Ir a la barra de herramientas
Gaming

Top 10 de los grandes problemas que tiene Nintendo

Nintendo lleva años en el mundo de los videojuegos y es normal que al cabo del tiempo haya desarrollado problemas. Varios de ellos están tan asentados en su forma de hacer las cosas que ya son problemas propios.

¿Podemos agrupar muchos de ellos en un top 10? Por supuesto, para eso estamos. Aquí vamos a recapitular diez de los peores problemas que tiene Nintendo como empresa y por ende afecta a los fans. Porque Nintendo tiene muchas cosas buenas, pero otras tantas cosas malas que no hay que pasar por alto por mucho que a uno le gusten los Mario y los Zelda. Y no vamos a listarlos por orden, porque la importancia de cada uno varía según a persona, pero imaginamos que un seguidor de la empresa puede sentirse identificado con uno o dos.

Relanzamientos a precio completo y miedo a bajar precios

No vamos a discutir la lógica de sacar juegos de Wii U en Nintendo Switch. Tiene lógica sacar en una consola que lleva más de 50 00 000 de copias los juegos de una que apenas superó los 12 000 000 y que es uno de los mayores fracasos. Pero eso no significa que sea correcto o todos estén contentos con pagar los 60 euros que piden de lanzamiento.

Sí, Hyrule Warriors es un muy buen musou que incluye todo el contenido habido y por haber pero ya pasaron años y pagar 60 euros por tener un multijugador competente y buena portabilidad se hace duro. Lo mismo podemos decir de New Super Mario Bros U Deluxe, Tokyo Mirase Session #FE, el futuro Pikmin 3 Deluxe y más.

Ya empezaron con la idea de sacar los The Legend of Zelda de Gamecube en Wii U añadiendo gráficos en alta definición. Podrían haber sido un buen recopilatorio a 50 euros, pero esos 60 euros dolían. Y no parece que vayan a cambiar ese enfoque en esta generación.  1-2-Switch es una genial demo técnica al nivel de Wii Sports que por desgracia no viene preinstalada en cada consola ni está gratis en la eShop. Sería el juego ideal para mostrar las capacidades de los Joy Cons, pero realísticamente nadie pagaría más de 10 euros por él pese a que Nintendo quiere que lo compremos a 40 euros.

Falta de experiencia en el modo online

Para ser una empresa que tanto se vende como expertos en multijugador, sorprende que les esté costando tanto hacer juegos online. Empezaron ya en la época de Wii y DS, que tenían modos online muy escuetos y limitados y no parece que se hayan movido desde ahí. Y se nota más ahora mismo.

Son pocos los juegos suyos que tienen modo online, por el que hay que pagar cuota anual. Su precio es menor comparado con el de Xbox Live o PlayStation Plus, pero creo que viene dado porque saben que no pueden pedir 60 euros al año por online de Mario Kart 8 Deluxe, Super Smash Bros Ultimate, Super Mario Maker 2, Tetris 99 y Splatoon.

Y encima en algunos juegos no va como debería. Debido al coronavirus, el torneo de Super Smash Bros Ultimate en EVO iba a ser online, pero vieron que su sistema online no estaba listo para tener calidad de torneo. A Nintendo no le dolería mejorar sus servicios online, y no hablamos solo de ofrecer más juegos de NES y SNES.

Excesiva linealidad en los juegos de Nintendo

El título lo dice todo, así que lo explicamos aquí. ¿Tienes el Animal Crossing New Horizons para jugar con tu familia y cada uno quiere su isla? Pues toca comprar una consola más y su juego, por mucho que haya cuentas en la consola compartida. Y el primer jugador que entra al juego es el que más cosas puede hacer para modificar la isla, y avanzar en la historia.

Con Super Mario Maker 2 no permitían jugar con amigos online, pero lo cambiaron con un parche. Splatoon tiene mucho contenido pero está ese sistema de rotación de modos y escenarios que te impide elegir dónde y cómo quieres jugar. Nintendo sigue obsesionado con su única forma de jugar aunque eso traiga problemas a los usuarios. Es algo que está mucho más extendido de lo que parece y seguramente si miramos, encontraremos muchos casos más.

LEER MÁS
Sonic vuelve a la carga con el Sonic Forces, con un mundo renovado y nuevos enemigos

El reciente abuso de la franquicia Fire Emblem

En la historia de Fire emblema hay dos épocas: la primera en la que era una serie hecha a pérdidas para Nintendo y que estaba a punto de ser cancelada, y a partir de Awakening que fue cuando encontraron un público que no esperaban encontrar y decidieron enfocarse en ellos.

De forma inesperada, una serie conocida por mostrar historias de guerra y las relaciones rotas y forjadas a través de ella se hizo popular entre un público… ¿Cómo decirlo? De gustos… Más otaku… De esos que tendrían almohadas con personajes. Y no queremos decir que todo el público sea igual, pero es innegable el cambio artístico y promocional que ha tenido por parte de Nintendo. Lo han convertido en todo un Roman Reigns de la WWE: alguien que tuvo su momento de brillantez y decidieron sobreexponerlo, lo cual ha generado un rechazo.

Hoy día se tratan las nuevas entregas de Fire Emblem como el mayor lanzamiento del año para la consola en la que sale. Si bien sus ventas son bastante buenas para el género que es, no son así comparadas con las de otros juegos. El juego de móviles aglutina lo peor de Fate Grand order: tragaperras abusivas con hipersexualización y fetichización de personajes. Y el uso de Super Smash Bros ya para hacer publicidad descarada y de pago creó el peor personaje hasta la fecha, cuyo anuncio enfadó a fans de la serie.

El vídeo de la reacción en la Nintendo Store cuando se anunció a Byleth para Smash demuestra lo cansada que está la gente de la serie Fire Emblem. Fire Emlem necesita demostrar nada más durante toda la generación. Y fácilmente podemos pasar cinco años sin un nuevo título sin que la echemos de menos.

Su tienda online es un problema en sí

Las tiendas online, en teoría, serían una gran ayuda para juegos independientes al poder ponerse a la venta sin necesidad de distribuidor ni gastos de fabricación de cartuchos. Con el tiempo ha pasado que se ha abusado de ellas, pero con Nintendo se han condensado los problemas de Steam y la Play Store.

Los pequeños desarrolladores que sacan su juego sin publicidad alguna tienen que reducir el precio de sus juegos a céntimos para poder acumular ventas y que se les promocione. Eso, y lo innavegable que es la tienda a poco que quieras hacer una búsqueda más avanzada. La eShop podría ser un lugar en el que encontrar pequeñas joyas, pero tiene que cambiar mucho con su forma de promocionar y destacar juegos, así como de la experiencia de usuario.

Su estrategia móvil excesivamente depredadora

Esto no se lo achacamos a Nintendo de forma personal, sino a los propios inversores que insistían en que Nintendo haga juegos para móviles. Con Miitomo hicieron el juego móvil más ‘nintendero’ posible. Con Super Mario Run hicieron un Mario en toda regla perfectamente adaptado a móviles y sin microtransacciones invasivas.

Pero como vieron que no daba dinero suficiente, sacaron los látigos e hicieron que quieran imitar a todo juego móvil de éxito posible. Fire Emblem Fates es el casino de JPGs anime que es Fate Grand Order. Dr Mario World es un Candy Crush. Animal Crossing Pocket Camp es una caja de skinner. Y Mario Kart World Tour ha generado una tendencia de esperar que los jugadores paguen una suscripción por un único juego de móviles.

Nintendo y su necesidad de innovar por innovar

Nintendo se llena de problemas cuando quiere que nuevas entregas de sus franquicias sean siempre innovadoras y tengan elementos nuevos. Durante años se han resistido a sacar un Starfox que no sea un port de StarFox 64… Hasta que sacaron un remake de Starfox 64 bajo el nombre de StarFox Zero con la excusa de que usaba las dos pantallas del mando de Wii U. Funcionó “tan bien” que le dimos un puesto en los peores juegos de Nintendo.

Lo mismo dicen de F-Zero y por suerte parece que no sacaron uno con esa mentalidad. Pero es un problema que tienen en Nintendo de que apuestan demasiado por la innovación por el ansia de ser diferente. Splatoon es un juego curioso por cómo cambia el enfoque del shooter y su estética pero si es el mejor shooter de la consola es por la ausencia de competidores. ARMS puede ir de innovador pero es inviable un eSport en el que hay que hacer tanto ejercicio físico.

LEER MÁS
Nintendo cesa la producción de Wii U en Japón

Las trabas de Nintendo a terceras empresas

Parece que a Nintendo no le gusta que alguien que no se llame Nintendo haga juegos para consolas de Nintendo. No hay generación de consolas de sobremesa que no haya dado problemas a otras empresas y eso se refleje en una escasez de juegos. En la NES estaba la limitación de juegos que una empresa podía sacar al año para mantener la calidad del catálogo, lo que provocó que haya varias empresas pantalla para poder sacar más juegos al año.

En la SNES los royalties eran bastante altos que echaron atrás a empresas como Treasure. En la Nintendo 64 creían que la memoria de los cartuchos era suficiente y juegos algo más ambiciosos no podían salir, amén de que era un soporte muy caro comparado con el CD. En la GameCube optaron por CDs propietarios con menor capacidad que el DVD. La Wii era una consola de éxito pero varios escalones en potencia por detrás de PS3 y Xbox 360, así que hacer ports era inviable. Wii U no vendió nada y no tenía sentido hacer ports aunque fueran fáciles de hacer.

Nintendo Switch por muy popular que sea, desarrollar juegos para ella requiere de hacer un gran esfuerzo para hacer un downgrade de un juego de Xbox One o PlayStation, con el añadido del precio de los cartuchos de alta capacidad. Con todo esto, parece que Nintendo sigue obsesionada con ser la única que saca juegos para sus consolas.

Demasiada dependencia de sus series estrella

Es muy común la queja de que Nintendo “solamente saca Marios y Zeldas“, que poca razón tiene. Pero no es algo exclusivo de ellos pues Microsoft lleva dependiendo de Halo y Gears of War y Sony siempre confía ciegamente en los juegos de Naughty Dog y Santa Mónica.

Pero esa frase no refleja fielmente el problema de Nintendo con sus series estrella: depende demasiado de ellas y los saca por cumplir cupos. Fans de Mario Kart pueden decir misa, pero es inevitable pensar que después de la entrega de Gamecube, las entregas no cumplen todas las expectativas y Ninendo piensa que toda consola debe de tener su Mario Kart. Lo mismo con Paper Mario, que sacó los divisivos Color Splash y Origami King, o el muy nefasto Sticker Star. Y Super Mario Party es la entrega más básica en años.

Esto choca totalmente con el problema de que espera que sus nuevos juegos innoven en algo. Pero creemos que hay un punto medio entre sacar un Starfox malo por mostrar o chulo que es gamepad de Wii U y no sacar nada porque no se consigue nada que lo haga diferente de lo que se hizo hace tres generaciones. A veces, lo único que piden los fans es un juego bastante competente.

Problemas para el acceso legal al catálogo pasado de Nintendo

Parece una tontería, pero poder jugar cómodamente a juegos viejos de Nintendo y sin problemas es muy importante para muchos. Ya sea por su valor en entretenimiento, didáctico o cultural, acceder a un juego clásico y jugarlo en condiciones se agradece. Pero Nintendo ha tenido siempre una difícil historia en este campo.

Ninguna consola de sobremesa ha sido retrocompatible hasta la Wii, que podía reproducir juegos de Gamecube… Hasta que llegó la Wii U y solo permitía reproducir juegos de Wii. Pero la Switch no puede reproducir esos juegos. Y en sus portátiles hay ejemplos en casi cada consola a partir de la DS de no permitir juegos pasados. Hoy día, Nintendo Switch tiene una selección de títulos clásicos pero o son remasterizaciones de Wii U a 60 euros o son  los juegos de Nintendo Switch Online. Estos juegos son pocos y pasaron de sacar unos cuantos al mes a hacerlo cada varios meses. Sony está siendo escrutado para ver si la retrocompatibilidad de PS5 con PS4 es lo bastante buena, y Microsoft presume de que Xbox series X permitirá juegos de hasta la Xbox original.

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

    1. Eso iba a comentar yo, le falla la letra p de vez en cuando, además que parece que no ha pasado el texto por el corrector que se tarda 5 minutos y no se mete tanto la pata.

    2. Pido disculpas, es cierto que existe un exceso de falta de corrección ortográfica. No soy el más indicado para hablar del tema, porque cometo fallos, pero la cantidad de fallos que he visto me ha sorprendido y no es habitual en este redactor. Hablaré con él para saber que ha sucedido. Si se me ha pasado algo, me lo puede indicar sin problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba