ArtículosGuías y Tutoriales

Cómo usar la biblioteca online Ebiblio para tener libros y películas gratis

Con una cuenta totalmente gratis de Ebiblio podremos acceder gratis algo a una serie de epubs de libros, prensa y películas como si fuera una biblioteca online. Todo ello con unas gestiones mínimas y accesibles para todos, especialmente si ya tienes una biblioteca municipal cerca.

Si vives en España muy posiblemente sepas que hay una red de bibliotecas públicas municipales que nos permiten acceder a un catálogo muy amplio de libros, DVDs de series y películas, y prensa de todo tipo. El catálogo siempre ha sido limitado, pero es innegable que para mucha gente es la mejor forma que tienen para acceder a la cultura, información y formación. Lo que muchos no conocen es su portal online Ebiblio con un sistema de préstamo de libros, películas y prensa digital gratis que se integra en la red de bibliotecas.

Esto permite a todo el mundo tener acceso a todo tipo de contenido que ya se ofrezca en las bibliotecas, pero sin necesidad alguna de salir de casa más allá del registro inicial para que se aseguren de que es una persona identificada y legal residente en España. Avisamos de que Ebiblio no tiene el contenido literario más actual ni las últimas grandes películas, pero sí que nos permite tener acceso a una serie de contenidos totalmente gratis salvando algunas limitaciones.

Cómo crear un usuario en Ebiblio

Si en otros servicios sería tan fácil como poner un nombre de usuario y contraseña, con algunos datos personales, en este caso nos es un tanto complicado en comparación. Este servicio online gratis está integrado con las bibliotecas públicas municipales, con lo que vamos a tener que estar registrado con una biblioteca y crearnos un usuario de la red de bibliotecas públicas para acceder a Ebiblio.

Al ser competencias cedidas a ayuntamientos y comunidades autónomas, el proceso puede variar, pero no debería de ser demasiado distinto entre ellos. Para acceder a Ebiblio en este caso de ejemplo, usaremos un carnet de biblioteca de la Comunidad Autónoma de Madrid, para el que necesitaremos rellenar un formulario con más datos que los de una web de vídeo bajo demanda habitual. Adicionalmente tendremos que seleccionar una biblioteca pública a la que tendremos que ir presencialmente para formalizar la inscripción, y en nuestro caso solamente se tuvo que firmar el formulario que ya enviamos. Una vez hecho se nos dará un número de usuario de la red pública de bibliotecas, que será el mismo que usaremos para Ebiblio. Finalizamos el registro simplemente confirmado el usuario con la contraseña que nos darán, aunque sería recomendable cambiarla a una que solamente sepamos nosotros por motivos de seguridad.

LEER MÁS
Origin Access gratis durante 7 días con más de 60 juegos completos

Es cierto que el proceso puede ser poco claro y requiere de desplazamiento a una biblioteca, que puede ser difícil en el caso de ciudades de España que no tengan una cercana. Pero es entendible que se use este método, ya que Ebiblio no funciona por sí mismo, sino que depende de licencias dadas a bibliotecas públicas. Aceptar a cualquiera sin un registro ni un aval de identidad sería un problema. Pero una vez hecho no hay que hacer mucho más, y si ya somos usuarios de bibliotecas públicas bastará con preguntar a los funcionarios de la biblioteca para que nos creen un usuario compatible con Ebiblio y así poder conseguir libros, series, películas y prensa gratis desde casa y de forma legal.

Una vez dentro, el servicio de biblioteca online gratis Ebiblio no es particularmente complicado de utilizar, al menos si tenemos un poco de experiencia en usar catálogos de servicios bajo demanda. Lo más inmediato que se nos ocurre es el alquiler digital de libros, con el que tendremos acceso una cantidad limitada, pero generosa de préstamos y reservas. Como dijimos, son licencias para bibliotecas, con lo que deben controlar el acceso, y no pueden prestar cantidades infinitas de un libro sin meterse en complicadas negociaciones.

Es por ello que cada alquiler de un libro tendrá un tiempo límite de disponibilidad, aunque puede ser ampliable en caso de ser necesario. Sin embargo cada libro que pides es uno que otra persona no puede disfrutar, por lo que en caso de que acabes uno deberás devolverlo lo antes posible para que lo pueda disfrutar otra persona. Si un libro que buscamos no está disponible, podremos pedir la reserva de este para que se nos mande un email en cuanto sea posible. Nos dirán el número de la lista de espera en el que estamos, además de una fecha y hora aproximada de cuándo estará disponible, por lo que insistimos en que si has acabado un libro, lo mejor es devolverlo cuanto antes.

LEER MÁS
Overcooked está gratis en la Epic Games Store

Mientras tengamos el libro prestado podremos leerlo tanto a través del lector de la web, como de nuestro ordenador o de un lector de libros electrónicos siempre que sea compatible con el sistema de DRM de Adobe, o a través de las apps para iOS y Android. El uso e interfaz de estos es extremadamente funcional, pero llega a estar anticuado y poco cuidado.

Cómo usar Ebiblio para ver películas gratis

Los libros no son lo único que podemos pedir prestado online gratis siendo usuario de la biblioteca municipal, pues tenemos revistas, prensas e incluso películas y audiolibros. Para estos últimos se nos conectará con la plataforma Efilm, que a efectos prácticos no pasa de un diseño particular pare la sección de películas y series de Ebiblio. El uso de estas es muy arcaico, pues en películas apenas hemos conseguido superar versiones definidas como SD, además de sernos imposible enviar directamente a Google Cast desde el ordenador.

El catálogo de películas es más escueto que el de los libros y de una calidad e interés que dependerá del usuario. Pero con un poco de interés, curiosidad y esfuerzo podemos encontrar algo que nos pueda interesar. Hay una aceptable cantidad de producción nacional, teniendo en cuenta que el acceso es gratis. Como gran punto a su favor, para una reproducción normal no hemos tenido ningún corte con el servidor en las películas y series que hemos estado viendo, con lo que no esperéis problemas de desconexión.

En el caso de contenido de Efilm, los préstamos son más limitados en la cantidad de películas y series que podemos pedir tanto al mismo tiempo como mes a mes. Con estas tendremos 48 horas de acceso ilimitado a las películas para verlas todas las veces que necesitemos y no hay necesidad de esperar a que estén libres por otros usuarios ni tenemos que pensar en devolverlas antes de tiempo, ya que no cambiaría nada.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.
Botón volver arriba