NoticiasOtros

NAS ioSafe 1520+ a prueba de catástrofes de ioSafe puede sobrevivir a incendios e inundaciones

En la mente de muchos sysadmins está el recuerdo de los servidores de OVH que se quemaron en un incendio y con ellos la pérdida de muchos TB de datos que no estaban tan seguros en al nube. Nunca debemos olvidemos la frase de que «no existe la nube, es el ordenador de otra persona» y por ende los datos que se suben también deberían de estar seguros físicamente en los data centers en lo que se guardan. Para evitar casos así, ioSafe ha anunciado el NAS ioSafe 1520+, que es resistente a las catástrofes.

Este NAS pensado para tener una gran resistencia física puede proteger las unidades de disco en temperaturas de hasta 843º C de acuerdo con la norma de pruebas ASTM E-119 durante un máximo de 30 minutos. También son capaces de mantener las unidades a salvo durante un máximo de tres días cuando se sumergen en hasta 3 metros de agua en el caso de inundaciones.

Un NAS pensado para sobrevivir a casi todo

En cuanto a las capacidades de almacenamiento, el NAS ioSafe 1520+ a prueba de catástrofes puede albergar hasta cinco discos duros de 3,5 pulgadas intercambiables en caliente, lo que significa que puede almacenar hasta 100 TB utilizando discos duros de 20 TB en función de la configuración RAID. Se puede ampliar con módulos de expansión resistentes a los desastres para alojar hasta 300 TB de datos.

Ejecuta el sistema operativo DSM de Synology, que ha sido diseñado principalmente para usuarios empresariales. Su hardware se basa en el sistema en chip Intel Celeron J4125 emparejado con 8 GB de memoria DDR3L, puede conectarse a una red local mediante cuatro puertos GbE y admite varios dispositivos de almacenamiento externo mediante sus interfaces USB 3.0 Tipo-A y eSATA.

LEER MÁS
ASUS ROG anuncia su puente SLI HB

Mide 406×483×534mm y pesa 29 kilogramos sin unidades y 33 kilogramos cuando está completamente embalado. La idea del NAS ioSafe 1520+ es para aquellas empresas que quieren proteger sus datos, pero no quieren almacenar su información en la nube por los mencionados problemas de que se almacenan en otro lugar donde no podemos controlar físicamente lo que pasa con los datos.

Fuente: Tom’s Hardware

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba