banner antec

Un falso rumor se ha extendido sobre la compra de TakeTwo por parte de Sony. La empresa que posee 2K Games y RockStar se ha revalorizado ligeramente, pero no va a ser vendida en un futuro cercano.

Hace unas horas saltó un rumor que decía que Sony estaba en un proceso para comprar TakeTwo y todas las empresas que tiene la matriz, que serían RockStar Games, 2K Games y 2K Sports. Eso significaría que Sony sería poseedor de los derechos de Grand Theft Auto, Red Dead Redemption, Mafia, WWE 2K, NBA 2K y Borderlands entre otros. Sus futuros juegos serían exclusivos de PlayStation 4 y Playstation 5. Por suerte para los que no les gustan los exclusivos, todo lo relacionado a esta adquisición se trata de un rumor propiciado por inversores.

No, Take Two no va a ser comprado por Sony

El origen de éste rumor se puede trazar hasta el analista Joel Kulina de la firma Wedbush, según comentó el analista Daniel Ahmad. Kulina envió un mail que decía que Sony había empezado el proceso de adquisición  mayoritaria de Take-Two Interactive por una enorme suma de dinero que ascendería a 130 dólares por acción.

Todo esto se debe a que las acciones de Take-Two Interactive han subido un 2,5%, una subida notable para una empresa tan grande pero bastante habitual en el mundo bursátil que ve fluctuaciones así casi cada minuto. Así que, tranquilos, futuros Read Dead, Bioshock y Grand Theft Auto no van a ser exclusivos de PlayStation. Todo este rumor ha sido fruto de especulación bursátil sin apenas fundamento.

Podemos esperar que Sony y algunas empresas de Take-Two estén hablando para que las versiones de PlayStation 4 tengan algún DLC exclusivo. Pero viendo el tamaño que tiene una empresa con nombres tan grandes como Red Dead Redemption II, Grand Theft Auto Online, Bioshock, WWE 2K, y más, que sea comprada y pase a hacer juegos exclusivos es irreal y extremadamente improbable.

LEER MÁS
Ghostbuster: The Video Game Remastered podría ser exclusivo de la Epic Games Store

Fuente: ResetEra

Share.

About Author

Conocedor de los videojuegos. Cosecha de 1990.