Ir a la barra de herramientas
Hardware

Intel desarrolla el chip Horse Ridge para ayudar en el escalado de los ordenadores cuánticos

El pasado año Bob Swan, CEO de Intel, reconoció que la compañía se había equivocado buscando el 90% del mercado de procesadores de consumo. Un cambio de rumbo que llega en un momento complicado de la compañía, precisamente, en el mercado de procesadores de consumo. Ahora la compañía acaba de anunciar un nuevo chip de control criogénico que ha sido denominado Horse Ridge.

Un procesador que ha sido desarrollado para impulsar el desarrollo de sistemas de computación cuántica. Estos nuevos procesadores han sido desarrollados por Intel Labs y QuTech. Esta última es una empresa conjunta de TU Delft y TNO (Organización de Investigación Científica Aplicada de los Países Bajos). Una solución que estará disponible para ordenadores cuánticos que sean comercialmente viables.

Intel Core i5-9400F procesador 2,9 GHz Caja 9 MB Smart Cache
  • Intel Core i5-9400F 4.1 Ghz Socket 1151 Boxed
  • Compatible con la memoria Intel Optane
  • Zócalos compatibles: FCLGA1151
  • Tecnología Intel Turbo Boost: 2,0

Intel crea un sistema de control para procesadores cuánticos

La compañía ha indicado que Horse Ridge puede controlar múltiples qubits al mismos tiempo. Esta es una característica básica para la construcción de sistemas informáticos cuánticos comerciales a gran escala. Intel cree que el mayor reto de la computación cuántica no es la producción de qubits. Según indican el mayor problema son las interconexiones y el control de la electrónica.

Actualmente los ordenadores cuánticos requieren de componentes electrónicos que tengan gran precisión. Esto se debe a que son sistemas complejos donde el más mínimo fallo puede generar un error. Otro de los problemas es el calor, necesitándose sistemas de criogenia para la refrigeración y así obtener el máximo rendimiento de los qubits.

LEER MÁS
Destiny 2 es capaz de correr en un equipo con un Intel Pentium G4560 y una NVIDIA GTX 1080 Ti

El mayor problema de los chips y ordenadores cuánticos es que deben estar cerca del cero absoluto, algo complicadísimo. Así Horse Ridge de Intel puede funcionar a 4º Kelvin (-269.15ºC), ligeramente alejado del cero absoluto. Otro de los problemas es que cada qubits debe controlarse de manera individual. Esto está impidiendo el escalado a cientos o miles de qubits para conseguir un buen rendimiento.

Por otro lado Horse Ridge usa una técnica de procesamiento de señales bastante compleja. Para reducir el cableado se traducen las señales a instrucciones en pulsos de microondas que manipulan los estados de los qubits. Gracias a esto se puede mejorar el diseño de los ordenadores cuánticos.

Intel Horse Ridge

Fuente: wccftech

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba