CriptomonedasNoticias

Kerrisdale Capital carga duramente contra KODAK y su criptomoneda

La compañía Kerrisdale Capital, ataca durísimamente a KODAK por el desarrollo de su criptomoneda, la cual considera completamente inútil e irrelevante y afirma que sus mineros no son más que Bitmain Antminer S9 con una pegatina.

La entrada de Kodak en el mercado de las criptomonedas, parece una mala broma y es que la historia de la compañía está enteramente ligada al mercado de la fotografía, un mercado en el que ha pasado a mejor vida, después de ser la mejor marca de fotografía del mundo. El anuncio de la marca de desarrollar una criptomoneda propia, denominada KODAKCoin. La blockchain de esta criptomoneda se basa en proteger los derechos de las fotografías tomadas por fotógrafos profesionales, mediante la contabilidad distribuida.

El inicio de la ICO de la criptomoneda, fue bastante movido, pero cuando el valor de la criptomoneda se triplico tras el cierre de la ICO, dejo altamente satisfechos a los que apostaron inicialmente por esta criptomoneda y los expertos e mostraron optimistas respecto al nuevo futuro de la compañía. Todo esto ahora se enfrenta a un problema y es que la firma de investigación de inversiones Kerrisdale Capital, ha publicado esta semana una seria acusación de 22 páginas sobre este proyecto.

Dicho documento es extremadamente duro, ya que se refiere a la mítica Kodak como una ‘reliquia moribunda de la fabricación estadounidense.’ Kerrisdale además los 300 millones de dólares de la ICO ‘nunca entregaran los beneficios prometidos.’ El informe es muy rotundo y afirma que, ‘las cadenas de bloques y las criptomonedas son tecnologías apasionantes que pueden trastornar muchas industrias, su uso en la licencia de derechos de medios por parte de KODAKOne no será uno de ellos’

Además, el proyecto se ha considerado, según el informe, como un ‘intento vacilante de una empresa moribunda para perseguir la locura de la ICO’, y el equipo tiene ‘cero credibilidad’. También se advierte a los inversores, sobre que este token no tiene el menor valor, indicando que: ‘vemos la equidad como inútil, lo que implica una desventaja del -100%’-

La mayor critica a este proyecto, es el uso de términos como ‘reconocimiento de imágenes habilitados por IA’ y ‘libro digital encriptado’, lo cual pondría en boca del proyecto, términos sencillamente de moda, que provocan exageraciones y que solo ensombrecen la realidad de un proyecto, el cual, es imposible que logre los objetivos establecidos. Según el informe, ‘el hash criptográfico no probara la procedencia de la propiedad intelectual y el uso de la blockchain no disminuye los recursos necesarios para la detección y aplicaciones de las infracciones.

Se aduce que ‘no hay ninguna ventaja practica para usar la blockchain’, ya que no podrá proteger a los fotógrafos, más de lo que ya están actualmente. No solo se ataca a la tecnología, sino que se va más allá y se acusa a la compañía de ‘operaciones altamente sospechosas’ por parte de la compañía y además indican que esperan investigación de la SEC a la compañía, en breve.

Otro de los puntos criticados es el Kokak KashMiner, un ASIC que alquila la compañía por 3.400$, durante los dos primeros años y tras esos 24 meses, se deberá dar de manera obligatoria el 50% de los Bitcoin minados, a la compañía, algo que suena a SCAM claramente. Kerrisdale ha certificado algo que ya habíamos observado todos y es que el minero de Kodak no es más que un Bitmain Antminer S9, con una pegatina.

El cierre del informe no es menos demoledor. Se asegura que Kodak es un ‘impostor’, que solo busca subirse al carro de la nueva tecnología blockchain, con el fin de lucrarse sin ofrecer nada. Además, han instado que los fondos generados no protegerán a la compañía de la ‘gravedad de los fundamentos agónicos del viejo mundo’

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar