PC Games Hardware DP501 M

Analizamos la tarjeta gráfica AMD Radeon VII, la cual tiene problemas de consumo, temperatura, rendimiento y precio.

Recientemente se ha lanzado la tarjeta gráfica AMD Radeon VII. Esta nueva tarjeta gráfica se basa en la arquitectura Vega 20 que deriva del diseño GCN y con la nueva litografía de 7nm. Se ha lanzado como una solución exclusiva para la gama alta y es posible que sea la única que llegue hasta que esté lista la arquitectura Navi. La Radeon VII llega con muchos problemas, entre ellos un precio fuera de mercado, un rendimiento inferior al esperado, un consumo mayor que las Vega 10 y graves problemas de temperatura.

Esta tarjeta gráfica Radeon VII básicamente es una Radeon Instinct MI 50 lanzara para el segmento gaming. Una solución para salir del paso por parte de la compañía que necesitaba sacar al mercado algo que ‘compitiera’ con las NVIDIA RTX. Hablaremos en la review de varios problemas que nos hemos encontrado en esta gráfica.


ESPECIFICACIONES


  • Arquitectura: Vega 20
  • Litografía: 7nm
  • Tamaño DIE: 331mm cuadrados
  • Núcleos: 3840 Stream Processors
  • Computación FP32: 13.8TFLOPS
  • Frecuencia base: 1400MHz
  • Frecuencia Boost: 1750MHz
  • Memoria: 16GB HBM2
  • Bus de memoria: 4096bits
  • Ancho de banda: 1TB/s
  • Caché L2: 4MB
  • TDP: 300W

MEDICIÓN DE LA TEMPERATURA


Esta nueva tarjeta gráfica implementa un total de 64 termistores los cuales han sido colocados de manera estrategia por todo el silicio de la GPU. Los termistores ahora ofrecen una gran cantidad de datos, ofreciendo protección para el apagado en caso de sobrepasar el umbral máximo. Además de utilizarse para esto ahora permite regular y controlar la ventilación.

El software Wattman de AMD nos indicara dos tipos de temperatura. La primera será la temperatura media del silicio y la segunda del punto más desfavorable (Tº Junction). Hemos constatado que la gráfica sin carga o en reposo esta en 40ºC, mientras que a la mínima carga pasa los 80ºC y el Tº Junction indica 110ºC en el punto de silicio más desfavorable. Esto provoca que los ventiladores pasen de golpe a los 2.900RPM, lo cual genera un gran nivel de ruido, ya que el disipador de serie lleva tres ventiladores.

Supone esto un problema, ya que la gráfica tiene serios problemas para mantener las frecuencias estables fluctuando dependiendo de la temperatura del silicio. Esto genera un desequilibrio importante en el rendimiento, ya que debe mantenerse dentro de unos valores de seguridad.


EL GRAFITO


Algo bastante interesante es que esta tarjeta gráfica no utiliza pasta térmica como cabría esperar, sino que hace uso de una lámina de base de grafito. Esto en primer lugar es por el grosor de este material, mayor que el de la pasta térmica y permite que en las zonas donde de otro modo el contacto sería peor, se mejore. La transferencia térmica por tanto con este material es mejor.

Debemos tener en cuenta que la conductividad térmica de la típica pasta termica es de 0.7-0.9W/m·K, mientras que el caso de la lámina de grafito es de 23W/m·K (puede llegar a los 460W/m·K, según la pureza). Así que podemos decir que es una decisión muy acertada.

Tanto es así que hemos realizado un cambio entre la lámina de grafito y la pasta térmica. Al poner pasta térmica entre el DIE y el disipador lo que hemos conseguido es empeorar la cosa. Hemos intento hacer varios benchmark, entre ellos uno del Final Fantasy XV a una resolución 720p y calidad gráfica al mínimo y apenas cinco segundos después de empezar el test, se ha apagado el sistema.

Supone esto un serio problema. La lámina de grafito impide realizar cualquier mantenimiento, ya que no es un producto que se pueda encontrar en el mercado con facilidad. Debemos entender que no todas las láminas valen, ya que esta depende en gran medida de la pureza y la combinación de materiales usadas para su desarrollo.


¿DURABILIDAD?


Los problemas de temperatura que hemos detectado (al igual que todos los que han analizado la gráfica) nos llevan a preguntarnos cuál es la durabilidad de esta gráfica. El estrés térmico al que se somete el silicio y la adaptabilidad de las bolas de estaño de soldadura BGA sobre la PCB, ya que deberán soportar la variación térmica.

Debemos tener en cuenta que para eliminar la diferencia de altura y la separación del DIE y de las memorias, además de en teoría, contribuir en mejorar la conductividad térmica. Un cúmulo de factores que pueden terminar generado problemas con este silicio.

Ante todos estos factores, es posible que la durabilidad de este silicio sea limitada y aunque juguemos una media de tres o cuatro horas diarias, este estrés térmico es malo para esta gráfica.

Tarjeta grafica AMD RADEON VII FE 1024x681 - Review: Tarjeta gráfica AMD Radeon VII


CONSUMO


Sin lugar a dudas este es el punto más crítico. Pese a que la arquitectura Vega ha pasado de la litografía de 14nm en la Vega 10, a la litografía de los 7nm en el silicio Vega 20, nos encontramos con un problema importante en cuanto a consumo energético.

La Radeon VII tiene un consumo energético medio de 370W, pero en el Furmark esta tarjeta gráfica ha llegado a pasar los 420W. Hablamos de una gráfica que tiene un gran consumo energético pese a la reducción de nodo de transistor, lo cual nos hace pensar que algo no está funcionando correctamente en esta gráfica.

El consumo es muchísimo más grande que el de la RTX 2080, tarjeta gráfica contra la que debería de competir. Según los benchmark que hemos realizado a una RTX 2080, esta no llega nunca a los 300W, pero en el caso de la Radeon VII es muchísimo más ineficiente, lo cual es un aspecto altamente negativo.


COMPONENTES PARA LA ALIMENTACIÓN


Alimentar esta tarjeta gráfica no es algo sencillo y se requiere de una configuración y una combinación de componentes clave para su correcto funcionamiento. El primer elemento es un controlador de cinco fases VDDCR_GFX controladas por un Rectificador Internacional IR35217. Dispone de un multiplicador IR3599 por fase que se combinan con un sistema de 10 circuitos de conversión de voltaje tota.

Hace uso de 10 etapas de potencia integradas Infineon TDA21472, cada uno con un controlador de compuerta Buck síncrona, MOSFET de control y síncrono y diodo Schottky. El IR35217 es un controlador multifase que permite ofrecer un sistema de 6+2 fases con un segundo circuito que suministra voltaje parcial para el VDDCI_Mem. Se ha implementado un controlador de voltaje para este caso IR35401M con un PowIRstage más sencillo.

LEER MÁS
Review: Tarjeta gráfica MSI GTX 1080 Ti Gaming X

Tarjeta grafica AMD RADEON VII FE 02 1024x681 - Review: Tarjeta gráfica AMD Radeon VII

La parte de la memoria es algo más compleja. Cuenta también con un IR35217 para la generación de dos fases reales para alimentar los cuatro stacks de memoria HBM2 dentro del circuito VDDCR_HBM. Dispone de dos TDA21472s direccionados por el IR35217. El controlador también ofrece el VDDCI_SoC. Por el contrario únicamente genera una fase, que luego es duplicada por el IR3599 mediante dos convertidores de voltaje de desplazamiento de fase, cada uno con su propio TDA21472.

Se han diseñado circuitos con tensiones de 1.8V, 0.85V y 0.75V, los cuales se generan mediante controladores Buck más sencillos. Es interesante que AMD implemente en todos los rieles de 12V con elementos LC adecuados, algo que debería ayudar a suavizar los picos.


DATOS COMPLEMENTARIOS


Esta tarjeta gráfica tiene unas dimensiones de 268mm de largo, 115mm de algo y un grosor de 35mm y un peso total de 1.282Kg. El bloque de aletas de aluminio, la carcasa con los ventiladores y el backplate prácticamente pesan 1Kg.

El bloque del radiador cuenta con aletas orientadas de manera vertical y está atravesado por cinco heatpipes planos que parten desde una cámara de vapor central. Para ayudar en la disipación del calor se han dispuesto tres ventiladores de 75mm, los cuales tienen una abertura de 82mm.


BENCHMARK



CONCLUSIÓN


La AMD Radeon VII no la podemos catalogar como una tarjeta gráfica gaming porque es una Radeon Instinct MI 50 con el nombre cambiado para el mercado gaming. Es una gráfica absurdamente cara debido a que usa 16GB de memorias HBM2 a la que jamás le sacaremos rendimiento para gaming. Tiene gravísimos problemas de temperatura debido a que es un DIE compuesto de cinco partes y esto dificulta desarrollar una superficie plana que permita hacer buen contacto con el disipador y genera que en algunos puntos se alcancen los 110ºC, lo cual supone someter al silicio y las soldaduras a un gran estrés.

Si ejecutamos un juego dejamos de tener una tarjeta gráfica y pasamos a tener la turbina de un avión, ya que los tres ventiladores se ponen a funcionar al 100% y genera un ruido espantoso.

El principal problema es el consumo. Esta fuente de alimentación en picos pasa los 400W de consumo de calle, lo cual es un dato realmente preocupante. Sobre todo es preocupante si lo comparamos con la Radeon Vega 64 basada en la litografía de los 14nm. Esta nueva gráfica se basa en la litografía de los 7nm y aun así es incluso más ineficiente que las anteriores basadas en la arquitectura Vega. Vemos como el diseño GCN está más que obsoleto y es altamente ineficiente en cuanto a consumo, por lo que AMD se tiene que plantear que hacer en estos momentos.

Radeon fue una división buena, pero apostar por la división de procesadores y quitarle el 60% de presupuesto ha afectado al desarrollo de tarjetas gráficas que puedan competir con las soluciones de NVIDIA. Ahora mismo Radeon es un ente propio que necesita de al menos dos años (como paso con el desarrollo de Ryzen) para volver a ser competitiva a todos los niveles.

Para cerrar, no recomendamos bajo ningún concepto comprar esta tarjeta gráfica, ya que es la peor del mercado con diferencia. Si bien tiene aspectos positivos como un gran ancho de banda de memorias, para el gaming no sirve de nada, ni el ancho de banda ni los 16GB HBM2, ya que ningún juego le sacara partido.

36%
36%
Ineficiente

La nueva tarjeta gráfica AMD Radeon VII es un cúmulo de problemas que hacen evidente que la compañía actualmente no puede competir en el segmento de gráficas más allá de la gama media y que necesita una revisión en profundidad de su proceso de desarrollo y construcción de tarjetas gráficas

  • Consumo
    0.0
  • Temperatura
    0.0
  • Rendimiento
    5.0
  • Ventiladores
    4.5
  • Precio
    0.0
  • Memoria HBM2
    8.5
  • Overclocking
    0.0
  • Diseño
    8.9
  • Litografía
    9.0
  • Arquitectura
    0.0
  • User Ratings (5 Votes)
    5.9
Share.

About Author

Técnico Intermedio en PRL, Técnico Superior en Energías Renovables y en Desarrollo de Productos Electrónicos. Docente de Formación No Reglada. Exigente con el hardware y curioso por naturaleza. Kirchhoff, Maxwell y Thevenin mis maestros y mi pasatiempo el álgebra booleana. Igual te calculo el potencial eólico del viento para un panel fotovoltaico, que te calculo la generación solar de un aerogenerador... o algo así. Stargate es la mejor serie de la historia de la ciencia ficción y lo sabes.