ArtículosPerifericos

Qué tener en cuenta al comprar un proyector para tener un cine en casa

Los proyectores de imagen se han convertido poco a poco en una herramienta para simular el efecto del cine en casa. Permiten proyectar una imagen luminosa y amplia en cualquier superficie sin depender de una pantalla de un tamaño fijo.

Poder proyectar una nueva película que quieres ver de Netflix o nuevos capítulos de tu serie favorita son una experiencia mucho más distinta a verla en una pantalla doméstica. Pero antes de decidir comprar uno, tenemos que saber todos los factores que nos van a afectar a la hora de comprar el que mejor se adapte a nuestra situación.

Por qué un proyector puede ser mejor que una pantalla para ver películas o series

Una pantalla tiene una resolución que puede ser 1080p, 1440p, 4k, 8K…. Nos viene con resoluciones fijas mientras que con un proyector podemos tener la resolución que queramos, ampliar la imagen o reducirla perdiendo una calidad de imagen mínima.

Las películas se hacen con intenciones de ser disfrutadas en una pantalla de cine, contando con la estructura, iluminación y tamaño de imagen, y un proyector es lo que mejor simula la experiencia. Incluso es mejor para los ojos ver una proyección en una superficie que estar viendo una enorme pantalla de LEDs.

En el caso de las series, durante los últimos años, están usando técnicas y tecnologías cinematográficas para mejorar los valores de producción. Con un proyector, la experiencia de verse entera una nueva temporada de La Casa de Papel va a ser mucho más diferente e inmersiva. Las películas de animación o con grandes efectos especiales como las del Marvel Cinematic Universe, van a sentirse mucho mejor y más especiales gracias a la calidad de imagen que se nos ofrece.

¿Tenemos espacio y estructura?

Un proyector nos da una pantalla de cine en cualquier lugar. Necesitaremos tener una buena superficie en la que proyectar la imagen si queremos que la experiencia sea mejor que en nuestra televisión y pantalla. Lo ideal es una pared con un color neutro y uniforme que no distorsione los colores de la imagen de una forma que no se pueda corregir. El gotelé, los posters y los cuadros en el salón van a ser nuestros enemigos.

LEER MÁS
Tipos de pantalla para monitores gaming

La imagen se puede proyectar en una pantalla blanca para proyectores, o con algo más casero podemos usar una sábana o tela grande de color neutro que podamos poner tensa, pero requerirá de montarla y desmantelarla cuando queramos usarla, y lavarla cuando se llene de polvo. Si queremos usar el proyector en interior, debemos usarlo en un espacio amplio para que la imagen se pueda enfocar correctamente, y que la sala pueda reducirse la luz.

Aquí tenemos posiblemente la única desventaja frente a los televisores, y es que vamos a depender de que nuestra casa, jardín o local en el que queramos proyectar una película o serie, sea lo bastante amplia. Lo ideal es que entre el proyector y la pared haya al menos dos metros de distancia.

Uso que le vamos a dar al proyector

Ante toda compra de tecnología, hay que evitar que sea meramente impulsiva y pensar todos los usos que le vamos a dar. ¿Vemos las suficientes series y películas como para que el proyector no vaya a estar en una estantería sin moverse varios meses? ¿Lo veremos solos o con familias y amigos?

Si vamos a usarlo mucho y con más gente, un comprar un proyector es una gran inversión para convertir las sesiones de cine y series en una experiencia mayor. Mucha gente va a animarse a ir a tu casa a ver películas y series como si fuera un gran evento porque será diferente a verlo en una televisión. El único caso en el que desaconsejamos un proyector es para el gaming regular o competitivo, dado que el tener que procesar la imagen y proyectarla en una superficie puede añadir varios milisegundos de latencia.

Factores a tener en cuenta a la hora de comprar un proyector

Ahora que hemos decidido que sí, que un proyector para ver cine y series nos vale y que podremos sacarle partido y usarlo regularmente, toca decidir cuál es el que mejor nos conviene. Si ya has decidido comprar proyector, te recomendamos visitar la comparativa de Tvlovers con los mejores proyectores en relación calidad precio. Los factores que diferencias a los modelos de proyectores son los siguientes:

  • Compatibilidad: Si es compatible con móviles, tablets, ordenadores, Chromecasts, consolas, permite reproducir de una tarjeta SD o USB… A más opciones de conectividad, más usos podremos darle y más comodidades tendremos al no tener que pasarlo todo por nuestro ordenador. Ser compatible con un disco duro USB hace que podamos cómodamente pasar ahí nuestras películas y series y que el proyector no dependa de estar cerca de nuestro PC.
  • Lúmenes: La unidad con la que se calcula la luminosidad de una fuente de luz.
  • Tamaño máximo de proyección: ¿El máximo tamaño que podremos proyectar y a la vez tener una imagen enfocada y nítida. Algunos proyectores están más pensados para un uso casi profesional, y otros para un uso doméstico. Tendremos que calcular el tamaño de la superficie con una cinta métrica usando de referencia la diagonal que une dos esquinas opuestas de la superficie. Por ejemplo, muchos proyectores alcanzan las 200 pulgadas, que son cinco metros de diagonal.
  • Corrección de distorsión: Si la superficie a proyectar está ligeramente inclinada, podremos deformar manualmente la imagen para que tenga las proporciones adecuadas.
  • Conexiones: Mediante qué puertos y conexiones podremos conectar la fuente de la imagen al proyector. Prácticamente todos tienen una entrada HDMI, y algunos aún conservan VGA. Se está instaurando poco a poco la conexión mediante Wifi como un Chromecast
  • Altavoces Integrados: Importante, porque para ver una película o serie, hay que poder escucharla. Algunos proyectores tienen altavoces integrados, pero muchos no son compatibles con Dolby Surround o no tienen suficiente calidad. Es posible que tengamos que comprar una barra de sonido aparte.
  • Vida de la lámpara: La lámpara de un proyector se va deteriorando con el uso. De los modelos que nos presenta TVLovers, la lámpara con menos vida útil es la del Xiaomi Mijia, que tiene 30 000 horas de vida, pero eso son casi tres años y medio de vida útil. A no ser que el uso que le vayamos a dar sea extremadamente intenso y continuado, este factor no será tan importante para un usuario doméstico a la hora de comprar un proyector.
  • Qué accesorios tendremos que comprar: Como ya dijimos, dependiendo del proyector o nuestra zona de proyección, tendremos que añadir al presupuesto unos altavoces o barra de sonido, y una pantalla para proyección.
LEER MÁS
Guía para comprar un buen proyector

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba