Si compras una placa base AMD X470 o B450 para los Ryzen 3000 y no arranca, la compañía te dejara un procesador, tras un proceso tedioso.

Lo mejor que tiene AMD, es que las placas base para sus procesadores ofrecen retrocompatibilidad. Esto no es más que cualquiera de las placas base soporta los nuevos procesadores actualizando la BIOS. Para los Ryzen 3000, las placas base X470 y B450 son una excelente opción para los usuarios. Estas placas son de buena calidad y como estan bajando de precio, se postulan para muchos como la ideal para su sistema.

El ‘problema’ de estas placas base es que sin actualizar la BIOS no arrancara con un procesador Ryzen 3000. Algunas placas base permite actualizar sin necesidad de tener un procesador instalado, pero son una porción del total. El resto requiere de un procesador. Para solventar este problema AMD ofrece un procesador en préstamo.

AMD te presta un procesador para que actualices la BIOS.

Todos los usuarios que quieran, pueden pedir a AMD un procesador prestado. La compañía nos hará llegar un Athlon 200GE, que deberemos devolver, junto con un disipador. Este ‘kit de arranque’ permite iniciar el sistema y llegar a la BIOS. Una vez allí ya podremos actualizar la BIOS a la versión compatible con los Ryzen 3000. Tras esto ya podremos instalar nuestro nuevo procesador.

Una solución es que la propia tienda nos actualice la BIOS. Por ejemplo, Coolmod ofrece esta posibilidad, por un pequeño coste. Hay otras soluciones más peregrinas, como comprar un procesador Ryzen 2000 en Amazon y tras actualizar, devolverlo.

LEER MÁS
Filtradas las especificaciones de las RX 500 Series y benchmark donde no salen las RX 400 Series y las NVIDIA GTX 1000 Series

Si quieres seguir el cauce de AMD, debemos realizar una solicitud. Debemos adjuntar una foto del procesador Ryzen 3000 y de la placa base con chipset 400 Series, donde se debe ver el número de serie. Además, debemos también adjuntar las facturas de los productos. También debemos solicitar un resumen o copia de un mail u otra comunicación con el fabricante de la placa base. Este debería indicar que el sistema con el Ryzen 3000 no chuta, indicando que necesitamos un procesador ‘viejo’ y actualizar la BIOS.

Dicho proceso es un coñazo altamente infumable y lentísimo. Si nos lo aprueban, se nos mandara el Athlon 200GE a nuestra casa. Tendremos diez días hábiles tras haber sido recibido. Vale la pena pagar que perder el tiempo en un millón de vueltas.

Share.

About Author