Perifericos

Teclado Trust Callaz TKL- Review

El mundo de los teclados se está enfrentado a dos nuevas corrientes. Le viene desde hace años la ola de hacerlos diseñados y especiales para las necesidades del gaming, que piden buenos tiempos de respuesta, y muchos colores RGB. Luego está la popularización de los nuevos formatos de forma de teclados, siendo el TKL el más popular, para hacer que los usuarios tengan algo más de espacio en sus mesas porque eliminan el teclado numérico.

El teclado Trust Callaz TKL es un ejemplo de abordaje de estas dos olas. Ambas se complementan muy bien por una sencilla razón: un teclado más compacto permite más espacio para maniobrar el ratón en un juego exigente.

Aunque el TKL no es una prestación ni necesidad única de los gamers. Oficinistas, estudiantes y cualquier usuario que simplemente quiera un poco más de espacio en su mesa, un recurso muy limitado; va a apreciar los teclados más compactos. Si bien hay modelos de 60% o incluso 40% que reducen el teclado su más mínima expresión, por ahora parece que el modelo TKL es el que más se va a instaurar al ofrecer el salto menos drástico respecto al formato de teclado tradicional. El resto de teclados reducido será solamente para los realmente exigentes y necesitados de espacio.

Agradecemos a Trust que nos haya pasado el producto para su review.

Unboxing del teclado Trust Callaz TKL

El lado frontal, el que veríamos en la tienda; del teclado Trust Callaz TKL. Se ve el diseño habitual de los productos de Trust. Es posible confundirlo con un teclado completo, dado que la etiqueta de TKL es bastante pequeña, siendo este un factor determinante y tan importante.

En el lado contrario se ven las habituales prestaciones del teclado, que listamos abajo en su sección correspondiente.

El empaquetado del Trust Callaz TKL no puede ser más sencillo. Fuera de los manuales y la garantía, solamente está el propio teclado envuelto en el plástico semiacolchado protector. Tiene el cable de conexión separado del teclado principal para que el conector USB no sufra impactos durante el transporte y manejo de la caja.

En la caja también viene el anclaje para quitar cómodamente las teclas del teclado sin dañarnos las manos. Es un añadido que pocos hacen, y que no entendemos que se haga más, puesto que la limpieza del teclado y las teclas de forma individual es algo primordial, al menos por higiene de la mesa.


Diseño del Trust Callaz TKL

Quitamos el plástico protector y ya podemos apreciar mejor el teclado Trust Callaz TKL. Vemos el brillo que arrojan el acabado de las teclas y la placa metálica de la que se compone el cuerpo superior del teclado. No son brillos que vayan a molestar mucho, pero es posible que dependiendo de donde se coloque el teclado y el propio brillo de la pantalla.

El reflejo de las teclas lo notaremos si no vamos a páginas con modo oscuro. Es posible que las letras no se vean bien en casos un poco extremos, pero para ello está la retroiluminación RGB con colores.

La parte trasera del teclado Trust Callaz TKL. Se aprecia que la placa de plástico inferior tiene una textura, que no ayuda en mucho.

Los elevadores para al ergonomía, si es que nos gusta tener el teclado en posición elevada.

Como miramos los detalles, apreciamos que los elevadores tienen sus propias gomas antideslizantes, aunque de un tamaño pequeño que no cubre toda la superficie.

Cada una de las esquinas del Trust Callaz TKL tiene sus gomas antideslizantes. No son especialmente gruesas, pero cumplen con su función.


Especificaciones

Abajo listamos las características del teclado Trust Callaz TKL que aparecen en su página web.

  • Factor de forma TKL
  • Teclas mecánicas
  • 35 mm de altura
  • 367 mm de largo
  • 137 mm de ancho
  • 659 g de peso
  • Disposición QWERTY
  • 87 teclas totales
  • Teclas Outemu Switch Red linear
  • 12 teclas multimedia mediante botón de función
  • 50.000.000 de pulsaciones de duración de las teclas.
  • Anti-Ghosting
  • 8 ms de tiempo de respuesta
  • 4 mm de distancia de viaje de las teclas
  • 47 g necesarios para la pulsación de las teclas
  • Pilotos de Modos Juegos, Bloqueo de Mayúsculas y Bloqueo de Scroll
  • Conexión mediante USB 2.0
  • Cable de 180 cm de largo
  • Teclas retroiluminadas mediante RGB
  • Compatible con Windows, Mac OS y Chrome OS
  • 2 años de garantía

Para comprobar los switches de las teclas, hemos quitado prudencialmente las teclas direccionales de la derecha. En efecto, son los switches Oetemu Red.

Por su propia naturaleza, los switches Owetemu Red están enfocados en videojuegos. Tienen una actuación ligeramente más ligera que la media, poco recorrido y por su naturaleza son silenciosos. Pero eso no hace que las pulsaciones sean silenciosas. Un teclado mecánico va a sonar tan fuerte como fuerza le demos, y este teclado no es una excepción.

Hemos probado las capacidades RGB del teclado Trust Callaz TKL. El acercamiento de este teclado a la retroiluminación de las teclas, un campo en el que todos los fabricantes están luchando muy ferozmente, es el de un arcoiris de colores con una fila presentando un color distinto.

Efectos de colores no le faltan, pues hay una veintena de ellos. Incluso hay un modo reactivo que genera ondas de luz dentro del teclado que llega a ser útil para saber si el teclado recibe las pulsaciones. Pero notamos que la falta de personalización hace que sus prestaciones RGB se antojen un poco insuficientes para quienes hayan probado la personalización, aunque sea que en vez de un abanico de color, que el arcoíris fluya o que pueda usar colores sólidos.

Nos gusta que se ponga RGB en los teclados o cualquier retroiluminación, pero creemos que se puede hacer más que poner colores fijos.

Apagando las luces, se puede apreciar mejor la luminancia de las teclas en condiciones de luz menos favorables. Consiguen todas destacar y estar lo bastante iluminadas para poder escribir correctamente en condiciones de baja iluminación. Es una utilidad que mucha gente no da al RGB, que al final es retroiluminación, y la retroiluminación en según qué dispositivos puede ayudar mucho.


Galería de fotos del teclado Trust Callaz TKL


¿Merece la pena pasarse a un teclado TKL?

Los teclados con factor de forma TKL (Ten Key Less) están entrando principalmente para el mercado más enfocado al gaming doméstico y profesional. Rara vez en los juegos se pide que se usen teclas del teclado numérico porque el estándar de la posición de la mano es el WASD y el de la derecha el ratón, si es que eres diestro. El teclado numérico se está quedando relegado a ser usado solamente para oficinistas que trabajan mucho cumplimentando formularios con entradas numéricas

Es para este público para el que un teclado TKL les puede sentar como una aberración de la naturaleza, y lo entendemos. Los ordenadores se hicieron originalmente para rellenar con datos numerosas hojas de forma rápida y eficiente, hacer cálculos y operaciones económicas complicadas… No fueron usados para jugar, aunque pocos años tardaron desde su creación en usarse para ello.

La tecnología avanza y sus periféricos y demás deben de adaptarse a las necesidades de los usuarios. Los teclados TKL ofrecen a los usuarios desligarse del teclado numérico para ganar espacio en la mesa. Parece poco, pero en mesas cada vez más aparatosas donde prácticamente vivimos una gran parte de nuestras vidas, el espacio adicional para operar se agradece. Quitar el teclado numérico da más espacio para que el ratón, seamos diestros o zurdos, tenga una mayor área para él, especialmente si somos diestros. Si te molestan mucho los golpes que da el ratón en una sesión de juego o simplemente navegando pro internet o trabajando, pasarse a un teclado TKL es casi mandatorio.

También hacen que el teclado sea mucho más fácil de llevar gracias a su menor peso y tamaño. Es más fácil llevarlo en una mochila normal junto a un portátil o mini PC. Incluso en una bandolera puede caber un teclado entero, gracias a algo tan sencillo como no tener un teclado numérico. ¿Que resulta que comes delante del ordenador por privacidad o por comodidad para ver vídeos o series? Puedes guardar más fácilmente un teclado Trust Callaz TKL debajo del monitor.

Pasarse al formato TKL cuesta, pero es muy agradecido.

El gran inconveniente que se presta es acostumbrarse a la nueva disposición. Vamos a perder muchos botones para ahorrar espacio. Si tenemos alguna costumbre con el teclado numérico aparte de introducir números en formularios o Excel, como pùede ser usar el botón Intro, pues lo vamos a notar durante los primeros días o meses. Al final, luego el único inconveniente es acordarse de usar lso botnoes nume´ricos tradicionales que siemrpe han estado encima de las letras del teclado.

es tood cuestión de acostumbrarse. pero entendemos que el factor de forma TKL de un teclado peude ser un cambio muy drástico parta muchos y que no compense. Pero si valoras el espacio, uno de estos teclados es perfecto para empezar a reducir el tamaño de tu teclado.

¿Las prestaciones de gaming importan mucho?

Hay que entender que el término “gaming” engloba un acercamiento a cualidades que se esperan de productos usados para poder ofrecer un gran rendimiento en ciertas situaciones. En este caso se epsera de ellos que no tengan mucha latencia, pues la diferencia de unos milisegundos en juegos altamente competitivos pueden ser cruciales a al hora de registrar decisiones y movimientos. Está el hecho de que no se sobreescriban acciones, con el denominado anti-ghosting.

Cabe decir que no significa que sin ellos no vas a poder jugar bien, pero que los productos están hechos para el día a día y también para jugar a videojuegos de forma eficiente. Si no somos jugadores profesionales, no vamos a notar gran diferencia, con loq ue esperar que solamente comprando los mejores productos es un error muy habitual. Es cierto que el equipo debe de tener unos mínimos, y puede ayudarte a tener mejores resultados si funcionan correctamente, pero es ma´s por las ganas de mejorar y demostrar lo mejor de uno mismo en los juegos los que ayudan a tener mejroes resultados. pero tener unt eclado con menos latencia y gran resistencia, ayuda mucho y es una gran herramienta.

Incluso en la oficina en casa un teclado gaming ayuda mucho. Los colores pueden ayudar a quitar el aburrimiento visual de un teclado de oficina tradicional, y al final, es un teclado que funciona de forma eficiente y rápida. Los teclados gaming se caracterizan por tener gran resistencia y ser rápidos de pulsar, con lo que estando escribiendo este artículo con el teclado Trust Callaz, escribir lo que tienes en la cabeza en un teclado fácil y rápido de pulsar se siente como hacer trampas.

Insistimos en que las prestaciones enfocadas al gaming, siempre y cuando estén bien hechas como es el caso de este teclado. Teclas que responden correctamente, fáciles de pulsar y resistentes son muy queridas en el mundo del gaming, pero perfectamente cualquiera puede apreciarlas.

El RGB, si lo pones, ponlo bien

El tema del RGB en los teclados, entendemos que es algo muy superficial. Hay quien dice que suben el precio y demás, pero es un añadido que muchas veces piensas que no es importante, pero si lo empiezas a tocar, trasteas con él hasta tener tu configuración favorita. Pues bien, nos parece que la retroilumianción en las teclas es algo indispensable en cualquier teclado. Sea luz blanca o de colores, y que debe de hacerse bien.

Conforme los teclados se van haciendo cada vez más avanzados con sus prestaciones, el RGB evoluciona con ello. Los fabricantes compiten con ofrecer efectos y hasta personalización de la retroiluminación. Ya sea por darle un toque personal para nuestra imagen de marca si se ve nuestro teclado en streamings o videos, marcar las teclas más importantes con iluminación individual, o porque simplemente queremos usar nuestros colores favoritos.

El RGB no es primordial en un teclado, pero cuando se tiene en uno a partir de cierta gama se esperan muchas más opciones, aparte de simplemente unos efectos que iluminan o no ciertas partes del teclado.

Es por esto por lo que debemos decir que el Trust Callaz TKL se limite a tener efectos de iluminación sin poder personalizar totalmente los colores, hace que se note como algo insuficiente. La personalización es algo que se agradece y ayuda a apreciar el teclado.

Insistimos en que esto es una minucia, pero son los pequeños detalles con los que nos quedamos. Los pequeños detalles son los que hacen la vida y a partir de cierta gama, esperamos un poco más.

Experiencia con el Trust Callaz TKL y conclusiones

Hemos escrito este mismo texto, emails, algunas noticias y jugado a algunas partidas a DOTA 2, League of Legends, y unos cuantos Call of Duty y Ballefield, dado que son juegos que sí o sí necesitan un teclado o que se benefician mucho del combo de teclado y ratón. El funcionamiento del teclado Trust Callaz ha sido preciso y sin fallos, que es lo mínimo que podíamos esperar de él, sabiendo que es un teclado enfocado para el gaming.

No se ha notado un lag apreciable en los juegos más exigentes, y detecta todas las teclas presionadas. El paso de TKL ya lo comentamos, que es cuestión de acostumbrarse. Pero en una mesa de oficina con tamaño reducido, el espacio ganado siendo un modelo TKL es uno que no cambiaríamos por nada del mundo, salvo si de repente nuestro trabajo hiciera primordial la introducción de datos numéricos constantemente. Para paliar esta necesidad hay teclados numéricos que se venden por separado, aunque haya que dedicarle un conector USB extra.

A la hora de escribir, la ligereza y facilidad de presionado hace que se cansen las manos mucho menos. La salud física no debería dejarse por un teclado pesado y firme que sea difícil de manejar bajo el pretexto de que es gaming y por ende tiene que ser grande. Los switches Outemu Red son fáciles y rápidos de pulsar, que si bien son rápidos y cómodos, su punto negativo es que como son parte de un teclado mecánico, si quieres usarlo en la oficina, más vale que tus compañeros estén conformes con escuchar constantemente el ruido al escribir si no hay una pared de por medio. Pero escribir frases desde tu cabeza es realmente rápido, cómodo y si pudiéramos explicarlo con una expresión, sería “es como hacer trampas” puesto que su comodidad, velocidad y esa ligera motivación que dan los impactos de un teclado mecánico hacen que escribir sea simplemente satisfactorio. Si quieres un teclado que te sirva para la oficina en casa, este sigue siendo una buena elección.

  • Fácil de instalar nada más lo sacas de la caja.
  • Bastantes efectos de RGB.
  • El formato TKL es muy agradecido una vez ya te manejas holgadamente con él.
  • Pasado el momento inicial de acostumbrarse a escribir con él, se siente como si hiciéramos trampas.
  • Muy resistente y no se dobla con la presión.
  • Como con cualquier teclado que se acerque a la experiencia de un teclado mecánico, si tecleas rápido y con ganas, suena mucho. No lo recomendaríamos como teclado de oficina, y como teclado de trabajo desde casa, solamente si te puedes acostumbrar al sonido.
  • Tardarás en acostumbrarte a no tener un teclado numérico si este es tu primer teclado TKL.
  • El RGB está limitado a efectos y no puede personalizar sus colores.

El Teclado Trust Callaz cumple muy bien con ser un teclado con prestaciones para el gaming, que además puede servir como teclado de oficina. Es resistente, ligero y compacto. Una muy pequeña pena que en cuanto a RGB se note insuficiente.

Diseño
RGB
Prestaciones
Relación Calidad-Precio

Un buen teclado, firme y accesible para quien quiera introducirse en el formato TKL y sea un buen gamer.

User Rating: Be the first one !

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba