banner antec

From Sofware ha sacado con Sekiro: Shadows Die Twice otro juego que recomendar a lo largo de toda la generación. Es más directo que los otros Dark Souls y Bloodborne, pero sigue siendo exigente.

Ya estamos con el análisis de Sekiro: Shadows Die Twice, en la versión de PC. Después de pasar muchas más horas podemos decir y afirmar que From Software sigue con su toque de oro. Después de ganar popularidad con un Dark Souls desarrollado para unos pocos, Sekiro es su juego con la fórmula Souls más abierta.

Difícil, pero directo, justo y gratificante

Vamos a lo que muchos fans quieren saber: ¿Es Sekiro un juego difícil y exigente? Sí, como los anteriores, pero de una forma más natural. Mucho se ha hablado de que los primeros Demon y Dark Souls importa mucho el posicionamiento de los enemigos, el escenario y aprender del ensayo y error, pero estaba hecho por un diseño a veces poco conveniente como la Fortaleza de Sen, el Lecho del Caos o los arqueros de Anor Londo.

Miyazaki se dio cuenta de que así la dificultad era muy artificial al requerir mecánicas y movimientos no introducidos a los jugadores y que no cuadraban con el juego, cosa que arreglaron en Bloodborne y Dark Souls III con menos jefes con movimientos casi ineludibles y permitiendo farmear tu victoria subiendo de nivel. En Sekiro la dificultad está altamente unida a las mecánicas y está equilibrada alrededor de ellas de forma que si se gana es por la habilidad propia del jugador.

Ya no es un RPG, es un juego de acción más cercano a Devil May Cry o Bayonetta con las mecánicas de parry y esquiva convenientes. De nada sirve conseguir más habilidades si no somos buenos jugando a unas mecánicas básicas. Esto va a molestar a muchos curiosos que quieren estar en la onda y jugar al juego de moda pero ven que es más exigente, pero es parte de la experiencia y han hecho que aprender sea algo más accesible que en otros juegos de la franquicia. Es más, de forma natural vamos mejorando en el juego y los enemigos que al principio eran difíciles, al cabo de dos horas nos parecerán muy fáciles.

sorteo gigabyte aorus gtx 1080 ti 11g 1024x252 - Análisis: Sekiro: Shadows Die Twice
De principio a fin todo es esquivar, bloquear y contraatacar en los combates cuerpo a cuerpo uno contra uno. El juego nos enseña que es lo ideal para no ser flanqueados o superados por enemigos. De forma regular se nos presentan nuevas áreas con varios enemigos. si habéis leído el avance que publicamos el pasado sábado, y recomendamos mucho leer, recordaréis que han introducido mecánicas de golpe mortal, imprescindible para acabar con enemigos y jefes. Puedes dedicar una batalla a bloquear un jefe para desequilibrarle y darle el golpe de gracia, y es una forma de jugar viable. Volviendo a las áreas de enemigos normales, el juego nos incentiva a ser sigilosos y buscar cómo eliminar a los enemigos uno a uno para avanzar sin problemas, incluso para empezar las batallas contra ciertos minijefes con cierta ventaja al quitarles una barra de vida entera.

Si eso podemos achacar que la exploración se ha vuelto ligeramente menos gratificante que en otros Souls. Moverse por los escenarios es divertido pero quitando que encuentras jefes secundarios adicionales, no tienen muchos que ofrecer salvo pequeños tesoros que no valen mucho. Es más, hay ciertos objetos cuyo uso es muy secundario. También hay una mecánica en la que si morimos mucho, ciertos NPCs enfermarán y podrán morir si no les curamos con un objeto raro, pero a falta de poder experimentarlo más a fondo, sólo hace que como mucho algunas conversaciones y misiones secundarias se pierdan.

LEER MÁS
Análisis: Tropico 6

Hay algunos sacrificios de la fórmula, pero eran necesarios

También se nota que la ambientación ha perdido bastante. En un Dark Souls era habitual ver numerosas historias de los personajes entrelazadas en un mundo devastado por las llamas. Aquí en Sekiro la historia está muy de fondo y no tiene tanta profundidad. No es nada que no se haya visto en otros juegos japoneses, y no es malo, sólo una forma diferente de contar una historia.

20190323023948 1 - Análisis: Sekiro: Shadows Die Twice

Gráficamente, está bastante bien y como ya dije, mi gráfica GTX 770 mueve bastante bien el juego con muy pocos sacrificios, mejor incluso que la versión clásica de Dark Souls: Prepare to Die. Incluso hay muchos más detalles como llamas, árboles y edificios con arquitecturas más complejas, y puedes ir de principio a fin sin apenas tiempos de carga disimulados. Hay algún bug gráfico que dura unos dos frames al no renderizar, pero es muy poco habitual. Algún que otro bug me he encontrado pero ha sido a base de romper el juego por accidente, con lo que a nivel técnico, Sekiro está muy bien cuidado.

Me gustaría poder decir algo de la banda sonora, pero como pasa en estos juegos la música no destaca mucho. Entre que no suena de forma habitual y estamos más centrados en los combates y efectos de sonido, ésta adquiere un plano más bien terciario. Habrá que esperar a que hagan recopilaciones en Youtube para valorarla. Y parece que esto es malo pero sabiendo que en Sekiro hay cierta inspiración de películas de samurai con poco sonido más allá del ambiental, la decisión es acertada y la poca música que hay funciona bastante bien.

Conclusión: Sekiro es genial, pero difícil de recomendar

En conclusión, Sekiro: Shadows Die Twice es otro genial juego de From Software, que hace muchos sacrificios. Fans de los Souls clásicos van a querer más profundidad en los combates, y jugadores menos hábiles van a sentirse frustrados si no tienen paciencia o se ponen nerviosos. Pero es la fórmula que usa From Software para sus juegos. En un sector dominado por los juegos pensados para ser una experiencia cinemática que no aliene a ningún usuario, prefieren hacer ciertos sacrificios para hacer juegos más mejorables y que puedan interesar más a ciertos públicos. Sekiro es exigente, no tiene una gran profundidad, pero todo lo que tiene lo hace genial.

20190327134929 1 - Análisis: Sekiro: Shadows Die Twice

Vencer un jefe después de varios intentos y aprender e improvisar técnicas, porque te lo permiten, sienta genial. Tras varias horas sufriendo con minions, poder arroyarlos todos desde la zona inicial hasta la zona del Templo Senpo porque te has aprendido las zonas y estrategias para optimizar sienta genial. Si al Spider-Man se alabó porque “te hace sentir como el superhéroe”, en Sekiro te hacen sentir como un ninja mortal y eficiente, pero sobre todo porque el jugador se lo ha ganado a base de aprender y dominar el juego.

Recomendamos, y mucho Sekiro, pero a la vez avisamos: no es un juego fácil, pero no es imposible. No es un juego hecho para la amplia mayoría de jugadores y está bien. Quienes logren disfrutarlo y superarlo van a encontrar una de las experiencias más únicas de la generación.

Medalla Gold HardwareSfera 520x520 - Análisis: Sekiro: Shadows Die Twice

89%
89%
No es un juego que recomendar a todo el mundo, pero quienes puedan apreciarlo tendrán una experiencia increíble.
  • Gráficos
    8.5
  • Mecánicas
    9.5
  • Música
    8
  • Diversión
    9.5
  • User Ratings (1 Votes)
    8.9
Share.

About Author

Conocedor de los videojuegos. Cosecha de 1990.