antec DP501 FB

Liam Robertson, conocido por tener contacto con gente de la industria, es el que ha filtrado la información al canal de Youtube Spawn Wave. La incursión de Google en los videojuegos le viene de lejos, pero ahora sería el momento en el que entrarían a competir contra Sony, Nintendo y Microsoft.

Según unos recientes rumores, Google estaría dispuesta a entrar de forma contundente en el mercado de videojuegos con su propia división. Su apuesta no sería sólo con un servicio de streaming como el que ya existe con Assassin’s Creed Odyssey. Tendrán también una consola de corte tradicional bajo el nombre en clave Metallurgy.

Streaming y juegos descargables serían la base de la consola de Google

Según apuntan los rumores, Metallurgy tendrá un servicio de juegos por streaming y permitirá descargar los juegos si no queremos lidiar con el lag. Esto hará que sea una consola sin método de lectura de spportes físicos como cartuchos o discos, pues sólo se podrán comprar juegos digitales. Con estas indicaciones, y si es capaz de mover juegos como Assassin’s Creeed Odyssey, se da a entender que será una consola con potencia equiparable a la PlayStation 4 o Xbox One.

A la consola de Google no le faltarían juegos exclusivos y algunos de los que están en desarrollo podrían llegar a lo largo de este 2019, posiblemente a finales de año. Según comentó Liam Robertson, “He visto algunos de esos juegos y son de los que la gente querrá jugar”.

Como suele ser habitual, son sólo rumores que vienen de planes de la empresa y en algún momento pueden cambiar o cancelarse. La idea de tener a Google como competidor en el mercado de consolas es interesante. Pero si sus máximas apuestas son juegos en streaming y los juegos exclusivos no generan suficiente interés, lo tendrá difícil para competir con tres empresas que llevan años en el mercado.

LEER MÁS
Ofertones del fin de semana de Steam donde podemos encontrar el Sniper Elite y el Ghost Recon Wildlands, entre otros

Fuente: Canal de Spawn Wave

Share.

About Author

Conocedor de los videojuegos. Cosecha de 1990.