ConsolasNoticiasVideojuegos

El PlayerUnknown’s Battlegrounds le cuesta llegar a los 30FPS en la Xbox One y la Xbox One X

Problemas de rendimiento del PlayerUnknown’s Battlegrounds en la Xbox One y la Xbox One X, que se mueve por debajo de los 30FPS todo el rato con una calidad gráfica que deja mucho que desear.

La gran excusa de los desarrolladores para trabajar en consola, es que son sistemas cerrados, más fáciles de optimizar, pero la realidad es que optimizan lo justo y necesario, para que funciona ‘bien’ y gracias. Algunas ocasiones se dan problemas, sobre todo cuando es un juego que se importa de ordenador a consola, que parece que da muchos problemas y es lo que le ha pasado a Bluehole con el PlayerUnknown’s Battlegrounds, el cual, según fuentes oficiales, iba a correr a 30FPS en la Xbox One X en el momento de lanzamiento, pero al final no ha sido así ni en la Xbox One.

El PUBG ya se dijo que inicialmente no iría a 60FPS y que a lo mejor llegaría con el tiempo a esa tasa de frames y que se quedaban en 30FPS, pero al final, ni eso. El juego en la ‘consola más potente del mundo’ va peor que si lo jugásemos con la gráfica integrada en los procesadores Intel, ofreciendo un rendimiento medio de 20FPS en el mejor de los casos, oscilando entre 15-20FPS. El problema se magnifica en el momento que se juntan unos pocos usuarios, que el framerate cae en picado a los 10-15FPS.

No se salva ni en la Xbox One, que pasa más o menos lo mismo. Los chicos de Eurogamer han dicho que ‘es horrendo al límite’ y que es una ‘obra de arte de baja calidad con un rendimiento decepcionante’ Comentan que en 22 minutos de juego la tasa es de máximo 25.6FPS en la Xbox One y de 27.6FPS en la Xbox One X en el mejor de los casos y que si damos una vuelta en Jeep llegaremos a los 30FPS, pero como se nos ocurra abrir una puerta para entrar en una casa, estamos jodidos, porque el framerate cae a los 5-10FPS.

LEER MÁS
Valve borra de Steam más de dos cientos juegos, por fraude

Ya hemos dicho en varias ocasiones que por mucho que se quiera vender la moto, un procesador Jaguar y gráficos Polaris, bajo memorias GDDR5 compartida, da para lo queda, jugar al Minecraft y poco más y si ya le pedimos 4K, apaga y vámonos. Claramente, esta situación demuestra lo limitadas que son las consolas y lo difícil que es equipararse con el PC en cuanto a rendimiento, por no hablar de los controles, que son complejos, con seis modos según la situación.

Mostrar más

Roberto Solé

Director de Contenidos y Redacción de esta misma web, técnico en sistemas de generación de energía renovables y técnico electricista de baja tensión. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mi smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba