AnálisisRefrigeración

Disipador CPU DeepCool AK620 – Review

El disipador es una pieza de los ordenadores muy infravalorada. Sin ella, no hay control del la temperatura de la propia CPU, que sin ella el ordenador no puede hacer nada. Las CPUs tienen controles de temperatura de forma que se desactivan a poco que ven que se acercan a ella.

Por ello un disipador es importante. Es cierto que las medidas de seguridad de la propia CPU evitar sobrecalentamientos. ^^ero la propia CPU se calienta incluso por el uso más casual posible. Es decir, sin disipador de calor de CPU, no tienes un ordenador mínimamente funcional.

Las CPUs vienen empaquetadas con un disipador dedicado por parte del fabricante, generalmente adaptadas para las CPUs de la propia marca. Pero para los que quieren más de su disipador, sobre todo para tener un mayor flujo de aire con el que asegurarse que la CPU no llega a temperaturas extremas o incluso poder overclockearla sin que sufra daños. Es por ello por lo que los disipadores más avanzados como el disipador de CPU DeepCool AK620 existen. Son generalmente mucho más grandes y eficientes moviendo el flujo de aire, o haciéndolos pasivos para minimizar el ruido, generalmente este caso para los ordenadores de oficina.

Los disipadores de gran tamaño están hechos para quienes quieran exprimir su CPU

Es en este extremo en el que tenemos el disipador CPU DeepCool AK620. Es de gran tamaño y con varios ventiladores, para que fluya al máximo posible el aire. Le hemos hecho varias pruebas y ya adelantamos que nos ha encantado. Primero por su relación calidad-precio sabiendo que es un disipador que tira a lo doméstico siendo igualmente de gama alta.

Agradecemos a DeepCool que nos haya cedido este producto para su review.

Unboxing

disipador de CPU DeepCool AK620

La caja del disipador de CPU DeepCool AK620. Un diseño sencillo, y que invita a mirar qué hay dentro de ella.

disipador de CPU DeepCool AK620

Por la parte trasera nos encontramos la larga lista de características del disipador. Son las mismas que están en la web oficial y las cuales ponemos abajo. Están puestas para que los curiosos miren y compartan, pero más que nada serán los entusiastas y los más dedicados los que van a detenerse a mirar todos los detalles puestos en la parte trasera.

disipador de CPU DeepCool AK620

Al abrir la caja nos encontramos con bastante espuma protectora y el disipador sin estar envuelto en un plástico para protegerlo de forma independiente. Por suerte, la propia espuma protectora está bien ajustada para que el disipador no sufra daños, a no ser que haya un golpe muy fuerte y directo durante el transporte.

disipador de CPU DeepCool AK620

Cuando sacamos el disipador de la caja, con la espuma para su protección, hay que hacerlo con mucho cuidado y no sacarlo de repente ni rompiendo la caja con ansias.

disipador de CPU DeepCool AK620

Incluido en el paquete viene el set de montaje para instalar el disipador en diferentes placas bases y sockets. Incluyen los tornillos y la llave adecuada para poder apretarlos correctamente. Recordamos que es imperativo usar los tornillos y llaves que nos ofrece el fabricante para evitar dañar cualquier componente, sea el disipador o la placa base, y para asegurarnos una instalación correcta.

También incluye una pequeña dosis de pasta térmica. Siempre viene bien tener aunque sea un poco. La cantidad que viene incluida no es suficiente por si en algún momento debemos de quitar el disipador de la placa base para hacerle un mantenimiento. Pero sí es suficiente cantidad para la instalación inicial.


Diseño

disipador de CPU DeepCool AK620

Así es el disipador de CPU DeepCool AK620, sin caja y sin espuma protectora al lado. Se aprecia su diseño en sandwich formado por dos disipadores y dos ventiladores intercalados.

No se aprecia desde la imagen, pero el ventilador en el extremo se puede tanto mover como desmontar y ponerlo en el otro lado para que, en vez empujar aire, lo succione. Esto se hace debido a que por su enorme tamaño, en algunas placas base puede chocar con las memorias RAM. Se puede desanclar de los brazos metálicos, subirlo lo necesario y reenganchar los brazos metálicos para poner el ventilador por encima de las memorias RAM. Si no es posible, nos remitimos a la posibilidad de ponerlo al otro lado, aunque esto reduzca algo la refrigeración.

disipador de CPU DeepCool AK620

Visto desde un lateral, se aprecia más su diseño intercalando disipador y ventilador. Los brazos metálicos son una parte importante de la estructura y son los que aseguran que están fijos tras la instalación.

disipador de CPU DeepCool AK620

Desde este lado apreciamos uno de los disipadores del disipador de CPU DeepCool AK620. En un patrón de tablero de ajedrez se intercalan escamas en diferentes direcciones para que el aire caliente no se concentre en un único sentido y que así esté más disperso para que mejore la ventilación y el flujo de aire.

También apreciamos las seis tuberías de calor que harán que fluya el calor desde la CPU hasta el disipador, y de ahí a los ventiladores. Tienen un acabado de calidad y muy resistentes. Cumplen con lo que se espera de que un disipador, si se trata bien, no se va a echar a perder.

Ojo a lo que decimos que es el disipador lo que no se deteriora. Esto es si no recibe golpes y está bien estabilizado. No incluimos los ventiladores, pues esos tienen una vida útil limitada de entre tres años y medio a cinco de uso intensivo.

disipador de CPU DeepCool AK620

Así es la parte superior del disipador de CPU DeepCool AK620. Aquí se nota un diseño algo cuidado, dado que ahora mismo es muy habitual que los componentes internos de un PC se vean mediante laterales con cristal templado o pantalla de plástico. Este diseño ayuda a que no “se vea feo” en conjunción con las actuales memorias RAM con ARGB.

disipador de CPU DeepCool AK620

En la parte inferior, aparte de ver los cables de conexión a la corriente para los ventiladores, apreciamos un protector para la superficie que absorberá el calor de la CPU.


Especificaciones del Disipador de CPU DeepCool AK620

  • Compatible con sockets Intel LGA 2066, 2011-v3, 2011, 1200, 1151, 1150 y 1155.
  • Compatible con sockets de AMD AM4, AM3, +, AM3, AM2 +, AM2, FM2 +, FM2 y FM1.
  • Dimensiones: 129 × 138 × 160 mm.
  • Dimensiones del disipador de calor: 127 × 110 × 157 mm.
  • Heatpipe Ø6 mm × 6 piezas.
  • Dimensiones del ventilador: 120 × 120 × 25 mm.
  • Velocidad del ventilador: 500 ~ 1850 RPM ± 10%.
  • Flujo de aire del ventilador: 68,99 CFM.
  • Presión de aire del ventilador: 2,19 mmAq.
  • Ruido del ventilador: ≤28 dB (A).
  • Conector de ventilador: PWM de 4 pines.
  • Voltaje nominal del ventilador: 12 VCC.
  • Corriente nominal del ventilador: 0.12 A.
  • Consumo de energía del ventilador: 1,44 W.

Pruebas de disipación de calor del DeepCool AK620

Como podemos decir mucho de nuestra experiencia, pero lo que cuenta más son los resultados, hemos tenido que hacer unas pruebas con nuestro banco dedicado. Las pruebas han sido hechas con una CPU AMD Ryzen 5 2600X con overclock, en una placa base abierta de una estación de trabajo, sin estar dentro de una caja.

Entendemos que no es una representación real de cómo sería la ventilación respecto a si está en una caja montada, dado que no es lo habitual ni recomendable para sistemas cerrados. Pero es nuestra forma de tener un sistema accesible y abierto para realizar las diferentes pruebas de funcionamiento de los componentes en nuestra web sin que el manejo de diferentes hardwares sea un problema.

Todas las pruebas que hemos realizado han sido con este mismo equipo de trabajo y nos ha dado los siguientes resultados en la siguiente comparativa. Hemos tenido en cuenta la temperatura ambiente, siendo la prueba ejecutada en una oficina climatizada en marzo. Lo hemos puesto en idle durante unos minutos, y luego le hemos puesto pruebas de estrés a la CPU para ver el potencial de disipación de calor del DeepCool AK620.

disipador de CPU DeepCool AK620

Tal como veis, podemos decir que la disipación de calor en idle no se encuentra entre lo mejor de lo mejor. Existen otras pocas soluciones de ventilación que han tenido mejor resultado. Pero hay que entender que los disipadores con ventilador no son del todo vitales para ordenadores en idle o con cargas de trabajo minúsculas. Para eso están los disipadores pasivos que permiten disipar calor sin hacer ningún ruido.

Tampoco ha sido el mejor disipador de calor en plena carga, puesto que la temperatura llega a los 56 grados. No es un mal dato, aunque más disipadores consiguen reducir la temperatura en este caso de uso. Pero sí que hemos notado que funciona especialmente bien cuando está en prime 95, puesto que se estabiliza en los 58 grados. Hasta los 56 grados, la temperatura subía muy rápido, pero es llegado a ese punto cuando ya no subía tanto y dejaba de crecer.

Estos son los datos más objetivos que podemos tener del DeepCool AK620. Tal y como está, es un disipador que ofrece un gran valor de refrigeración en relación a su precio. Sobre todo lo notaréis si usáis juegos y programas muy intensivos con la CPU, y si podéis soportar el ruido de los ventiladores.

Galería


Montaje del Disipador DeepCool

Pese a que es una experiencia que para nosotros es casi rutinaria, para otros muchos el montaje del disipador es algo fuera de lo común y que solo se realiza cuando se cambia de CPU. O en el caso de uso más común, que queramos un mejor disipador que el que viene de serie para una CPU con overclocking o que el disipador normal se esté deteriorando. El proceso de montaje ha sido algo más complicado en primera instancia de lo normal, pero en general, mucho más sencillo.

Lo primero de todo es su enorme tamaño: las fotos no engañan, es así de grande. Muy seguramente incluso si no usamos cajas tamaño mini-ATX o micro-ATX, es posible que nuestra caja no nos otorgue el suficiente espacio. Puede pasar además que debido a la placa base y su distribución, el disipador choque con las memorias RAM. En este caso se puede desplazar uno de los ventiladores, aunque haga que tenga menos poder de refrigeración.

disipador de CPU DeepCool AK620

Pero el montaje es un paso único y excepcional, no uno rutinario. Y al contrario de que podemos hacer pensar, el montaje ha sido más fácil de lo normal en el momento clave de anclar el disipador al socket.

En la mayoría de anclajes de cualquier disipador, es normal encontrarse problemas debido a lo delicados que son, y a que tienen que ser compatibles con la mayoría de sockets de diferentes fabricantes. Este ha sido sorprendentemente fácil de montar. En la oficina es normal tener que armar y desmontar numerosas CPUs y con ellas sus disipadores, y es con esa experiencial con la que apodemos afirmar que este ha sido de los disipadores más fáciles de montar.

Ya sea por un profesional que tiene que lidiar con decenas de CPUs en una semana o por un aficionado que simplemente quiere renovar su CPU, hacer del montaje del disipador algo más fácil es algo que siempre se va a agradecer. Con ello además, se consigue que haya menos probabilidades de error, ya sea una fuerza mal llevada o una presión en mal lugar que podría dañar la CPU o la placa base. Así se minimizan los riesgos de daño debido al montaje.

Uno de los componentes que más nos ha encnatado es el tornillo con el mismo separador de plástico en una sola pieza para que pongamos el backplate por debajo de la placa base. Esto es para que salga por la parte de abajo, y ese tornillo lo podamos apretar por la mano. Es una solución muy ingeniosa para un problema que se presenta a muchos usuarios: cambiar la CPu o el disipador dentro de la propia caja sin desmontar la placa base, que es cuando es más aparatoso.

En la oficina usamos un banco de pruebas abierto, y este simple tornillo con el separado ha hecho que el montaje sea mucho más fácil y seguro. Es algo tan sencillo que nos cuesta creer que no sea algo más estandarizado, sabiendo que va a ser útil tanto si somos esos entusiastas que cambian de CPU cada cambio significativo de prestaciones en una generación, o si trabajamos en mantenimiento de equipos, que toda ayuda para manejar más fácilmente y de forma más segura esos equipos que valen cientos de euros, es significativa.

disipador de CPU DeepCool AK620

Uno de los pequeños contras que hemos notado es que manejar los propios ventiladores para instalarlo puede suponer cierto riesgo de roces y pequeños golpes o tirones. Es necesario quitar el ventilador interior para poder atornilllar correctamente el disipador. Es imperativo hacerlo, lo que hace que resalte este inconveniente que nos hemos encontrado. A la hora de volver a poner el ventilador central, se corre el riesgo de que choquen los aletines con uno de los disipadores, y hay que manejarlo con mucho cuidado.

Los diseñadores de DeepCool han sido conscientes de que al ser un disipador grande tanto en altura como en anchura, existe la posibilidad de que ciertas placas bases tengan la memoria RAM al lado de la CPU y por ende, el DeepCool AK620. El ventilador exterior puede cambiar su propia altura, y no molestar a las memorias de hasta 59 milímetros. Luego Existe la posibilidad de cambiar el ventilador exterior de lado para que en vez de empujar aire, succionará aire, pero no sería tan eficiente.

Incompatible con Intel Alder Lake, pero eso no es malo

A finales del año pasado empezaron a llegar al mercado las primeras CPUs intel Alder Lake. La 12ª generación de Intel Core presenta un nuevo socket, el cual por ahora no está soportado por el disipador de CPU DeepCool AK620, o al menos no lo vemos listado en su lista oficial de compatibilidades. Esto es importante, puesto que muchos entusiastas que querrían tener un disipador como este, de tal calidad y versatilidad, muy seguramente también quieran tener una CPU Intel Core Alder Lake.

Pero dichas CPus usan el nuevo socket LGA 1700. Ha pasado que con otras refrigeraciones líquidas, se envía a los usuarios un kit de montaje para que dicha refrigeración líquida no se eche a perder. Sin embargo, no vemos que sea este el caso del disipador de CPU DeepCool AK620 a día de hoy. ¿Significa esto que no lo recomendamos porque no sirve para CPus más modernas? Pues no es así, dado que el cambio de CPU requiere de un cambio muy sustancial que implica una placa base y hasta nueva RAM y solamente es para el entusiasta más dedicado.

Muchos aún usamos CPUs de hace varios que aún funcionan perfectamente. Ya sea porque el disipador que viene de serie empieza a fallar o porque queremos probar nuestros pies con el overclocking, un paso a un mejor disipador es necesario. Es en ese caso de uso es donde más vamos a recomendar el disipador de CPU DeepCool AK620.

Ahora bien, Deepcool puede fácilmente anunciar que va a seguir tónica de dar kits de adaptación a LGA 1700 para Alder Lake como las futuras Raptor Lake y enviar kits para adaptarlo al nuevo socket. De ser así, lo podríamos recomendar aún más por su bajo precio y extremadamente eficiente refrigeración y su facilidad de montaje.

  • Muy buen precio para sus prestaciones.
  • Un buen rendimiento.
  • La instalación resulta especialmente fácil.
  • Su propio tamaño. Es muy probable que en cajas más reducidas como la Mini-AtX o Micro-ATX no entre. Pero no serían ordenadores que precisen de un procesador que requiera de un disipador de este tamaño.
  • No es compatible con el socket LGA 1700 estrenado con los Intel Alder Lake.
  • Es posible que choque con algunas de las memorias más grandes.
  • En idle, la disipación de calior no es tan grande.

Disipador CPU DeepCool AK620 goza de tener una gran relación calñidad-precio basándonos en su disiopación de calor. Y resulta fácil de montar.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba