banner antec

Probamos la versión Alpha cerrada de Spellbreak, un buen Battle Royale que viene en uno de los peores momentos posibles para intentar hacerse un hueco en el mercado a pesar de la gran personalidad que destila el juego.

Hace un tiempo que venía siguiendo la pista a Spellbreak, un juego del género BattleRoyale pero con un mundo de magos y con al intención de dejar batallas que sean visualmente muy atractivas. El juego promete mucho, y tras probarlo durante un tiempo en la Alpha cerrada lo veo como un juego en el que puede que pase más tiempo del que esperaba, y eso que no soy particularmente un fan de los Battle Royale.

Ahora mismo el juego se encuentra en una fase temprana del desarrollo, aún no está cerca de estar acabado pero se vislumbra una buena idea de las intenciones de Proletariat Studios, el equipo de desarrollo, donde se aprecia el gusto de los creadores por las acciones visualmente atractivas.

Spellbreak: pequeños cambios jugables y grandes cambios visuales con respecto a otros en el género

En términos generales vemos que sigue las bases del Battle Royale tradicional: Un mapa con decenas de personas, armas desperdigadas por el mapa y selección de dónde quieres lanzarte, en este caso dependiendo de los puntos ya preestablecidos. Las novedades a nivel jugable son que nos encontraremos con habilidades especiales dependiendo de la clase que escojamos, que por suerte no está ligado al aspecto que escojamos. También tendremos guanteletes mágicos que harán las veces de armas, pudiendo disparar desde cada brazo según el botón del ratón que pulsemos, pero si no nos gusta esta configuración se puede cambiar sin problemas.

LEER MÁS
Los trastornos mentales se pueden curar (o mitigar sus efectos), con los videojuegos

A pesar de eso, a nivel de sustancia no hay mucho cambio. Sí, hay mucha más movilidad que en todos los Battle Royale que he probado y el estilo artísticos es sublime, pero no termino de ver a día de hoy el punto jugable claro que lo diferencie más allá de conseguir hacer explosiones y magias, cosa que a mí me encanta pero no tiene por qué gustar a todo el mundo.

Aún es muy pronto para juzgar, pero parece que el juego no ha salido en el mejor momento, con Apex Legends sacando los titulares y con un concepto algo similar en la hora de ofrecer un Battle Royale algo más centrado en habilidades especiales. Aún así las partidas que he podido jugar han sido divertidas y frenéticas y no dudaré en seguir el desarrollo del juego.

Share.

About Author

Llevo con hardware en las venas desde que recuerdo, y desde 2008 redactando sobre ello. Adoro la tecnología, Android, los videojuegos y las excentricidades