su tamaño no sea excesivamente grande.

Si será nuestro monitor principal, sí que vas a necesitar tener en consideración lo que mostraremos a continuación. Al fin y al cabo, va a ser un monitor al que vamos a estar dando uso durante años, durante varias horas al día y como con las tarjetas gráficas, hay que considerarlo una herramienta importante aunque sea solo para jugar.

Saber qué tipo de pantalla de monitor gaming nos conviene

Hay varios tipos de pantalla para monitor gaming, cada uno con sus partcularidades. Se dividen principalmente en LCD y LED, y cada una tiene diferentes propiedades.

Tipos de pantalla LCD

  • TN (Twisted Nematic): El más económico, con tiempo de respuesta bajo, contraste y tasa de refresco ideal para gaming. Pero tiene malos ángulos de visión, los colores no son muy precisos y su calidad de imagen no es tan alta como las alternativas.
  • IPS (In-Pane Switching): Son los más demandados por artistas gráficos y por gamers. Su ángulo de visión es de hasta 178º, con buen contraste, precisión de color y una amplia paleta de colores, elevadas tasas de refresco y poco tiempo de respuesta. Suelen ser los más caros tanto en precio de compra como consumo de electricidad. y los colores negros suelen virar hacia un tono gris
  • VA (Vertial Alignment): Este es una mezcla entre los dos anteriores. Ofrece buenos colores y calidad en los colores negros, tiene ángulos de visión parecidos al IPS y cuenta con elevadas tasas de refresco. Su punto en contra es que los colores pueden ser menos precisos.
  • PLS (Plane to Line Switching): Este modelo es propietario de Samsung, aunque es difícil encontrarlo en segmentos de usuarios domésticos al estar enfocado a profesionales. Tiene mucho ángulo de visión, buen brillo, bprecisión y gama de colores, y es más barato y de menor consumoq ue el IPS. Su punto negativo es que tiene una tasa de refresco de 5ms, lo cual en juegos precisos puede marcar una considerable diferencia. Como dijimos, está más enfocado a profesionales gráficos para los que una tasa no les importa mucho, pero sí la calidad de imagen.

Tipos de pantalla LCD

  • AMOLED (Active-Matrix Organic Light-Emitting Diode) y Super AMOLED: Otra tecnología exclusiva de Samsung. Ofrece mejor contraste que paneles IPS, colores realistas, buen reflejo de luz y bajo consumo. Pero estos están pensados para el sector doméstico, no el de gaming ni profesional por su baja tasa de refresco y que pueden dar colores muy saturados. Ideal para cines en casa, pero no para jugones.
  • QLED (Quantum dot display): Ofrece un brillo alto, con una amplia gama de colores y no pierde luz. Por ahora, este tipo de paneles es muy poco común en monitores.
  • OLED (Organic Light-emitting diode): Este formato creador pro LG, se ve también en Panasonic, Phillips y Sony. Los paneles son más delgados, no hay degradación de color o contraste según el ángulo de visión, los negros son muy puros, soporta tecnología G-Sync y frecuencias de refresco muy altas. Sin embargo, tiene una baja vida útil y se pueden quedar quemadas las imágenes además de tener un elevado consumo energético.

El tamaño importa

Cómo no, necesitaremos que nuestro monitor gaming tenga un buen tamaño para poder apreciar la calidad, y tener una mejor visión de la pantalla de juego. Como parte de esta guía para encontrar un buen monitor gaming, dejamos claro que es apresurado pensar que cuantas más mejor, pero si compramos un monitor muy grande, no tendremos espacio para el segundo y mirarlo será muy incómodo.

Compatibilidad con diferentes soportes

A lo largo de su uso o incluso durante el día, vamos a necesitar mover la posición de nuestro monitor. El soporte normal siempre viene bien, pero es posible que queramos cambiar la inclinación o altura dependiendo de cómo nos queramos posicionar, ya sea erguidos o semitumbados en nuestra silla. Un soporte VESA nos permitirá modificarlo fácilmente a nuestras necesidades.

Variedad de colores y de contraste

Reflejar los colores fielmente es algo casi imperativo, y en esta guía hemos puesto los diferentes tipos de paneles para monitor gaming. Con juegos como Fortnite con mucho color y tonos de luz, tener un monitor que nos permita diferenciar los colores y que no se fundan entre sí es algo muy importante. Lo mismo con el contraste, siempre y cuando no haga que los colores acaben estando saturados de más.

Consumo eléctrico

El monitor va a estar conectado siempre y es uno de los componentes que más consumen, al tener su propia toma de luz. Si somos muy sensibles con la factura de la luz, quizás te pueda interesar tener un monitor con algo menos de tamaño, pero con un panel que consuma menos electricidad.

Además de gaming, ¿para qué lo usaremos?

Hay que pensar que el PC para jugar no lo usamos solamente para jugar, pues es una herramienta para navegar e incluso trabajar. De la misma forma que hay que pensar así para un PC, lo mismo para el monitor. ¿Somos de leer cómics online? Nos conviene un monitor que permita configurarse automáticamente para sesiones de lectura. ¿Somos muy cinéfilos y seriéfilos? Uno con mucha calidad de color y una configuración automática para consumo multimedia. Esta guía para comprar un monitor gaming entiende que los ordenadores son multiusos y por ello lo son sus pantallas. Piensa que al final, los videojuegos van a ser uno de los muchos usos que le vas a dar.

La tasa de refresco la vamos a notar

En juegos muy rápidos y exigentes, es imprescindible ser preciso y rápido para poder reaccionar. Un monitor que tenga por defecto una elevada tasa de refresco porque por su calidad de imagen y color está hecho para artistas gráficos, va a condicionarnos mucho los juegos que podremos jugar o incluso si eso jugar. Piensa en que nos quieres una calidad de imagen llena de color, contraste y HDR con calidad de imagen máxima, si no una buena calidad de imagen, pero con baja tasa de refresco.

Monitor curvado… ¿mejora mucho?

Se están asentando cada vez más los monitores curvos. Se venden como una experiencia más inmersiva. Si bien puede mejorar nuestra experiencia de juego, suelen ser mucho más grandes, aparatosos y caros, con lo que es un añadido que hay que pensar muy bien si lo necesitamos o no.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba