Placas Base

Review: Placa base Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5

Analizamos la excelente placa base Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5, la cual ha sido desarrollada por Gigabyte para dar soporte a los nuevos procesadores Intel Kaby Lake, ofreciendo las mejores características posibles.

[nextpage title=”Introducción” ]

INTRODUCCIÓN


La llegada de los nuevos procesadores Intel Kaby Lake hace necesaria la llegada de nuevas placas base pensadas para estos procesadores. Pese a que estos procesadores no estrenan nuevo socket, lo ideal es que dispongan de una placa base desarrollada precisamente para ellos. Gigabyte es consciente de este aspecto y ha desarrollado una nueva gama de placas base destinadas a estos procesadores y una de las tope de gama es esta Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5, la cual cuenta como siempre con unas prestaciones y una calidad sin comparación. Respecto al formato, esta tiene un formato tipo ATX con unas dimensiones 30.5*24.4cm.

Durante esta review destacaremos todos los aspectos importantes de esta placa base, pero a golpe de vista, los aspectos que más nos han llamado la atención son los tres puertos PCIe 3.0 x16, que disponga no uno, sino dos puertos M.2 SSD y una tarjeta de red Killer E2500. Además, destaca mucho el diseño de la placa base, que como veremos, una vez conectada tiene iluminación en varios puntos, que es personalizable.

Estamos, sin lugar a dudas ante una placa base preparada para que le echemos todo lo que queramos, soportándolo sin mayores problemas. La conectividad, veremos que es uno de los grandes puntos de esta placa base, algo que destacamos, porque nos ha llamado mucho la atención que dispone de todo tipo de puertos, tanto en el panel, como en la propia placa base. Dispone de botones para overclocking, haciendo más sencillo el trabajo y los sockets para memorias DDR4 cuenta con la tecnología Intel XMP.


[/nextpage] [nextpage title=”Conectividad on board” ]

CONECTIVIDAD ON BOARD


Gigabyte ha pensado y ha querido que esta placa base sea muy, pero que muy completa en cuanto a conexiones y utilidades en la propia placa base. Algunas las iremos desgranando en diferentes apartados, ya que hay mucho que contar sobre ellas. Como características generales más interesantes, debemos decir que esta placa base cuenta con un conector para el ventilador del disipador y uno especial para refrigeraciones liquidas, concretamente para la bomba de agua que puedan utilizar estos sistemas de refrigeración, además de cuatro conectores para ventiladores repartidos por la placa y otros dos que pueden ser usados para ventiladores en general o para los ventiladores del bloque de la refrigeración líquida.

Algo que nos ha interesado mucho es que cuenta con dos sensores de temperatura integrados, lo cual permite una gestión más eficiente de los ventiladores. Otro elemento diferencial interesante, es que la placa base cuenta con un puerto para conectar una tira LED RGB. Si conectamos una tira LED RGB, al podremos modificar mediante Gigabyte AURA, la tecnología de personalización del color LED RGB, creándose un sistema uniforme y conjunto.

La placa base, como debe ser, dispone de una gran conectividad para los conectores de los paneles frontales de las torres de nuestros ordenadores y los sistemas de conectividad para bahías de 2.5” y 3.5”. Esta dispone de dos conectores para puertos USB 3.1 Gen. No solamente dispone de dos conectores para puertos USB, también tenemos dos conectores para puertos USB 2.0/1.1. Además, toda buena placa base que se precie debe disponer de un buen número de conectores para almacenamiento, en este caso, tenemos seis puertos SATA 6Gbps  y soportan configuraciones RAID 0, 1, 5 y 10. Esta placa base además cuenta con tres puertos SATA Express, un puerto de conexión híbrida entre los puertos PCIe y los puertos SATA, lo cual soluciona uno de los problemas que se suele dar con los SSD, que son los cuellos de botella, esto nos proporciona velocidades de transferencia de hasta 16Gbps, que son 1.97GB/s.

Dicha placa base cuenta con un puerto U.2. Este puerto inicialmente se llamó SFF-8639 y se utilizaba para unidades SSD de alta velocidad con tecnología NVMe. Este conector especial ofrece la combinación de puertos SATA y SAS, que ofrece un total de cuatro líneas PCIe 3.0, pero realmente no utiliza un slot PCIe, por lo cual estamos dejando espacio para otras opciones. Otro aspecto interesante es que el puerto U.2 tiene el mismo diseño de conector que el puerto SATA Express. Los conectores U.2 son ideales, ya que puede soportar las altas velocidades de las unidades NVMe.

Las unidades SSD NVMe son unidades de disco duro con memorias exprés no volátiles. Esta nueva tecnología nos ofrece una latencia muy reducida y tenemos un gran aumento de las operaciones IOPS, que son instrucciones de entrada y salida por segundo, si lo comparamos con las unidades SATA. Las unidades NVMe además ofrecen un consumo mucho menor.


[/nextpage] [nextpage title=”Puertos de expansión” ]

PUERTOS DE EXPANSIÓN


Memoria RAM

Esta placa base dispone de cuatro slots para memorias RAM DDR4, los cuales admiten un máximo de 64GB de memoria en el sistema soportando memorias con arquitectura Dual Channel. Soportando estos slots frecuencias de 2133MHz y 2400MHz, eso de manera nativa, sin una configuración mediante BIOS de los perfiles XMP, mientras que si activamos los perfiles XMP pueden trabajar a cualquier frecuencia y guardar los perfiles dentro de las propias memorias. Dichos perfiles incluyen no solo la modificación de las frecuencias de las memorias RAM, las que disponen de ledes RGB, se pueden también personalizar mediante esta tecnología. Esta tecnología XMP, lo que permite es descargar perfiles específicos según las características de las memorias RAM ofrecidas por los fabricantes y cargadas según necesitemos o crear nuestros perfiles propios y cargarlos según nos convenga, de una manera rápida y sencilla.

Algo muy interesante de esta placa es el soporte de los módulos. Tenemos por un lado que admite memorias ECC UDIMM 1Rx8/2Rx8, eso sí, trabajando en modo no-ECC y también admite memorias no-ECC UDIMM 1Rx8, 2Rx8 y 1Rx16. Seguramente algunos no sabréis que quiere decir esto y os lo explicamos. Las memorias ECC, son memorias  con Error Correction Code, lo cual quiere decir que pueden corregir errores mediante un chip adicional que detecta y corrige errores de 1bit y detección de errores de 2bit. Estas memorias ECC son más caras y claro, nuestra placa, aunque tengan este chip de memoria extra, no las tiene en cuenta como tales y actúan como memorias no-ECC. Normalmente estas memorias ECC son un 15-20% más caras y se destinan a servidores, sobre todo.

LEER MÁS
Review: Placa base GIGABYTE GA-AB350-Gaming 3

Respecto a los valores 1Rx8, 2Rx8 y 1Rx16, esto quiere decir que esta placa base soporta módulos de memoria RAM DDR4 con ocho chips de memoria en una cara (1Rx8), ocho chips de memoria en cada una de las caras (2Rx8) y dieciséis chips de memoria en una cara (2Rx16). Normalmente todas las del mercado son de alguna de estas tres configuraciones, sería muy raro encontrar una memoria DDR4 que fuera de otro tipo de configuración, así que no deberíamos de tener problemas al respecto.

Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5, Review: Placa base Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5

Puertos PCIe

La placa base dispone de tres puertos PCIe 3.0 x16, los cuales comparten una característica interesantes y es que son puertos blindados. Esto quiere decir que tienen un recubrimiento metálico, lo cual permite remover las tarjetas gráficas que conectemos tantas veces como queramos. Además, los dos primeros puertos disponen de ledes RGB, que son configurables en color al gusto gracias a la tecnología Gigabyte Aura.

Cada uno de los puertos PCIe 3.0 x16 trabajan a una velocidad. El primero de ellos es x16, ya que está pensado para la tarjeta gráfica principal. El segundo de ellos es trabaja en una configuración x8, mientras que el último de los tres está trabajando en configuración x4. La placa base soporta configuraciones 2-Way SLI de NVIDIA, pudiéndose instalar dos tarjetas gráficas de una sola GPU en cada una de ellas o bien dos tarjetas gráficas con dos GPU en cada una de ellas. Admite configuraciones 3-Way/2-Way CrossFireX de AMD. Se pueden instalar bien dos tarjetas gráficas con dos GPU en cada tarjeta gráfica o bien tres tarjetas gráficas con una única GPU en cada una de ellas.

Además de los puertos PCIe 3.0 x16, cuenta con tres conectores PCIe 3.0 x1, el cual permite conectar diferentes tipos de dispositivos, como puedan ser tarjetas WiFi + Bluetooth, unidades SSD mediante puerto PCIe x1 o bien una expansión de puertos USB 3.1, según las necesidades que tengamos.

Esta placa base dispone de dos puertos M.2 para unidades SSD. Las unidades trabajan mediante el puerto PCIe x2/x4. Soporta unidades M.2 SSD tipo M Key, esto quiere decir que tiene un bloque de cinco contactos en la zona derecha. Ambas tienen en común que soportan unidades tipo 2242/2260/2280, mientras que el conector principal con el nombre M2M_32G, también soporta unidades tipo 22110.


[/nextpage] [nextpage title=”Panel I/O” ]

PANEL I/O


Gigabyte suele cuidar mucho la calidad de la conectividad en el panel de puertos I/O de la zona trasera. Esta placa base no es una excepción, ya que disponer de un puerto PS/2 para teclado y ratón, indistintamente. Para conectividad de dispositivos, tenemos un puerto USB 3.1 Type-A de color rojo, mientras que los USB 3.1 Gen 1 son de color azul, controlados por el chipset, al igual que el puerto USB 3.1 Gen 2 Type-C, algo que se está convirtiendo en elemento imprescindible en cualquier placa base que se considere de gama alta.

Esta placa base está pensada también para el gaming, entre otros y por este motivo se ha instalado además de puerto RJ-45 controlado por el chipset Intel, un segundo puerto RJ-45 controlado por la tarjeta de red Killer E2500, la cual está pensada para el gaming, con un ping inferior que las soluciones convencionales y que entre otras funciones, discriminación del ancho de banda.

Tenemos por otro lado el apartado de audio y video. Podemos utilizar esta placa base con un procesador Intel Kaby Lake que disponga de iGPU, gracias al puerto DisplayPort y HDMI. El sonido es cosa del chip Creative Sound Core 3D, el cual soporta la tecnología Sound Blaster Recon3Di. Una de las características habituales de las placas base es que se puede retirar el amplificador operacional, que en este caso tenemos de fábrica el TI Burr Brown OPA2134. Podemos cambiarlo por otro que nos ofrezca ganancias o bien removerlo si empieza a perder calidad por el paso del tiempo. Respecto a la capacidad de conexión, cuenta con entrada y salida de micrófono, conector S/PDIF para audio digital y se pueden instalar altavoces 2.1 o bien 5.1, según queramos.

La placa base dispone de un pequeño switch o interruptor en la zona inferior izquierda con el nombre CAP_SW, que tiene dos posiciones. Este switch nos permite modificar la ganancia en la salida de audio. Dicho switch está de fábrica en la posición 1, que es una ganancia de 2.5x, pudiéndolo pasar a la posición 2, si lo queremos, que ofrece una ganancia de 6x.


[/nextpage] [nextpage title=”Conclusión” ]

CONCLUSIÓN


Gigabyte nos ofrece con esta placa base Aorus Z270X Gaming 7, una solución de gama alta con una gran cantidad de características, diferentes, que harán las delicias de los aficionados al gaming y al overclocking. Podríamos decir que es una placa base con todo lo que se pueda necesitar y más. Tenemos conectividad Thunderbolt tanto en placa como en el panel I/O trasero, este mediante puerto USB 3.1 Gen 2 Type-C, admite configuraciones 2-Way SLI/CrossFireX, entre otras muchas cosas que ya hemos explicado. El diseño tampoco ha sido dejado al azar. La Aorus Z270X Gaming 7 cuenta con gran cantidad de LED RGB repartidos por la placa controlados mediante el software Gigabyte Aura y además, cuenta con un conector especial para tira de LED, con cable de extensión dentro de la propia caja. Esto permite que todas las luces, estén sincronizadas en color de manera sencilla.

Lejos de entrar a debatir si vale o no la pena dar el salto a Intel Kaby Lake, lo que tenemos claro es que Gigabyte ha fabricado una placa base para todo lo que queramos. Hemos hablado de overclocking y es que esta placa cuenta con 12+2 fases de alimentación para el procesador, para una estabilidad de tensión total y así hacer el overclocking muy estable. Destaca también que se han reforzado los puertos PCIe 3.0 x16 y los slots para la memoria RAM DDR4, pensando en tareas de overclocking donde se cambia mucho de tarjeta gráfica y memorias RAM o se ponen y quitan muchas veces.

Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5, Review: Placa base Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5, Review: Placa base Gigabyte Aorus Z270X-Gaming K5

 


[/nextpage]

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar