Ir a la barra de herramientas
NoticiasSmartPhones

El Face ID de los iPhone X es un poco racista: tiene problemas para reconocer la cara de los chinos

Face ID no funciona bien en los iPhone X de Apple, al menos con los chinos, ya que una mujer desbloquea el terminal de una compañera de trabajo, sin parentesco alguno.

La salida al mercado del ‘revolucionario’ e ‘innovador’ iPhone X de Apple no ha traído más que dolores de cabeza a la compañía, ya que llegan con bastantes problemas a nivel de hardware, pero el ultimo problema detectado es casi un chiste. El nuevo terminal que cuenta con la carísima tecnología de reconocimiento facial tiene muchos problemas para identificar la cara de los usuarios, pero no de todos, solo de los usuarios chinos. Dicho problema es tan serio que la compañía se ha comprometido a devolver el dinero de manera completa a aquellos que quieran devolver el terminal.

Este problema ha sido detectado por una mujer de china, que le ha dejado su terminal a una amiga, quien lo ha desbloqueado con su cara, sin subterfugios de ningún tipo, mediante la tecnología Face ID. La compañía de la manzana mordida lleva tiempo presumiendo sobre que su tecnología de identificación de rostros es la más potente desarrollada e incluso se les ha ido la manita asegurando que ‘la tecnología de reconocimiento fácil de la competencia apesta’. Bueno, el de la competencia apestara, pero la del iPhone X es racista.

Han dicho desde la compañía de Cupertino, que la probabilidad de que una persona pueda desbloquear el terminal mediante el reconocimiento facial es muy remota, de 1 entre 1.000.000, mientras que con el Touch ID es de 1 entre 500.000. La mujer china ha dicho que la compañera de trabajo ha desbloqueado el iPhone X, pese a que ha realizado varias veces el escaneo fácil, para mejorar la seguridad. La mujer china, llamada solo Yan, llamo a Apple para informar del problema y el personal le aseguro incluso que eso era ‘imposible’, porque sencillamente era lo que decía el comunicado de prensa. Esta usuaria no admitió la respuesta y fue a la tienda de Apple para que los trabajadores verificaran lo ocurrido.

Tras varias pruebas, los empleados comprobaron que las mujeres podían desbloquear el iPhone X, independientemente de quien fuera el propietario. Inicialmente pensaron que sería un problema en el terminal, asi que le devolvieron el dinero. El problema está en que en un segundo terminal pasaba lo mismo. Este caso pasa unas semanas después de que un niño de 10 años en Estados Unidos, accediera al terminal de la madre, mediante la misma tecnología. Al final el terminal no resulta ser tan bueno y avanzado como han vendido o bien lo han desarrollado un poco racista.

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba