HardwareNoticias

Intel dice que la escasez de chips no se acabará hasta pasado 2022

Pat Gelsinger de Intel cree que tardarán en volver a la producción normal de chips y semiconductores. La escasez ha afectado los equipos de fabricación, equipos médicos y ordenadores.

Intel planea expandir la producción de sus componentes en Estados Unidos, para eliminar cuellos de botella en la producción para no tener que depender enteramente de TSMC y Samsung, con quienes están teniendo problemas de producción. Su plan incluye la construcción de dos plantas de ensamblaje en dos nuevas fábricas en el estado de Arizona. Con ello esperan convertirse en un importante proveedor de capacidad de fundición en Estados Unidos y Europa para atender a los clientes de todo el mundo. Estados Unidos es responsable del 12% de la fabricación mundial de semiconductores, y los planes de Intel aumentarían esa cifra al 30%.

Vista previa Producto Precio
Intel Core i5-10400 Intel Core i5-10400 155,00 EUR

Más fábricas de Intel para crear empleo local y acabar con la escasez de chips

La administración del presidente Joe Biden estableció un plan para gastar 50 000 millones de dólares para subvencionar la fabricación de semiconductores para ofrecer un impulso a la producción nacional. Gelsinger dice que el gobierno y la industria en su conjunto necesitan invertir más y ha presionado junto con Tom Caulfield de la fundidora de semiconductores GlobalFoundries, para que Estados Unidos se vuelva más agresivo con la esperanza de capturar un tercio del mercado global.

Aunque un aumento en la fabricación seguramente sería rentable para Intel, las nuevas fábricas no se construirán únicamente para fabricar sus chips y componentes. Intel también planea ofrecer los servicios de la fábrica a otras empresas que quieran externalizar la fabricación de componentes o que quieran tenerlos más cerca de sus almacenes o tiendas.

LEER MÁS
Xiaomi se estaría planteando seriamente comprar la compañía de cámaras deportivas GoPro

Pero la creación de estas fábricas no está precisamente cerca, puesto que incluso las estimaciones más optimistas de Intel creen que no se recuperará el stock de componentes y chips durará incluso hasta bien entrado 2022. Y por muchos esfuerzo que pongan, no volverá a niveles anteriores de la pandemia hasta 2023. Gelsinger dice que Intel ya se ha comprometido con los proveedores de componentes para aumentar la producción en sus fábricas.

Fuente: Digital Tendrs

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba