La NASA ha dado a conocer la localización de siete planetas en un sistema a cuarenta años luz, donde al menos tres planetas podrían llegar a tener la capacidad de albergar vida.

Hoy la NASA ha dado a conocer un interesante avance en la ciencia y la exploración espacial. Un grupo de treinta investigadores de todo el mundo, ha encontrado una gran estrella denominada TRAPPIST-1, la cual tendría orbitando alrededor de ella, nada menos que siete planetas, los cuales tendrían un tamaño bastante similar a la tierra y que podrían llegar a albergar vida o que ya la estaría albergando.

TRAPPIST-1, es lo que se conoce como una enana roja ultrafría que está a unos cuarenta años luz de aquí y se emplazaría dentro de la constelación acuario, donde precisamente, el pasado año, se dio a conocer que existirían planetas, capaces de albergar vida, concretamente, se conocieron tres planetas con esta capacidad. Hoy los investigadores han revelado que de tres nada, que son siete los que puede albergar vida, ya que tendrían, según las previsiones, agua líquida.

Los investigadores han informado que estos siete planetas rocosos, al igual que pasa con la Tierra y el resto de planetas de nuestro sistema solar, estaría orbitando a TRAPPIST-1. Estos han sido nombrados como TRAPPIST-1b, TRAPPIST-1c, TRAPPIST-1d, TRAPPIST-1e, TRAPPIST-1f, TRAPPIST-1g y TRAPPIST-1h, donde TRAPPIST-1b sería el más cercano y TRAPPIST-1h el que estaría más alejado. No todos serian habitables, solo tres de ellos estarían dentro de lo que se denomina, zona habitable, ya que están en una zona determinada con temperaturas estables y que permitirían una vida, más o menos cómoda.

Según las informaciones, este sistema completo encabezado por TRAPPIST-1, cabría completamente en la órbita de Mercurio. Que pueda albergar vida se explica si entendemos que TRAPPIST-1, la estrella roja solo cuenta con el 8% de la masa de nuestro sol y es la mitad de caliente que nuestro Sol. Si la distancia entre esta estrella roja y un planeta es más corta que la distancia entre la Tierra y el Sol, la energía solar podría ser la misma, ya que la estrella roja irradia menos energía.

Este descubrimiento ha sido conseguido gracias a los cambios en la emisión de luz de esta estrella cuando por delante de la misma pasaba un planeta, algo que se ha podido ver y medir gracias al telescopio TRAPPIST-Sur, que se encuentra en el Observatorio La Silla, el Very Large Telescope situado en Paranal y el telescopio Spitzer de la NASA, entre otros. Mediante el tránsito por delante de la estrella, se ha podido saber el tamaño, composición y orbita de los diferentes planetas, permitiendo que los podamos comprar con nuestros planetas.

El autor principal de Michaël Gillon, del Instituto STAR en la Universidad de Lieja en Bélgica, ha dicho lo siguiente: “Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, ¡sino porque todos son asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!”. El co-autor de la investigación, Amaury Triaud, ha dicho por otro lado: “La emisión de energía de estrellas enanas como TRAPPIST-1 es mucho más débil que la de nuestro Sol. Para que hubiera agua en sus superficies los planetas tendrían que estar en órbitas mucho más cercanas que las que podemos ver en el sistema solar. Afortunadamente, parece que este tipo de configuración compacta es lo que estamos viendo alrededor de TRAPPIST-1.”

Aunque el descubrimiento es muy interesante, aún hay muchos datos desconocidos, entre ellos la posibilidad de garantizar la vida en alguna de estas estrellas habitables. Una vez se sabe que existiría la posibilidad, el siguiente paso es realizar una investigación sobre el tiempo espacial en dicha zona, como son las erupciones solares y las eyecciones de masa de TRAPPIST-1, que se desconoce si podrían ser dañinas para los posibles habitantes de estos planetas.

La Tierra rota 360º cada veinticuatro horas, lo cual permite que todas sus zonas estén orientadas hacia la luz, pero se desconoce si estos planetas cuenta con una órbita en resonancia, o lo que es lo mismo, si rotan sobre su eje o solo hay una parte de la misma que dé a la enana roja y tengan una cara oscura que no reciba luz solar.

planetas TRAPPIST 1 La NASA da a conocer siete planetas habitables alrededor de una enana roja

Fuente: Nature

Compartir.

Sobre el Autor

Técnico Intermedio en PRL, Técnico Superior en Energías Renovables y en Desarrollo de Productos Electrónicos. Docente de Formación No Reglada. Exigente con el hardware y curioso por naturaleza. Kirchhoff, Maxwell y Thevenin mis maestros y mi pasatiempo el álgebra booleana. Igual te calculo el potencial eólico del viento para un panel fotovoltaico, que te calculo la generación solar de un aerogenerador... o algo así. Stargate es la mejor serie de la historia de la ciencia ficción y lo sabes.