Artículos

Explicamos la capacidad real de un disco duro

Os explicamos cual es el motivo por el cual los discos duros no tienen la capacidad con los que se les etiqueta.

Cuando vamos a comprar un disco duro para almacenar datos, lo habitual es comprar un disco duro mecánico o HDD, los cuales tienen capacidades gigantes desde el 1TB hasta los 10TB. El fabricante especifica esa capacidad en la etiqueta, al dependiente de nuestra tienda de informática le pedimos, por ejemplo uno de 2TB, él nos lo cobra y nosotros nos lo llevamos a casa y lo enchufamos en nuestro equipo. No importa si es externo o interno, eso es lo de menos, siempre le daremos formato al disco duro y detectaremos una discordancia entre la capacidad de nuestro disco duro según la etiqueta y según nuestro equipo.

Nos encontraremos en la red preguntas o afirmaciones sobre que se nos mienten en cuanto a la capacidad de los discos duros. Esta afirmación sobre que se nos engaña y se nos vende un producto con una capacidad diferente a la que solicitamos. Esto tiene una explicación técnica muy concreta y que no se suele explicar habitualmente. El motivo de que nuestro disco duro no tenga 1TB de capacidad se basa en las unidades métricas usadas para su construcción.

discos-duros-monton

Unidades

La informática hace uso del Sistema Binario Decimal, que trabaja de la siguiente manera:

1KB = 103 Bytes
1MB = 106 Bytes (103 * 103 Bytes)
1GB = 109 Bytes (103 * 103 * 103 Bytes)
1TB = 1012 Bytes(103 * 103 * 103 * 103  Bytes)

Este es el escalado decimal que se explica siempre en las clases de informática, pero los discos duros no hacen uso de este sistema, hacen uso del Sistema Binario, un sistema de Base 2 diferente. Este sistema se expresa de la siguiente manera:

LEER MÁS
Actualización Windows 10 KB4580364 ralantiza el PC y más
1KiB = 210 Bytes
1MiB = 220 Bytes (210 * 210 Bytes)
1GiB = 230 Bytes (210 * 210 * 210 Bytes)
1TiB = 240 Bytes (210 * 210 * 210 * 210  Bytes)

Calculo de la capacidad real de un disco duro

Si queremos saber cuál es la capacidad real de nuestro disco duro debemos usar una sencilla regla de tres donde el divisor es su capacidad en el Sistema Decimal, el dividendo es su capacidad en Base 2 y multiplicado por cien para obtener un porcentaje:

Lo que nos indica el resultado de esta operación es que la capacidad de un disco duro cualquiera equivale al 93.13% de lo que establece la etiqueta. Lo hemos calculado con Gigabyte, pero la cifra es siempre la misma. Si vamos a la tienda y compramos por ejemplo, un disco duro de 2000GB (2TB), este tendrá una capacidad real de 1862GiB.

Ahora bien, una vez instalado y formateado esta capacidad se reducirá un poco. Esto es debido a que el disco duro se guarda una parte pequeña de esa capacidad para indexación de archivos y datos de arranque del disco duro. Esto es fundamental, ya que así el disco duro sabe de manera más rápida y sencilla donde tiene que ir a buscar la información para mostrarla en pantalla, si esto no fuera así, tardaría mucho en encontrar el archivo al que queremos acceder.

disco-duro-interno-wd

Indexación en un disco duro

Hemos comentado que hay una parte pequeña de nuestro disco duro que se guarda para indexar datos. El disco duro, crea un índice donde tiene almacenados los directorios o carpetas y que contienen. Las unidades de disco duro se dividen en sectores. Gracias al índice sabe en qué sector, por ejemplo, tiene las fotos de nuestras vacaciones. Esto le permite ir de manera rápida y sencilla hasta las fotos y las podemos abrir. Si esto no existirá tendría que buscar entre todas las secciones hasta encontrar lo que le hemos pedido.

LEER MÁS
Intel -vs- AMD: Informe de venta de procesadores en España del mes de junio de 2019 [EXCLUSIVA]

Un símil muy bueno es cuando entramos en una biblioteca. Los libros están ordenados en secciones y por nombre del autor. En la puerta nos encontramos un índice con las secciones y si la biblioteca es muy grande, con muchos libros, nos ira indicando en cada balda una letra del abecedario. Gracias a este sistema de catalogación encontraremos el libro que buscamos de manera sencilla. Más o menos es así como se comporta nuestro disco duro, permitiéndonos encontrar la información de manera rápida y sencilla.

seagate-sshd-2tb-sata-3-4

Conclusión

Las afirmaciones que hacen referencia a que nos engañan son falsas, al igual que la que nos roban o estafan. La explicación se basa en el sistema de cuenteo de datos de una unidad. Podemos decir que el etiquetado induce a error, pero no nos imaginó yendo a una tienda y pidiendo un disco duro de 1862Gb, es más cómodo y fácil de recordar 2TB, aunque sea algo menos en la realidad.

El mundo está lleno de símiles. Cuando compramos una bolsa de Lays no vamos al fabricante a quejarnos de que media bolsa este llena de aire. Si compramos melocotones no exigimos que se nos descuente el peso del hueso. Cuando compramos chuletas de cordero no le pedimos al carnicero que nos descuente el coste del hueso. Esto es lo mismo, ya que pagamos por una capacidad, es cierto, que no se equivale con el etiquetado, pero cuando compramos la gran mayoría de productos de nuestra vida diría, no se equivalen al 100% con lo que vamos a usar.

Se entiende que el gran público no conoce esta diferencia en los discos duros, pero con este breve artículo, ya no hay excusa para no tenerlo todo algo más claro.

Mostrar más

Roberto Solé

Director de Contenidos y Redacción de esta misma web, técnico en sistemas de generación de energía renovables y técnico electricista de baja tensión. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mi smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba