AnálisisTeclados / Ratones

Sharkoon Light 200 – Review

Frente a los ratones gaming con mucho RGB y bien firmes de peso y botones llenos de macros para acceder a comandos rápidamente, está la reciente tendencia de los ratones minimalistas ultraligeros. Una carrera por ofrecer ratones que pesen cada vez menos gramos con el objetivo de que sean rápidos por naturaleza y a la vez cómodos. Gracias a ello tenemos el ratón gaming Sharkoon Light 200, que presume de pesar tan solo 62 gramos de peso.

Damos las gracias a Sharkoon por cedernos una unidad de este producto para poder hacerle un análisis.

Vista previa Producto Precio
Sharkoon Light² 200 Sharkoon Light² 200 37,90 EUR

Unboxing

Vista frontal de la caja del Sharkoon Light 200.

Información clave en la parte trasera de la caja.

El contenido de la caja. El ratón Sharkoon Light 200 acompañado del manual de instrucciones, una tapa intercambiable física sin diseño de panal de abeja, y repuestos de goma y teflón adhesivo.

La bolsa que contiene las gomas y el teflón adhesivo.


Diseño

Vistazo a nivel de vista de la mesa del ratón Sharkoon Light 200.

Lateral derecho, sin botones para posibles usuarios zurdos.

Vista superior del Sharkoon Light 200, en la que gracias al diseño de panal de abeja de la tapa para hacerlo ultraligero, podemos ver los componentes internos. Se ve un adhesivo protector para proteger los componentes de la posible suciedad que pueda entrar dentro del ratón.

Parte interior, con el teflón adhesivo puesto. También podemos ver el regulador de ultrapulling para regular la tasa de muestreo.

El teflón adhesivo tras ser retirado. Vemos que se queda curvado.

El ratón Sharkoon Light 200, sin ninguna tapa puesta.

Con la tapa firme puesta para cuando no queramos que se meta suciedad dentro del ratón.

Haciendo gala de las luces RGB.


Especificaciones del Sharkoon Light 200

  • 6 botones
  • Regulador de ultrapulling en la parte inferior
  • Banda de luces RGB.
  • Adhesivos de teflón.
  • 62 gramos de peso.
  • Agarre fingergrip.
  • Cable trenzado de dos metros chapado en oro.
  • Sensor óptico pixar 3389.
  • 16 000 DPI de muestreo

Galería de fotos del Sharkoon Light 200


Experiencia y conclusión

Tras ponerlo en marcha, notamos que efectivamente, es un ratón ultraligero. El Sharkoon Light 200 es fácilmente uno de los más ligeros que hemos probado, con lo que apenas nos ha costado manejarlo en juegos de acción rápida como Battlefield. Parte de su ligereza es la tapa con diseño de panal de abeja para ahorrarse unos gramos de peso, pero eso hace que con el calor y la evaporación, se cree un microclima que pueda generar suciedad dentro del ratón. Se agradece que haya una segunda tapa algo más firme, ya sea para evitar suciedad.

Tras probarlo ya dos semanas, notamos que es un ratón que está específicamente pensado para el gaming, no tanto para la ofimática o trabajo de día a día. Tiene una buena ergonomía y de calidad de plásticos, con lo que no se da una sensación de que sea un ratón barato o de mala calidad. Con esto queremos decir que el Sharkoon Light 200 es un ratón específicamente pensado para juegos, no tanto para oficina. Es un buen ratón, pero queremos dejar claro que lo recomendamos especialmente para juegos intensos.

Hay unos cuantos pequeños problemas como que la mezcla de su ligereza y patas de teflón haga que se deslice mucho cuando vamos a agarrarlo, lo cual lo hace algo más inconveniente para trabajo de oficina. Intentamos quitar las patas de teflón, pero se quedaron levantadas y no hemos encontrado forma de arreglarlas y que vuelvan a estar planas, posiblemente por ser teflón. Son pequeños problemas que en el fondo no son mucho, pero creemos que hay que dejar claro algunos inconvenientes que alguien se puede encontrar. El Sharkoon Light 200 es de los mejores sratones ultraligeros que hemos probado, pero su alto DPI y ligereza se llevan muy bien con monitores en resolución 4K y juegos rápidos, no tanto para trabajar en un monitor de 1080p.

  • Su ligereza nos resulta especialmente cómoda en juegos rápidos.
  • Tener dos opciones de tapa protectora.
  • Buena ergonomía.
  • Buena calidad de plásticos.
  • Su ligereza y alto DPI es demasiada para ofimática o un uso casual y solo lo aprovecharemos en pantallas 4K.
  • En verano o días calurosos, se puede llenar de suciedad si usamos la tapa de panal de abeja.
  • Se puede deslizar mucho si estamos constantemente agarrándolo y dejando de usar.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba