Ir a la barra de herramientas
Internet

Dalas Review se salta la LOPD para un nuevo vídeo y la Policía Nacional le sigue la corriente en Twitter

Nuevamente Dalas Review se mete en un jardín, al pedir que sus subs les dejen entrar en sus cuentas, sin aparentemente, estar dado de alta en la Ley Orgánica de Protección de Datos y encima la Policía Nacional, le sigue el juego en Twitter.

Si buscásemos en la red una persona experta en meterse en charcos, cada vez más profundos, encontraríamos a Dalas Review. Experto en meterse en un sinfín de jardines y de polémicas con otros YouTubers, no ha tenido otra genial idea que pedir a todos sus seguidores, que quieran, que les permita entrar en sus cuentas par aun vídeo titulado ‘Hackeo a mis fans’. Realmente eso no es hackear, es un delito. Es un delito porque cualquiera que gestione datos de terceros debe estar dado de alta en el registro de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Entre otras cosas esta Ley Orgánica impide a las empresas o usuarios que gestionan datos de terceros, a comercializar, mostrar u obtener ningún tipo de lucro con estos datos y menos acceder a las cuentas privadas de los usuarios, debido a que esto es delito. La cosa se complica, porque parte de los seguidores de Dalas son menores y podría tener acceso a las fotos privadas de menores, que podría descargar y a conversaciones privadas, algo completamente ilegal, según la legislación española.

Por si fuera poco, la Policía Nacional mediante su cuenta verificada en Twitter se ha hecho eco de esto y han patinado en el mensaje, que dice lo siguiente:

¡Tú verás a quién cedes tus contraseñas! Tu seguridad y privacidad están en juego.

Si entras en la broma… no olvides cambiarlas inmediatamente

La Policía, lejos de hacer su trabajo y en un intento de hacer una gracia equivocada, ha publicado un tuit sobre la privacidad, obviando que Dalas se está saltando la LOPD y que está accediendo a cuentas, en algunos casos, de menores de edad, algo completamente ilegal. Pero por si fuera poco, obtendrá un lucro de esta práctica, ya que especifica claramente que es para un vídeo de YouTube.

YouTube además, debería de eliminar el vídeo, nada más se suba, y podría llegar a cerrar la cuenta, algo que ya le paso hace algunos meses. Las políticas de YouTube, de las que hemos sido víctimas, son muy claras y a nosotros ya nos censuraron un vídeo de YouTube, donde enseñábamos a auditar la seguridad de nuestra WiFi. No solamente nos eliminaron el vídeo, además, nos prohibieron durante tres meses hacer directos. Este caso es más flagrante, ya que se mete en cuentas de terceros y eso es delito y va contra las normas internas de YouTube.

Que Dalas Review, que ha demostrado en más de una ocasión, ser más niño mimado que otra cosa, parece que no ha aprendido nada de que YouTube le borrara el canal durante unas horas y es que claro, después de llorar en Twitter se la devolvieron. El problema está en que las políticas de YouTube valen para canales pequeños, si son canales grandes, puedes tener actitudes racistas, insultar, vejar e incluso, enseñar el cadáver de una persona que se ha quitado la vida mientras te ríes.

YouTube se ha convertido en una ciénaga, donde todo vale por ‘marcarse la del partner’ y conseguir monetización con vídeos saltándose las leyes. Todo vale por conseguir unos cuantos likes, unos cuantos subs y ganar dinero a costa de terceros, como es el caso. Eso sí, a costa de canales pequeños, los cuales trabajan duro para conseguir las raspas, mientras los grandes canales, se saltan las normas cada vez que quieren.

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba