Placas Base

Review: Placa base MSI X370 XPOWER GAMING Titanium

Analizamos la placa base MSI X370 XPOWER GAMING Titanium, una placa base para los procesadores AMD Ryzen especialmente preparada para el overclocking y configuraciones multi tarjeta gráfica.

[nextpage title=”INTRODUCCIÓN” ]


INTRODUCCIÓN


La llegada de los procesadores AMD Ryzen requiere de plataformas de calidad que puedan ofrecer un buen soporte a estos procesadores y permita exprimir sus características. MSI es consciente de que no todo vale con estos procesadores y por eso ha desarrollado la placa base MSI X370 XPOWER GAMING Titanium, una placa de grandes características con el chipset más potente de AMD, el X370. Diseñada para ofrecer el mejor soporte a los procesadores AMD Ryzen y sobre todo a los procesadores AMD Ryzen 7, aunque nosotros la hemos utilizado para el procesador AMD Ryzen 5 1400.

Su diseño, en plata es realmente bestial, aunque, tan impresionante es el diseño como sus prestaciones, completamente únicas, pensadas para soportar todo el hardware de alta gama que necesitamos. Obviamente podemos instalar lo que necesitemos, como nuestro caso, que la hemos usado para el análisis AMD Ryzen 5 1400, que ha sido exclusiva a nivel mundial, pero además hemos instalado una KFA2 GTX 1080 EXOC y una como memoria RAM hemos usado el Kit KFA2 Hall of Fame 32GB @ 3600MHz.

Gracias al chipset X370, esta placa base ofrece soporte a configuraciones 2-Way SLI/CrossFireX y adicionalmente esta placa base ofrece soporte 3-Way CrossFireX. No es solo esto, los dos puertos PCIe 3.0 x16 y los socket DIMM para la memoria RAM están blindados para mejorar su resistencia y durabilidad. Tiene nada menos que dos puertos M.2 SSD y cuenta con el interesante MSI M.2 Shield, que tiene como misión refrigerar la unidad M.2 SSD para mejorar el rendimiento de estas unidades.

El chipset de AMD que implementa esta placa base se caracteriza por ofrecer un excelente soporte para el overclocking, aunque bien sabemos que de momento esta posibilidad no está en su mejor momento, ya que aún falta optimización para un excelente soporte del overclocking en los procesadores AMD Ryzen. Pensando en cuando esto se pueda llevar a cabo sin problemas, MSI ha implementado la botonería para el arranque y el reset, necesario cuando vamos a usar esta placa base en una benchtable. Adicionalmente lleva un botón rotatorio que va activando diferentes perfiles de overclocking automáticos, sin necesidad de nosotros tener que modificar parámetros. Ademas, esta placa base cuenta con un sistema de 12+2 fases de alimentación para que el overclocking sea estable y no tengamos problemas de reinicios por falta de voltaje en el procesador.


[/nextpage]

[nextpage title=”CHIIPSET” ]


CHIPSET


Las principales características de los procesadores AMD Ryzen darán soporte, de manera directa a conectividad PCIe 3.0 x16 o bien dos líneas PCIe 3.0 x8. Respecto a la conectividad de líneas PCIe 2.0, los procesadores AMD Ryzen cuentan con dos soporte para SATA 3 y un x2 NVMe, dos puertos SATA 3 y un puerto PCIe x2 o bien un puerto x4 NVMe. Para la conectividad USB, esta placa base soporta hasta cuatro puertos USB 3.1 Gen1. Los procesadores AMD Ryzen, sabemos que soportaran memoria RAM DDR4, con un sistema de memorias Dual Channel.

Chipset X370

AMD Ryzen además requiere de nuevos chipset y el más potente será el chipset X370, que se ha considerado por AMD como un chipset para el segmento entusiasta. La principal característica de este chipset es ofrecer soporte para overclocking, ya que todos los procesadores AMD Ryzen permite la modificación del multiplicador, como bien sabemos. El X370, actualmente, es el único de los chipset para AMD Ryzen que soporta configuraciones NVIDIA SLI y AMD CrossFireX.

El X370 ofrece soporte para expansión de una línea PCIe Gen3 x16 o bien dos líneas PCIe Gen3 x8 y además soporta hasta x8 lineas PCIe Gen2. Respecto a los puertos de conectividad, tenemos que este chipset soporta dos puertos USB 3.1 Gen2, diez puertos USB 3.1 Gen1 y seis puertos USB 2.0. Ofrece soporte para seis puertos SATA y un puerto NVMe x2, aunque este puede ser modificado por cuatro puertos SATA y un NVMe x4. Dispone de soporte para dos puertos SATA Express.

Chipset B350

La versión inferior al chipset X370, es el B350, el cual nos ofrece unas características un poco inferiores, pero que también ha sido pensado para toda la gama de procesadores AMD Ryzen. Al igual que el chipset X370, el chipset B350, ofrece soporte para el overclocking, una característica que como ya hemos dicho, admiten todos los procesadores. El chipset de la gama Performance, como es este chipset B350, ofrece soporte solamente para AMD CrossFireX y no soportara NVIDIA SLI.

Como con el chipset X370, el B350 ofrece soporte para una línea PCIe Gen3 x16 y ofrece también soporta para un máximo de x6 líneas PCIe Gen2. Pasamos a la conectividad, donde el chipset B350 ofrece soporte para dos puertos USB 3.1 Gen3, seis puertos USB 3.1 Gen1 y seis puertos USB 2.0. El resto de conectores de este chipset se dividen en cuatro puertos SATA y un NVMe x2 o bien dos puertos SATA y un NVMe x4, además, de ofrecer soporte para dos puertos SATA Express.


[/nextpage]

[nextpage title=”CONECTIVIDAD ON BOARD” ]


CONECTIVIDAD ON BOARD


Cualquier placa base de gama alta debe tener entre otros, una gran conectividad interna, que nos permita instalar todas las unidades de almacenamiento que precisemos, así como grandes prestaciones en cuanto a conectividad y otros. MSI es consciente de esto y ha implementado en esta placa base MSI X370 XPOWER GAMING Titanium una gran cantidad de puertos para la conexión de unidades de almacenamiento así como de puertos para paneles frontales.

No sirve ya que una placa base tenga gran cantidad de puertos SATA, hoy en día es necesario mucho más. La placa base está bien nutrida en cuanto a puertos SATA se refiere, ya que cuenta con seis puertos SATA 6Gb/s, pero además de estos, dispone de un puerto U.2 SSD, para conectar unidades SSD y que trabajen a velocidades superiores a las soportadas por los puertos SATA. Adicionalmente encontramos dos puertos M.2 SSD, algo fundamental en cualquier placa base de gama alta. El M.2_1 es PCIe 3.0 x4, lo cual deja ver que nos permitirá trabajar a altas velocidades y además ofrece soporte para unidades NVMe (Non Volatil Memory) y 2242/2260/2280/22110 (estas numeraciones expresan la longitud en milímetros de las unidades M.2) y el M.2_2 es PCIe 2.0 que soporta unidades 2242/2260/2280.

Hay que tener en cuenta al respecto del almacenamiento dos cosas. La primera es la combinación de unidades. Podemos optar bien por dos unidades M.2 SSD PCIe junto con seis unidades SATA Gb/s o bien dos unidades M.2 SSD SATA y cuatro unidades SATA Gb/s, algo a tener en cuenta a la hora de seleccionar las unidades que vamos a instalar, para no perder puertos o prestaciones en un momento dado. El segundo elemento a tener en cuenta es el M.2 Shield, que se utiliza para refrigerar las unidades M.2 SSD y mejorar el rendimiento. Este tiene cubre hasta unidades 2280, por lo tanto si en el M.2_1 instalamos una unidad 22110 no lo podremos usar en esta unidad, bueno, lo podemos usar, pero no será eficiente.

Además, en la placa base podemos encontrar un conector para el/los ventilador/es de nuestro cooler, un conector específicamente para la bomba de agua de una refrigeración liquida y adicionalmente cuatro conectores para ventiladores. Esta placa base es LED RGB y se está popularizando el uso de tiras de LED RGB y los fabricantes para que se sincronicen optan por instalar conectores específicos para tal fin. Finalmente, esta placa base dispone de dos conectores USB 2.0 para un total de cuatro puertos SATA 2.0, cuenta con dos conectores SATA 3.1 para un total de cuatro puertos USB 3.1 y finalmente un conector USB 3.1 Gen2 para exclusivamente un puerto USB 3.1 Gen2 Type C.


[/nextpage]

[nextpage title=”PUERTOS DE EXPNASIÓN” ]


PUERTOS DE EXPANSIÓN


Es importante saber todo lo que admite o no admite nuestra placa base, ya que una elección errónea al final nos puede traer dolores de cabeza, que seguro no tendremos con esta excelente placa base. Empezaremos por la memoria RAM, ya que los AMD Ryzen son los primeros procesadores de AMD que dan soporte a las DDR4, por lo tanto tendremos cuatro slots DIMM para instalar las memorias. Ryzen soporta configuraciones Dual Channel, que explicado de manera sencilla es que dos módulos de RAM trabajaran como si fuera uno solo (no es así del todo, pero se explica bastante bien así).

Tenemos que tener en cuenta que ahora mismo los módulos de memoria RAM no están trabajando a las frecuencias correctas. Para el análisis del AMD Ryzen 5 1400 hemos usado esta misma placa base, la MSI X370 XPOWER GAMING Titanium con la BIOS 1.22 y tras intentarlo todo nos ha sido imposible que la memoria RAM funciona a más de 2133MHz, incluso, activando el perfil AMP, incluso unas memorias Kingston HyperX LED no detectaba el fabricante y no arrancaba. Esto no es culpa de MSI, es un problema con unos procesadores, como son los Ryzen, que han salido antes de hora.

Lo que nos importa es saber que frecuencias soporta esta placa base. Bien, lo mínimo que admite son 1866MHz, pero esta frecuencia no la encontraremos en ningún sitio ya que el mínimo estandarizado por JEDEC, que es un conglomerado de fabricantes que se encarga del estándar de las memorias RAM, no admite menos de 2133MHz. Esta placa base de MSI además, debería de reconocer sin problemas memorias de 2400MHz y desde esta frecuencia en adelante, necesitaríamos usar los perfiles AMP, soportando un máximo de 3200MHz (OC).

Pasamos a los puertos de expansión. En este caso tenemos dos puertos PCIe 3.0 x16 que soportan 2-Way SLI/CrossFireX. Si conectamos solo una tarjeta gráfica esta usara las dieciséis líneas del puerto PCIe, pero si conectamos dos tarjetas gráficas las líneas se reparten y se pasa a una configuración x8/x8. Adicionalmente esta placa base tiene un PCIe 3.0 x16 el cual trabaja en modo x4, con el que podremos hacer un 3-Way CrossFireX en una configuración x8/x4/x4. Todo de manera automática, claro está. Finalmente esta placa base cuenta con tres puertos PCIe 2.0 x1 para conectar tarjetas de red WiFi, más puertos USB o lo que necesitemos.


[/nextpage]

[nextpage title=”OVERCLOCKING” ]


OVERCLOCKING


MSI ha desarrollado esta placa pensando en la práctica del overclocking con ella, a todos los niveles. Lo ha puesto bastante fácil en este sentido, ya que la podemos instalar en una benchtable y con los botones de encendido y reset on board la podemos arrancar. Aún recuerdo cuando eso se hacía con un destornillador y los pines que van a al botonería y ledes del panel frontal. Este método es más sencillo. Junto a estos botones hay un botón rotatorio, similar a un potenciómetro.

Este botón es rotativo y tiene varios niveles o perfiles que permiten un overclocking escalar, según parámetros de MSI. Se ha instalado también un display que según el número nos indicara donde está el fallo y a qué tipo de fallo corresponde. La placa base en el panel I/O tiene dos elementos interesantes, uno es un USB específico para instalar una nueva BIOS de manera sencilla y el otro es un botón que sustituye a los incomodos jumpers pare resetear la BIOS cuando sea necesario.

Todo ha sido pensado para el overclocking, sobretodo las 12+2 fases de alimentación que incorpora esta placa base. Doce son para el procesador, para que este tenga una tensión estable cuando hacemos overclocking extremo y no tengamos problemas de falta de tensión que provocan un reset del equipo porque el procesador no puede trabajar al no llegarle suficiente tensión o bien un exceso, protegiendo al procesador. Dos de las fases son exclusivas para la memoria RAM, ya que es otro de los elementos críticos que necesitamos alimentar de manera estable, para evitar pantallazos azules.


[/nextpage]

[nextpage title=”PANEL I/O” ]


PANEL I/O


Disponer de un panel I/O bien nutrido es algo fundamental, porque lo necesitaremos para conectar nuestros dispositivos, ya sean unidades de disco duro externas, periféricos y otros elementos. Hoy en día las placas base disponen de gran cantidad de puertos USB, conectividad de video y audio de alta calidad. Esta placa base de MSI no iba a ser menos y tiene algunos interesantes extras ideales para todo tipo de usuario.

Lo primero que vamos a destacar es el puerto PS/2, para bien teclado o para bien ratón, pese a que es un puerto completamente obsoleto. Debajo de este puerto tenemos dos puertos USB 2.0. Al lado de estos encontramos el botón de reseteo de la BIOS y el puerto USB para cargar una BIOS de manera rápida y sencilla. Junto a este encontramos la dos salidas de video, compuestas por un DisplayPort y un HDMI 2.0. El siguiente conjunto está compuesto por dos puertos USB 3.1 Gen1 Type-A.

Vamos a seguir hasta el siguiente bloque, compuesto por un puerto RJ45 controlado por el chip Intel I211AT Gigabit y justo debajo de este tenemos dos puertos USB 3.1 Gen1 Type-A. Tenemos a continuación un puerto USB 3.1 Gen2 Type-A y un puerto USB 3.1 Gen2 Type-C. Tenemos finalmente el sistema de sonido, basado en el chip Realtek ALC11200 que permite salida de video 7.1 y tiene un puerto S/PDIF. Es común además que todas las placas base de gama alta tengan componentes mejorados, como condensadores específicos que permiten una filtración del sonido de calidad.


[/nextpage]

[nextpage title=”MSI GTX 1070 AERO ITX” ]


MSI GTX 1070 AERO ITX


Hemos utilizado varias tarjetas gráficas con esta MSI X370 XPOWER GAMING Titanium, para ver el rendimiento de la placa base y el procesador AMD Ryzen 5 1400. La que más nos ha llamado la atención es la MSI GTX 1070 AERO ITX 8G OC, una tarjeta gráfica que es un 40% más pequeña que la GTX 1070 original y un 50% más ligera. Esta tarjeta gráfica sobre todo esta pensara para HTPC y equipos gaming de pequeñas dimensiones que hace uso de placas base micro-ATX y mini-ITX.

La verdad es que es una tarjeta gráfica impresionante, ya que MSI ha logrado reducir el tamaño de una GTX 1070 sin sacrificar el rendimiento y sin que aumenten las temperaturas, es más, esta tarjeta gráfica es muy eficiente y silenciosa, ya que por debajo del 50ºC el ventilador no se activa. Esto es un logro sobre todo si tenemos en cuenta que la frecuencia de trabajo es de 1531MHz (1506MHz de referencia) y una frecuencia en modo Boost de 1721MHz (1683MHz de referencia).

No se ha sacrificado nada en esta tarjeta gráfica, ya que sigue implementando los 8GB de memoria GDDR5 con una frecuencia de trabajo de estas memorias de 8GB/s y una interfaz de memoria de 256bits. Como salidas de video, esta tarjeta gráfica cuenta con un DVI-D, dos HDMI 2.0 y dos DisplayPort 1.4. El consumo de esta tarjeta gráfica sigue siendo de 150W y se alimenta mediante un conector PCIe de 8 pines. Respecto a las dimensiones de esta tarjeta gráfica, mide 175mm, que es menos de los 266.7mm que mide la GTX 1070 en su tamaño completo.


[/nextpage]


[nextpage title=”CONCLUSIÓN” ]


CONCLUSIÓN


MSI ha desarrollado una plataforma impresionante para los procesadores AMD Ryzen. Sin duda esta placa base MSI X370 XPOWER GAMING Titanium, se sitúa muy arriba en el mercado de las placas base. Tiene detalles de gran calidad, como el blindaje de los puertos PCIe 3.0 x16 y los slots DIMM para las memorias DDR4, algo que empieza a ser obligatorio para cualquier placa base que se considere de gama alta. Dispone de dos puertos M.2 SSD, lo cual es ideal para hacer un RAID de dos de estas unidades y ganar en prestaciones de manera increíble.

Como siempre MSI ha cuidado todos los detalles en esta placa base y podemos garantizar que el diseño plateado de la placa base junto con la combinación LED RGB da un aspecto al conjunto realmente impresionante. Los botones para overclocking en una placa base de estas características son fundamentales, sobre todo para aquellos que quieran usarla en un banco de pruebas. La rueda que dispone de nueve posiciones para hacer overclocking mediante perfiles pre-cargados es muy interesante y una novedad que podría llegar a expandirse sin problemas y que sería útil para el usuario medio que no se atreve con la práctica del overclocking.

Pese a que la placa base que nos ha cedido MSI muy amablemente lleva la versión de la BIOS 1.22, seguimos teniendo problemas con respecto a las memorias RAM, algo que no pasa solo con MSI, pasa con todos los fabricantes y con todos los módulos que no han sido certificados por AMD, que de momento son pocos. Hemos usado las Corsair Dominator y las KFA2 Hall of Fame y no hemos conseguido subirlas de frecuencia, ya que activando el modo AMP no arrancaba y con las Kingston HyperX arrancaba alguna que otra vez, pero la BIOS no reconocía el fabricante.  Todos estos problemas parten de los problemas que han tenido los fabricantes de placas base con una salida de Ryzen al mercado antes de tiempo.


[/nextpage]

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Esta placa base desde luego denota calidad por donde se mire. Quien la elija seguramente no tendrá objeción alguna. A mi personalmente junto con Asus y Gigabyte como placas de alta gama en estos momentos no sabría decantarme por alguna de las tres. Prefiero un producto de un alto nivel y completo en prestaciones aunque monte un Ryzen básico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar