viernes, noviembre 15

Investigador crea un agujero negro microscópico para estudiar y analizar cómo se comporta un agujero negro real, más o menos.

Una de las mayores incógnitas en la actualidad es cómo funciona un agujero negro y que pasa en su interior. Hace poco se publicó la primera imagen real de un agujero negro, algo que costó meses y muchos recursos realizar. Ahora han logrado crear un agujero negro microscópico. Jeff Steinhauer, Científico de la Universidad de Tecnología de Haifa de Israel ha sido quien lo ha logrado.

Este agujero negro es realmente minúsculo y sin ningún tipo de fuerza para la atracción de partículas, como un agujero negro real. Para crearlo se han necesitado 8 000 átomos de rubidio. Steinhauer los ha enfriado hasta casi el cero absoluto y luego los ha excitado mediante un haz láser. El investigador que lo ha creado dice que si nos aproximamos lo suficiente a él veremos un horizonte de sucesos en miniatura.

Jeff Steinhauer agujero negro - Agujero negro microscópico creado en un laboratorio para investigar como es su comportamiento

Crean un agujero negro microscopio

Los agujeros negros se denominan así porque ni la luz es capaz de escapar del horizonte de sucesos del mismo. El creado por Steinhauer es simplemente una réplica a escala de uno real. Se denomina a estos como condensados de Bose-Einstein y tienen las mismas propiedades. En este caso no atrapa la luz, pero sí que consigue atrapar las ondas sonoras. Las vibraciones sónicas no consiguen escapar cuando rebasan el límite de atracción.

Destacar que este tipo de experimentos son conocidos como simuladores cuánticos. Estas simulaciones cuánticas son réplicas a una escala muy pequeña de fenómenos naturales complejos cuyo comportamiento se basa en las reglas de la mecánica cuántica.

LEER MÁS
Perdido el núcleo del Falcon Heavy de SpaceX, por un problema en el aterrizaje en su vuelta a la Tierra

Ignacio Cirac, físico del Instituto Max Planck de Óptica Cuántica dice que sería el equivalente cuántico a construir un avión a escala. Permite predecir cómo funcionará un avión a una escala real sin necesidad de construirlo.

Recordar que los simuladores cuánticos son únicamente réplicas. El experimento de Steinhauer seria a un agujero negro “como una onda de agua a una onda de luz” dice Robert Wald, físico de la Universidad de Chicago.

Las ondas de agua como las ondas de luz se basan en crestas y canales ondulantes. Ambos tienen mucha relación, debido a que los dos se basan en prácticamente las mismas ecuaciones matemáticas. Evidentemente los dos tipos de ondas, como un agujero negro y su simulación, son objetos diferentes basados en materiales distintos.

Fuente: nature

Share.

About Author

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?