Cuatro importantes trabajadores y dos contratistas dejan Block.one, la empresa que desarrolla EOS, para desarrollar su propio proyecto blockchain: StrongBlock.

Es la ICO hasta la fecha que más ha recaudado y la que más mofas ha soportado. La Initial Coin Offering de EOS logro levantar la friolera de 4.000 millones de USD y prometía una verdadera revolución, pero se ha quedado en un fracaso histórico de proporciones bíblicas. Apenas una semana después de arrancar la mainnet los nodos bifurcaron la blockchain y se expulsó a una determinada cantidad de nodos sin explicación. Aun no existen wallets compatibles y la paciencia se agota, tanto es aquí que muchos ya han liado el petate y se han ido.

Algunos contratistas y empleados dejan Block.one, la empresa encargada del desarrollo de EOS.

David Moss, Thomas Cox, Brian Abramson y Corey J. Lederer, que fueron el segundo, tercer, cuarto y quinto trabajador contratado por Block.one, matriz de EOS para el desarrollo del sistema operativo descentralizado y el entorno de aplicación. Pese a que su valor hoy es de 5.000 millones de USD, la empresa es un fiasco completo.

Pretende este nuevo protocolo crear una solución de escalabilidad para Bitcoin y Ethereum, y que dispone de una tecnología de blockchain propia y su propia criptomoneda.

Moss había sido vicepresidente senior de operaciones tecnologías, Cox era vicepresidente de producto, Abramson era vicepresidente de infraestructura y Lederer era director senior de productos de tecnología en Block.one. Llegaron a la empresa el septiembre pasado, así que han durado literalmente un año. Junto con ellos se van los desarrolladores de software Jon Eric-Cook y Michael S. Mason, dos contratistas que empezaron a trabajar de manera remota en EOS esta primavera.

LEER MÁS
Cougar Panzer Evo, un chasis con mucho cristal templado para placas base E-ATX

Según las informaciones los cuatro ex trabajadores y los dos ex contratistas dejan EOS para poner en marcha el proyecto StrongBlock que de momento es secreto y el motivo de su salida seria el desacuerdo con el rumbo de la empresa y las presiones.

Block.one es fundado por Brock Pierce, Brendan Blumer y Dan Larimer. Blumer es conocido por ser desarrollador de videojuegos y Larimer es el arquitecto de BitShares, una exchange de criptomonedas descentralizadas y Steemit, una blockchain para compartir contenido social. Pierce entre otros es presidente de la Fundación Bitcoin y cofundador del fondo Blockchain Capital de BlocBridge que tiene en propiedad el token Tether.

Según el Whitepaper de EOS busca la solución para la escalabilidad del Bitcoin y de Ethereum mediante la creación de Smart contracts y el protocolo de validación de bloques Delegated Proof-of-Stake.

Fuente: Coindesk

Share.

About Author